edición: 2351 , Viernes, 24 noviembre 2017
25/08/2011

El nuevo madridismo está a muerte con Mourinho

Antonio Cubero
Está visto que el madridismo -aunque quizá sea más correcto decir el nuevo madridismo más forofista- está a muerte con José Mourinho. Así se lo demostró anoche con sus vítores de apoyo y las muchas pancartas –caseras unas y oficialistas otras, con leyendas como “Tu dedo nos señala el camino” o “Nuestro apoyo es inquebrantable”— que poblaban las gradas del Bernabéu con motivo de la celebración del trofeo en memoria del recordado presidente. Y es que este madridismo de nuevo cuño surgió con la llegada de Mourinho quiere guerra. Ha encontrado en el técnico portugués el hombre capaz de plantar cara a los dos mandamases del fútbol continental, Ángel Villar y Michael Platini, considerados desde hace algún tiempo como enemigos público números uno del Real Madrid y principales benefactores con sus árbitros de las triunfantes campañas del Fútbol Club Barcelona.

Mourinho es un tipo listo. Se las sabe todas en esto del fútbol. No tiene reparo alguno en transgredir las normas establecidas con tal de hacer valer sus razones. Tanto como para convertir en suya la noche de la presentación oficial del Madrid. Aprovechó la ocasión para desmentir una noticia inexistente – la que anunciaba su intención de abandonar el banquillo blanco—para enarbolar la bandera del anti barcelonismo que tan profundamente ha arraigado entre los nuevos seguidores madridistas. Una nueva religión bajo la doctrina belicosa del ‘mourinhismo’ que tan dañina puede resultar en manos de los descerebrados que siempre hay de todos los signos.  Ya ha logrado que quienes le critican sean tachados de anti madridistas.

Sabe bastante bien el técnico portugués que la gran mayoría de la masa social le considera el mejor entrenador del mundo y, por lo tanto, el más capacitado para destronar al Barça de su supremacía actual aunque sea ganando a cota de la pérdida de imagen y prestigio de un club que siempre ha pretendido hacer de su historia un signo de distinción. Pero por encima de este madridismo que Mourinho considera añejo y en desuso, es consciente de lo frustrado y harto que está el nuevo madridismo por el amargor de la derrota, y de años de sentimiento derrotista.
Anoche, Mourinho no sólo salió airoso con el triunfo de su equipo ante el Galatasaray (2-1), sino que también  se fue a dormir como vencedor sobre eso que él ha bautizado como 'pseudomadridismo', que es el madridismo de ciento y pico años de historia, el de los valores inculcados por personas como Bernabéu, Saporta, Calderón, Domínguez, De Carlos.., el de 'cuando pierden dan la mano'. Y este señorío Mourinho no lo ha mamado. Ni tampoco lo quiere. Y por cierto, en las próximas horas puede haber ‘sarao’ a la vista entre Mourinho y Casillas. Ya lo verán…

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...