edición: 2455 , Jueves, 26 abril 2018
14/03/2011

El Parlamento Europeo estima que el Impuesto sobre las Transacciones Financieras recaudará 200.000 millones de euros anuales

Xavier Gil Pecharromán
El Parlamento Europeo estima que el Impuesto sobre las Transacciones Financieras (ITF) podría generar ingresos cercanos a los 200.000 millones de euros anuales en la UE y a los 650.000 millones de dólares a nivel mundial, por lo que acaba de aprobar su apoyo a esta medida. Entiende que, si bien recientemente se han realizado importantes progresos tanto en lo que se refiere a la regulación como a la supervisión comunitaria, se echa de menos la dimensión de la política fiscal en la estrategia de la UE con respecto al sector financiero. Asimismo, Rechaza que el desplazamiento de las transacciones puramente especulativas a otras jurisdicciones como consecuencia de la imposición de este tributo, no sólo tendría escasos efectos perjudiciales, sino que podría contribuir a aumentar la eficacia del mercado, aunque también destaca que no deben condenarse todas las acciones consideradas especulativas, pues algunas formas de asunción de riesgos pueden reforzar la estabilidad de los mercados financieros de la UE.

También ha solicitado a los dirigentes del G20 que aceleren las negociaciones para llegar a un acuerdo de mínimos sobre este impuesto a nivel mundial, y que fijen orientaciones sobre el destino de estas diferentes modalidades de imposición, que para el Parlamento Europeo podrían destinarse a apoyar el desarrollo sostenible.

En sus conclusiones, la Eurocámara calcula que un ITF con un tipo reducido, con su amplia base imponible, podría constituir una contribución sustancial del sector financiero para subvenir a los costes de la crisis y contribuir a la sostenibilidad de las finanzas públicas. La medida es concebida como una forma de reducir la especulación y mejorar la seguridad del sistema financiero. También, considera que mejoraría el funcionamiento de los mercados al reducir la especulación y contribuiría a financiar bienes públicos mundiales y a reducir los déficits públicos.

Los parlamentarios coincidieron en los debates que la introducción de un ITF podría contribuir a la lucha contra los modelos de negocio altamente perjudiciales en los mercados financieros, como algunas estrategias a corto plazo y la negociación automatizada de alta frecuencia, así como a frenar la especulación; destaca que, con ello, este impuesto podría mejorar la eficacia los mercados, aumentar la transparencia, reducir la excesiva volatilidad de los precios, y crear incentivos para que el sector financiero invirtiera a largo plazo en proyectos que generaran valor añadido para la economía real.

Como argumentos para la imposición de esta nueva figura tributaria, los eurodiputados mantienen que el sector financiero se encuentra sometido a una presión fiscal reducida, en particular debido a que no se recauda el IVA en la mayor parte de los servicios financieros, y por ello, reclama la adopción de medidas de financiación innovadoras que recauden un mayor volumen de recursos en este sector y contribuyan a desplazar la carga fiscal que recae actualmente sobre los trabajadores.

El perjuicio financiero causado por la evasión y el fraude fiscal en Europa se calcula entre 200 000 y 250 000 millones de euros al año; considera, por tanto, que la reducción de los niveles de fraude fiscal contribuiría a reducir el déficit público sin necesidad de aumentar los impuestos; señala, en este contexto, que la financiación innovadora debe revitalizar los esfuerzos de los Estados miembros, la UE y la comunidad internacional para luchar contra la evasión de impuestos y el fraude fiscal, así como contra otras formas de fuga ilícita de capitales con importantes repercusiones presupuestarias.

Por otra parte, el Parlamento comunitario ha aprobado una moción en la que apoya la idea de emitir bonos europeos comunes para financiar las importantes necesidades de infraestructuras y proyectos estructurales europeos en el marco de la Estrategia comunitaria 2020 y en la perspectiva de las nuevas estrategias anunciadas por la UE, como la nueva estrategia de desarrollo de la infraestructura energética y otros grandes proyectos.

En sus conclusiones, los europarlamentarios opinan que los bonos europeos garantizarían las inversiones necesarias y generarían la confianza suficiente para que los grandes proyectos de inversión atrajeran el apoyo necesario, convirtiéndose así en un mecanismo importante para el máximo aprovechamiento de las ayudas públicas; recuerda que, con el fin de ofrecer a Europa una base sostenible, estos proyectos también deben contribuir a la transformación ecológica de nuestras economías, allanando el camino para una economía libre de carbono.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...