edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
27/06/2012

El partido más importante de la vida de La Roja

Antonio Cubero
Ni Real Madrid ni Fútbol Club Barcelona. Ni rencores de pasados clásicos ni egos de cracks. Ni jugadores que aún no saben lo que es jugar un minuto en esta Eurocopa. Nada los desune. Jamás había habido tan buen rollo entre los jugadores de la selección española de fútbol. Un secreto a voces que nos hace abrigar fundadas esperanzas de que esta noche ante Portugal, en el Donbass Arena de Donetsk, podamos estar tranquilos con una selección que, salga quien salga en el once titular, haya nueve puro o nueve falso, con o sin extremos, con Plan A o Plan B, es un equipo envidiado por todo el mundo por su juego y preparado para defender el título de campeón europeo.

En un torneo corto como la fase final de la Eurocopa el resultado se impone al espectáculo. No se regala nada. Se dice, incluso, que entraña más dificultad que un Mundial para alcanzar el premio de la final. De ahí que en este certamen futbolístico de Polonia y Ucrania se haya llegado a unas semifinales con dos partidos con carteles de finales anticipadas: Portugal-España y Alemania-Italia. El no va más en este deporte que concita la máxima expectación en el planeta con dos selecciones históricas a nivel mundial como la alemana y la italiana, y un duelo ibérico con tintes de revancha entre el actual campeón europeo y mundial, La Roja, y una escuadra portuguesa que hasta ahora sólo se ha quedado a la orilla de la gloria de un título.

Hay que confiar en España y en el estilo que le ha encumbrado a la cima. Está a un paso de jugar su tercera gran final consecutiva y a un partido para lograr el que sería un histórico `triplete´ no logrado por ninguna otra selección al encadenar Eurocopa-Mundial-Eurocopa. Para soñar con este objetivo, la selección española tendrá que dejar hoy en la cuneta a la peligrosa y crecida Portugal, liderada de la mano de un voraz Cristiano Ronaldo, `hambriento´ de revancha y empeñado en sumar adhesiones en su carrera por el Balón de Oro en la dura pugna que mantiene con el barcelonista Leo Messi.

Vicente del Bosque asegura que “estamos ante el partido más importante de nuestra vida”. Por encima de todo el objetivo es llegar a la final de Kiev. Está convencido de que el trabajo dará los frutos deseados, aunque es consciente y sabedor (lee y escucha diariamente cuanto se dice de la selección) de que en el entorno de la Roja hay debates sobre el juego del equipo, que abusa de la posesión del balón, pero que adolece de falta de profundidad y pegada ante la portería contraria. Pero queramos o no, es conveniente seguir fieles al estilo de esta selección envidiada e imitada en el mundo y porque hasta ahora nunc a nos ha defraudado. Una forma de concebir el fútbol que parece que sólo aburre y disgusta a los agoreros endemoniados de siempre. 

O de los descerebrados por los que la UEFA ha abierto un expediente disciplinario a la Federación Española por el comportamiento inapropiado y los cánticos racistas dirigidos al delantero italiano Mario Balotelli, de piel negra. Además, la delegación del combinado transalpino denunció los pitos contra su himno nacional. Una pena que la mejor selección del mundo tenga a gente así entre sus seguidores.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...