edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
16/08/2011

El madridismo ya profesa el ‘mouriñismo’

Antonio Cubero
En el arranque de su segunda temporada como responsable técnico de la primera plantilla del Real Madrid, ni el periodo vacacional, ni que el Real Madrid esté mucho más cerca del Fútbol Club Barcelona, ni el ver colmadas sus ambiciones en el capítulo de fichajes, ni su irresistible ascensión en el organigrama de la Casa Blanca con su recién estrenado cargo de mánager deportivo, tras haberse cargado a su oponente Jorge Valdano como mano derecha de Florentino Pérez, han sido argumentos de peso suficientes para que haya cambiado el discurso de José Mourinho en contra del colectivo arbitral con su obsesiva mentalidad persecutoria de que los colegiados ayudan al Barcelona en detrimento del Madrid.

Porque si algo ha demostrado este partido es que nada ha cambiado salvo que, lamentablemente, Mourinho ha conseg

Mourinho, que el día anterior se había dado un baño de masas con una sesión de entrenamiento a puerta abierta en el Bernabéu y cuando parecía que íbamos a disfrutar de un nuevo hombre más coherente, el portugués volvió a las andadas este pasado domingo al término del primer partido de la Supercopa entre su equipo y el Barcelona al pasarle el muerto de atender a los medios de comunicación a su segundo, Aitor Karanka para desarrollar un auténtico papelón solamente entendible y defendible cuando la necesidad acucia el bolsillo y la autoestima es algo más que subterránea.

Eso sí, el joven técnico vasco salió aleccionado, como siempre que se ha visto obligado a dar la cara, y lanzó por boca de su ‘jefe’ los primeros dardos en contra del colectivo arbitral con el mensaje de la pasada campaña -- los árbitros ayudan al Barcelona— que tanto daña la imagen de un club como el Madrid y del que la UEFA también tomó buena nota con sanciones para la entidad y el portugués.

Nadie puede negarle a Mourinho que el árbitro Teixeira Vitienes no señaló un penalti de Valdés a Cristiano en el minuto 82 del encuentro, con 2-2 en el marcador. Un lance que se produjo tras un centro de Callejón, el portero culé despejó el balón dejando el rechace para Cristiano. Sin embargo, el portugués no pudo llegar al balón ya que Valdés le metió la mano entre las piernas, desequilibrándole y cometiendo penalti.

Pero Mourinho es posible que ya habría metido la cabeza bajo el ala de quien sólo quiere ver la paja en el ojo ajeno para no denunciar públicamente que poco después, el colegiado tampoco vio la pena máxima en una entrada de su defensa Marcelo a Pedro. El extremo del Barça se internó en el área madridista y cuando se disponía a tirar a puerta el lateral brasileño se lo impidió haciendo penalti.
Por supuesto que Mourinho ni su ayudante Karanka, --aunque la opinión de éste no parece que tenga valor alguno para su ‘jefe’—también cerraron los ojos ante las reiteradas faltas de dos de sus jugadores, Pepe y Khedira, que muy bien pudieron haber tomado camino de la ducha antes del pitido final.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...