edición: 2363 , Miércoles, 13 diciembre 2017
17/12/2015
LA OREJA DE LARRAZ

El PE muestra su confianza en los microcréditos para acabar con el desempleo de larga duración

El índice de devolución de los préstamos se estima en un 95%
Javier Ardalán
El Parlamento Europeo ha aprobado una resolución en la que pide a los Estados miembros que desarrollen el sector de la microfinanciación para permitir su expansión, necesaria para lograr los objetivos de la Estrategia Europa 2020, y que aprovechen el sistema, explorando posibilidades para que los intermediarios no bancarios accedan al mercado del microcrédito sin tener que depender de una entidad bancaria asociada.
El Parlamento insta también a la Comisión Europea a que intensifique su diálogo con las partes interesadas del sector de la microfinanciación (intermediarios, entidades bancarias y no bancarias, redes como la Red Europea de Microfinanzas), así como con las partes interesadas actualmente no incluidas, en lo que respecta a la accesibilidad, el uso y la concepción de productos que puedan ofrecerse a través de programas financiados por la Unión. Y pide a unos y otros, que faciliten los intercambios de mejores prácticas entre intermediarios de la microfinanciación procedentes de Estados miembros distintos.

Desde 2010, la Unión Europea (UE) ha creado programas para desarrollar la microfinanciación en Europa y facilitar el crédito a personas y algunas empresas que tienen dificultades para acceder a créditos convencionales.

La microfinanciación designa las garantías, el microcrédito (hasta 25 000 euros), el capital y el cuasicapital concedido a personas y microempresas con dificultades para acceder al crédito. El primer instrumento europeo en desarrollar este tipo de financiación en la UE se creó en 2010 (Decisión no283/2010/UE por la que se establece un instrumento europeo de microfinanciación para el empleo y la inclusión social).

Dicho instrumento, que tuvo un presupuesto de 100 millones de euros durante cuatro años (2010-2013), se diseñó para aumentar el acceso a la microfinanciación para personas que han perdido su trabajo o están en peligro de perderlo, población no activa, personas que corren riesgo de exclusión social y personas vulnerables que desean crear o desarrollar sus propias microempresas. También, para microempresas, especialmente las que ocupan a personas a las que hace referencia el punto anterior.

Para el período 2014-2020, esta iniciativa se ha incluido en el eje de microfinanciación y emprendimiento social del Programa Europeo de Empleo e Innovación social (EaSI - Reglamento que sustituye al instrumento de microfinanciación Progress. Dicho eje cuenta con el 21% del presupuesto del EaSI; es decir, 193 millones de euros durante siete años.

Los microcréditos mejoran las condiciones de obtención de préstamos y pone la financiación al alcance de personas que en otras circunstancias no hubieran podido acceder a ella. Así, el 60% de las personas que solicitan microcréditos se encuentran desempleadas o inactivas, mientras que el 84% de los beneficiarios pertenecían al grupo de edad de 25 a 54 años y el 36% de los empresarios registrados con apoyo de los créditos eran mujeres.

Los intermediarios de la microfinanciación se han beneficiado de este instrumento en 22 Estados miembros y el objetivo general es desembolsar, antes de 2020, un importe estimado de 500 millones de euros a través de 46 000 microcréditos.

El índice de devolución de los préstamos se estima en un 95%; ha ayudado a personas a entrar en el mercado laboral o a volver a este, o bien a poner en marcha su propio negocio, y que ha permitido a los autónomos a mantener o ampliar sus microempresas, permitiéndoles mantener puestos de trabajo, hacer nuevas contrataciones o ampliar su volumen de negocios. Además, ha logrado llegar a zonas remotas del territorio europeo en las que ha estimulado la actividad económica.

El Parlamento Europeo, no obstante, lamenta el elevado número de solicitudes de microfinanciación que son rechazadas (casi 2 000 solicitudes lo fueron en parte debido al endeudamiento excesivo de personas y empresas), así como la importante laguna que sigue existiendo en el mercado de la microfinanciación, a pesar del aumento en el número de microprestatarios. Por ello, pide a la Comisión que elabore un estudio más detallado de las razones de estos rechazos.

Se felicitan los europarlamentarios del procedimiento de selección de intermediarios de microcrédito, que cumple las normas y los procedimientos del Fondo Europeo de Inversiones (FEI), y reitera la solicitud del Parlamento de que dichos intermediarios respeten los principios de préstamo responsable y de evitar el endeudamiento excesivo de las personas y las empresas.

Es necesario que el procedimiento de acceso al instrumento resulte más simple y que los acuerdos entre los intermediarios de la microfinanciación y el FEI sean más flexibles y fáciles de entender, de manera que los pequeños intermediarios puedan utilizar de manera completa los instrumentos de financiación y los instrumentos del FEI rápidamente.

Un número significativo de solicitudes de aplicación del instrumento no se presentan completas y no pueden ser aprobadas por el FEI por falta de información o de accesibilidad, o bien una carga burocrática que requiera simplificación, por lo que solicita el Europarlamento a la Comisión que actúe rápidamente para resolver este problema.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...