edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
07/02/2017

El ministro de Finanzas alemán Schauble desvía los ataques del equipo de Trump hacia Mario Draghi

El alto cargo alemán responde a las críticas por el superávit comercial del país culpando al BCE
Carlos Schwartz
El ministro de Finanzas alemán Wolfgang Schäuble culpó al Banco Central Europeo (BCE) por un tipo de cambio para el euro “demasiado holgado” para las necesidades de su país. La semana pasada Peter Navarro, el máximo asesor presidencial en materia de comercio exterior para el presidente de Estados Unidos Donald Trump, afirmó en declaraciones periodísticas que Alemania explotaba a sus socios comerciales por la baja cotización del euro, moneda que calificó como “un marco alemán implícito”. Navarro calificó a Alemania como uno de los principales obstáculos para un acuerdo con la Unión Europea al mismo tiempo que declaró muerto al controvertido TTIP. Schäuble desvió el tiro de Navarro hacia el Banco Central Europeo responsable de la política monetaria de la zona del euro afirmando que la política de expansión monetaria y los bajos tipos de interés eran responsables de la pérdida de valor del euro. El ministro de Finanzas del gabinete presidido por Angela Merkel fue un poco más allá en su defensa señalando que había tomado el compromiso ante Mario Draghi -presidente del BCE- de no criticar en público la política del banco emisor pero que no estaba dispuesto a asumir responsabilidades que no eran de su competencia.
El alto funcionario señaló que el banco emisor de la zona del euro hace una política para todos los estados miembros y no una específica para cada estado. La realidad es que Alemania se ha quejado de forma indirecta y directa por el tipo de cambio del euro y los riesgos del renacimiento de la inflación en la zona de la moneda común apuntando a la política practicada por el BCE para inyectar liquidez al sistema financiero europeo y deprimir los tipos de interés con el objetivo de alentar la actividad económica en la zona.

El ángulo monetario pone de relieve al alineamiento internacional de las monedas como parte de la panoplia ofensiva de la administración Trump. En unas declaraciones separadas Trump ya utilizó el argumento monetario para atacar a China y Japón ante ejecutivos del sector farmacéutico de su país afirmando que la manipulación del tipo de cambio por parte de ambos países estaba destinado a debilitar la posición competitiva de Estados Unidos. Merkel ya esbozó una respuesta a las afirmaciones de Navarro durante una reciente visita a Suecia durante la cual afirmó que la política monetaria de la zona del euro era una atribución del BCE y que su Gobierno respetaba la independencia del banco emisor. Pero esta vez Schäuble -que tal como dijo se había comprometido a no criticar en público al BCE- no pudo resistir la oportunidad y decidió coincidir con las críticas pero desmarcarse de ellas.

La actual paridad del euro es demasiado holgada para las necesidades de Alemania y este tipo de cambio de la moneda común es el que está hinchando los ingresos de la balanza comercial germana, afirma el ministro pero añade una salvedad: eso no es culpa del Gobierno de Alemania, es culpa de Mario Draghi. Así que Schäuble ha decidido transformarse en portavoz indirecto de las críticas de la administración Trump para atacar a la política del BCE. El ministro de Finanzas de Angela Merkel ha criticado de forma continuada en diversas oportunidades la política monetaria del BCE desde que este decidió implementar el programa de compra de activos.

Schäuble por su cuenta también señaló que Alemania no puede fijar el tipo de cambio de la divisa común y admitió no ser un “ardiente entusiasta de las políticas del BCE” que han contribuido a la debilidad del euro. De acuerdo con los datos del instituto económico alemán Ifo el superávit comercial de Alemania en 2016 se acercó a los 300.000 millones de dólares superando el excedente previsto para China en unos 50.000 millones y convirtiendo a aquél país en el titular del superávit más grande del mundo para el año pasado. Los datos han despertado críticas no sólo de la administración Trump sino también de Bruselas en la medida que otras naciones del espacio europeo consideran necesario que el Gobierno de Merkel modifique su política fiscal para alentar el gasto interno como forma de alentar las importaciones alemanas del resto del mundo en particular de la zona del euro cuyos miembros constituyen sus socios naturales directos.

Sin embargo, el problema de como se redistribuye el superávit alemán es un asunto que la Unión Europea considera un cuestión interior. De acuerdo con el análisis de varios institutos económicos europeos en cualquier caso el fortalecimiento del dólar está directamente vinculado a la política de la Reserva Federal y sus incrementos de tipos de interés, y por lo tanto una redistribución del superávit alemán muy difícilmente va a beneficiar a Estados Unidos por el efecto de la paridad del dólar sobre los precios de importación.

Trump calificó en enero a la UE de un vehículo para el beneficio de Alemania lo que ha irritado profundamente al mundo político germano. La respuesta de Schäuble cargando las tintas sobre el BCE pone al descubierto la intensa carga política que tiene este debate. La coalición conservadora CDU-CSU encabezada por Merkel es víctima de la fuerte presión del ascendente partido de derechas Alternativa por Alemania que aspira a una modificación del bloque del euro tal cual existe, además de oponerse a la política migratoria. El tema de los bajos tipos de interés de la zona euro además los abastece de un terreno fértil para atacar a la política del Gobierno porque los ahorradores alemanes se ven afectados por el bajo rendimiento de sus inversiones. Es por ello que recientemente Schäuble la emprendió contra las políticas del BCE señalando que eran responsables del 50% de los votos obtenidos por Alternativa por Alemania.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...