edición: 2804 , Lunes, 16 septiembre 2019
14/11/2014

El panel de analistas encuestados por el BCE considera que la inflación seguirá en mínimos en Europa

El anuncio de la caída del 0,1% en el índice precios general en España en línea con las expectativas
Carlos Schwartz

El panel de analistas encuestados por el Banco Central Europeo (BCE) de forma trimestral sobre expectativas económicas futuras ha vuelto a echar un jarro de agua fría sobre la tasa de inflación que considera que no superará este año el 0,5% promedio en la zona del euro en la Unión Europea (UE). La previsión anterior en agosto fue dos décimas superior con el 0,7% ahora revisado. Para 2015 el panel de encuestados apuesta por el 1% de aumento de precios y para 2016 fija como previsión el 1,4%. Las previsiones en su conjunto permanecen de forma significativa por debajo del objetivo de inflación del BCE cercano al 2%, lo que equivale a decir oscilaciones en torno al eje del 2% que considera una tracción razonable para la actividad económica.

“El problema es que la deflación supone una amenaza para los ingresos de las familias siempre en tensión a la baja por los ahorros empresariales, una mayor carga de la deuda que no se diluye, y esto vale también para la deuda del estado que en un horizonte ideal genera ahorros cuando hay inflación”, señala una fuente de medios financieros. Recién se espera una aproximación a los objetivos del BCE en el plazo de cinco años con el 1,8% pero esta es una revisión a la baja de la anterior estimación de 1,9% en agosto para ese plazo.

Funcionarios del BCE apuntaban que la tendencia a una menor inflación se manifiesta a pesar del debilitamiento del euro frente al dólar y a la expansión del balance del banco. Sin embargo alientan la idea que la caída sea coyuntural y el escenario mejore en el medio plazo. Pese a ello hay un núcleo de analistas cuyo escepticismo frente a los estímulos centrales es pertinaz porque los consideran “escasos”. Por su parte el presidente del Bundesbank, Jens Weidman, señaló respecto de los resultados de la encuesta publicada por el BCE que un prolongado estancamiento de la inflación es “un reto inmenso” pero rechazó la posibilidad de que dentro de la UE se registre una deflación, es decir una caída generalizada de precios. La tasa interanual de inflación en octubre en la eurozona fue del 0,4% una décima por encima del resultado de septiembre. En España, en línea con este comportamiento la inflación en octubre de acuerdo con los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) fue del -0,1% en tasa anual lo que representa una décima más que en septiembre, mientras que el incremento mensual fue del 0,5%.

La tasa interanual en Francia para octubre subió al 0,5% del 0,4% de septiembre, en Irlanda el país con crecimiento más fuerte de la zona del euro fue del 0,7 en tasa interanual en octubre, mientras en España octubre fue el quinto mes consecutivo de retracción de la tasa interanual. El crecimiento de la inflación anual en octubre en Alemania fue del 0,7%. Los analistas encuestados consideran que las bajas tasas de inflación se han reforzado por la caída del precio del petróleo, la debilidad de la actividad económica, las malas expectativas de los consumidores, y la incertidumbre política en Ucrania y Medio Oriente.

Pero en materia de probabilidad tampoco manifiestan temor a la deflación y en todo caso prevén  un lento crecimiento de la inflación. El BCE tiene previsto incrementar su balance hasta 1,2 billones de euros es decir el equivalente de sus activos. Pero si esta medida no fuese suficiente su presidente, Mario Draghi, ha señalado que el consejo de la entidad podría aprobar la compra de deuda soberana, medidas que confía que puedan incentivar la actividad económica, punto de vista que el Bundesbank no parece compartir. El panel está formado por 61 economistas que incluyen académicos y expertos que trabajan en el sector privado y público.

Las expectativas en torno a la inflación de los miembros del panel encuestados están en línea con  sus expectativas de crecimiento del producto interior bruto (PIB) en la zona del euro que se ha reducido en la encuesta realizada a finales de octubre. La estimación para 2014 ha caído en 0,2 puntos al 0,8% y en 0,3 para 2015 con un 1,3%. La previsión para 2016 cayó en 0,2 puntos quedando en el 1,5%. Las revisiones han concitado una fuerte convergencia de las opiniones con un 90% de los encuestados coincidiendo en la caída del ritmo del crecimiento del PIB en años sucesivos respecto de las previsiones un mes antes. Es decir que se registra un agravamiento de las condiciomnes de acuerdo con los profesionales encuestados no sólo en lo tocante a la inflación sino también en el crecimiento del PIB.

En materia de opinión cualitativa el panel del PIB señaló que la evidencia de un crecimiento por debajo de las expectativas en el segundo y tercer trimestre de este año están en la base del escepticismo respecto del PIB, la persistencia de una caída en la confianza empresarial en algunos países de la zona, y un punto de vista más pesimista para las exportaciones de la región. La encuesta de este trimestre incluyó una pregunta nueva referida a si la reciente caída de la actividad económica era un acontecimiento coyuntural o si representaba una tendencia persistente de caída de la actividad. La mayoría calificó el deterioro reciente de la actividad económica como un fenómeno temporal, pero pese a ello las respuestas referidas a la actividad básica más débil de las economías de la zona del euro refleja en parte el efecto de las tensiones políticas más recientes sobre la confianza empresarial y la actitud de esperar y ver respecto del futuro.

Las previsiones del panel para el PIB son de crecimiento escaso incluso en el medio plazo. Las expectativas para 2019 se sitúan en el 1,7% con una rebaja del 0,1% respecto de la encuesta anterior. El BCE señala que la tendencia a la baja de la inflación tal como se refleja en el índice de precios al consumo en la zona del euro ha obligado al conjunto de los analistas privados y a las instituciones a hacer revisiones a la baja de sus pronósticos. El banco hace un balance de las sucesivas revisiones en 2013 y 2014 señalando que obedecen en general a un comportamiento distinto en cada año de los precios de los alimentos y de la energía, pero que en cualquier caso indican tasas por debajo de las expectativas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...