edición: 3058 , Jueves, 1 octubre 2020
15/01/2014
LA OREJA DE LARRAZ

El pacto entre empresa y trabajadores para mantener vigente el convenio colectivo hasta aprobar uno nuevo impide al empresario derogarlo

Javier Ardalán

Si en el convenio extraestatutario se pactó expresamente que se mantendría vigente hasta que se firme el siguiente, habrá que estar a lo expresamente pactado, por lo que se anula la decisión empresarial de derogarlo, según establece una importante sentencia de la Audiencia Nacional, de 27 de noviembre de 2013.

La ultractividad de los convenios colectivos, la extensión de la vigencia una vez finalizado el plazo pactado por empresa y trabajadores, ha generado una ardua polémica tras su desaparición en la reforma laboral de 2012. El vencimiento de muchos de estos convenios y la falta de acuerdo ha generado situaciones muy confusas, que los tribunales están interpretando.

Los convenios extraestatutarios son convenios colectivos de eficacia limitada, que se negocian fuera del procedimiento y la tramitación establecidos en el Estatuto de los Trabajadores, que tienen fuerza vinculante, pero limitada a las relaciones individuales de trabajo de los trabajadores y empresarios afiliados y asociados a las organizaciones que los han firmado.

Estima el ponente, el magistrado Ricardo Bodas Martín, que si en el convenio extraestatutario se pactó expresamente que se mantendría vigente hasta que se firme el siguiente, habrá que estar a lo expresamente pactado, por lo que se anula la decisión empresarial de derogarlo.

Acreditada su naturaleza jurídica extraestatutaria, el convenio no despliega efectos normativos, pero si obliga a cumplir en sus propios términos lo pactado por las partes, a tenor con lo dispuesto en el artículo 1258 del Código Civil. Por consiguiente, probado que la empresa se comprometió a mantener la vigencia de todos los artículos del  convenio hasta que se firme el siguiente, se hace evidente que la comunicación de por la que derogó expresamente el  convenio, vulneró lo dispuesto en los artículos 1256 y 1258 del Código Civil, por lo que procede anular la medida y reponer a los trabajadores en las condiciones anteriores a la aplicación de la citada medida.  Por lo demás, es criterio reiterado y pacífico en la jurisprudencia, que los  convenios colectivos extraestatutarios no despliegan ultractividad, de manera que no les es aplicable lo dispuesto en el artículo 86.3 del Estatuto de los Trabajadores (ET).

Esta conclusión no comporta, como denunció enfáticamente la empresa, la petrificación del convenio, por cuanto nada impide, de concurrir las causas del art. 41.1 del ET, modificar o suprimir algunas o todas sus condiciones por el procedimiento regulado en el apartado cuarto de dicho artículo, pero lo que no es posible en derecho es que la empresa modifique unilateralmente los compromisos contraídos libremente con sus trabajadores. En la demanda de conflicto colectivo se solicitaba la nulidad de la decisión empresarial de derogar el convenio de empresa al haberse agotado su plazo de ultractividad.

Previamente se examina la excepción de falta de agotamiento de la vía previa alegada por la Empresa y se desestima porque no es posible acudir previamente a una comisión paritaria que no existe. Respecto al fondo del asunto, acreditada la naturaleza jurídica extraestatutaria del Convenio, éste no despliega efectos normativos, pero si obliga a cumplir en sus propios términos lo pactado por las partes.

Por consiguiente, probado que la Empresa se comprometió a mantener la vigencia de todos los artículos del convenio hasta que se firme el siguiente, se hace evidente que la comunicación por la que derogó expresamente el convenio, vulneró lo dispuesto en los arts. 1.256 y 1258 del Código Civil (CC), por lo que procede anular la medida y reponer a los trabajadores en las condiciones anteriores a la aplicación de la citada medida.

Por lo demás, es criterio reiterado y pacífico en la jurisprudencia, que los convenios colectivos extraestatutarios no despliegan ultractividad, de manera que no les es aplicable lo dispuesto en el artículo 86.3 del ET.

Dicha conclusión no comporta, como denunció enfáticamente la empresa, la petrificación del Convenio, por cuanto nada impide, de concurrir las causas del artículo 41.1 del ET, modificar o suprimir algunas o todas sus condiciones por el procedimiento regulado en el apartado cuarto de dicho artículo, pero lo que no es posible en derecho es que la empresa modifique unilateralmente los compromisos contraídos libremente con sus trabajadores.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...