edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
09/06/2011

El número de procesos de ejecución hipotecaria comienza a descender en 2011

La crisis seguirá demandando profesionales del Derecho laboral, procesal o mercantil
Crece el número de desahucios y concursos, y se reducen los monitorios
Javier Ardalán

Más desahucios, declaraciones de concurso y despidos se traducen en más trabajo para algunos profesionales del derecho. Los abogados dedicados a ramas como laboral, procesal o mercantil cotizan al alza a raíz de la crisis y, según las últimas estadísticas hechas públicas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), parece que la situación promete mantenerse en los mismos términos durante algún tiempo. Como dato positivo, se reduce el número de casos abiertos por ejecuciones hipotecarias y embargos, y también los procesos monitorios. Las cifras de la crisis en el plano judicial revelan que la economía española se encuentra lejos de la recuperación y reafirman el mapa profesional que, desde 2008, se comenzó a imponer para los abogados. Como novedad, el mayor aumento de la litigiosidad, según recoge el informe “La justicia dato a dato” -relativo al pasado ejercicio y publicado por el CGPJ- se dio en el caso de los desahucios.

 En total, se trataron durante el primer trimestre de 2011 un total de 15.491 asuntos –máximo histórico-, lo que representa un incremento del 36,3 por ciento con respecto al año anterior. Le siguen las declaraciones de concurso de acreedores, que crecieron un 10,9 por ciento durante el mismo periodo, dando fe de la difícil situación que atraviesa el tejido empresarial.

Pero no todo son desgracias. El dato de embargos y ejecuciones hipotecarias, dos de los asuntos que más preocupan a la opinión pública y cuyas consecuencias resultan más dramáticas para los afectados, se ha reducido considerablemente durante los tres primeros meses del año. Los tribunales han conocido un un 31 por ciento menos de procesos relacionados con embargos, y las ejecuciones hipotecarias, las grandes protagonistas del debate social en los últimos meses, han dado lugar a un 21 por ciento menos de casos.

Por su parte, los monitorios, procesos pensados para el cobro rápido de deudas vencidas y exigibles por una cuantía no muy elevada, descienden un 10,3 por ciento. Una cifra muy positiva si se tiene en cuenta que, rescatando los informes del CGPJ de años anteriores, se observa que entre 2007 y 2008 –coincidiendo con el comienzo de la crisis- el número de procesos de este tipo creció un 53,6 por ciento. La misma línea se siguió durante 2009 –un 32,6 por ciento más de casos que en 2008-, aunque durante 2010 trajo de la mano una importante reducción que, sin embargo, no llegó al dato negativo de este año: se dieron un 4,5 por ciento más de asuntos con respecto a 2009.

La situación parece mejorar, al menos en cuanto a la carga de los tribunales, en el caso de los procedimientos por despido. En total, 30.444 nuevos asuntos se han presentado hasta marzo de este año, lo que supone una pequeña mejora con respecto a 2010, según el Poder Judicial.
 
Una cifra que, sin embargo, no hará descender a corto plazo el auge que han experimentado en estos años los abogados laboralistas, especialmente los expertos en EREs, que fueron los grandes protagonistas de 2010 y de ejercicios anteriores. No en vano según la Guía Salarial 2011 de Hays –empresa especializada en reclutamiento de personal-, durante esta etapa de reestructuraciones y fusiones, los laboralistas se han convertido en uno de los pocos sectores que ha visto crecer su valoración salarial. Abogados de litigios –con marcado perfil comercial-, o especializados en Derecho de la energía –a raíz de nuevas normativas estatales reguladoras del sector energético- también han experimentado un gran auge, aunque en este caso no haya habido crisis de por medio.

En medio de una lenta recuperación, todo indica que las ramas más beneficiadas con la crisis -mercantil, fiscal, procesal o laboral- seguirán teniendo el mismo peso durante este año, a lo que se añade que, según las previsiones del CGPJ, no hay que descartar que la situación actual pueda convertirse en algo estructural en lugar de transitorio.
 
Mientras, hasta que se vuelva a generar empleo y se comience a absorber el stock de viviendas, habrá que seguir atendiendo a esta estructura, en la que el gran perjudicado es el Derecho urbanístico, un sector altamente desvalorizado en plena crisis de la burbuja inmobiliaria. En cuanto a los divorcios, los últimos datos del INE no resultan alentadores para los profesionales de esta rama. Durante 2009 se produjeron un 10,7 por ciento menos de rupturas matrimoniales que en el año anterior, y la estadística indica que, de momento, el ahorro y la hipoteca seguirán uniendo a los dudosos hasta que vuelvan los buenos tiempos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...