edición: 2785 , Martes, 20 agosto 2019
20/04/2012

El periodo de declaración del IVA de una empresa que entra en concurso no puede dividirse en dos

Javier Ardalán
Una empresa no puede fraccionar la declaración del IVA en un mismo periodo de liquidación por la entrada en un proceso concursal, puesto que el periodo de liquidación es único y la Administración tributaria tiene competencia para dictar liquidación por todo el período mensual o trimestral, sin perjuicio de que sea el juez de lo mercantil fraccione el crédito por esta razón o determine la naturaleza del crédito que surge de dicha liquidación, concursal o contra la masa.

Así, lo acaba de aclarar el Tribunal Económico Central (TEAC) al analizar un asunto que se da en multitud de ocasiones. Los órganos gestores e inspectores de la AEAT son competentes para dictar liquidaciones a los concursados que no han rectificado las cuotas soportadas deducibles cuando reciben facturas rectificativas de los acreedores por la causa prevista en el artículo 80.tres de la Ley 37/1992. Siendo procedente practicar liquidaciones a un sujeto pasivo en las que se minore el importe de las cuotas del IVA a deducir como consecuencia de la rectificación de bases imponibles por los acreedores del sujeto pasivo concursado. 

De esta forma, no resulta procedente la presentación de dos declaraciones liquidaciones por un mismo período, ya que ninguna es complementaria o sustitutiva de la anterior, por lo que mediante esta liquidación provisional se unifican las dos autoliquidaciones presentadas. El legislador recoge así el principio de declaración-liquidación única para cada sujeto pasivo y período de liquidación, sin establecer la posibilidad de autorizar períodos de liquidación distintos de los coincidentes con los fijados por la norma reglamentaria del impuesto.

No resulta conforme a la normativa reguladora del impuesto la presentación de autoliquidaciones por períodos inferiores a los que fijan los preceptos indicados, fraccionando el período de liquidación legalmente establecido.

La deuda tributaria resultante de la liquidación provisional es un crédito contra la masa. Con independencia del devengo en el IVA operación por operación, la obligación de determinar la deuda tributaria es por cada período de liquidación y surge al final del mismo (31/07), es decir, en una fecha posterior a la declaración del concurso. 

Ni la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, ni la LGT, incluyen precepto alguno que anule las facultades de la Administración tributaria para practicar liquidaciones tributarias por el hecho de que el obligado tributario se encuentre en situación de concurso, cualquiera que sea la fase de tramitación en que se encuentre el mismo; respetando así el ámbito competencia atribuido a la jurisdicción civil y mercantil y a la Administración tributaria.

La Sala considera que si bien en la disposición adicional octava de la LGT, "Procedimientos concursales", se indica que "lo dispuesto en esta ley se aplicará de acuerdo con lo establecido en la legislación concursal vigente en cada momento"; ello no implica sino que la Administración tributaria deberá actuar con respeto y sometimiento a las normas reguladoras del procedimiento concursal; aunque ello no impide, en absoluto, como venimos apuntando, la posibilidad de que la Administración tributaria fije, en la forma y procedimientos fijados en la LGT, los créditos a su favor debidos por la persona sometida a concurso, o los saldos a favor del sujeto pasivo (a compensar o a devolver), pues se trata de una competencia administrativa exclusiva y excluyente.  

Así lo pone de manifiesto el Tribunal de Conflictos de Jurisdicción, quien indica expresamente que el reconocimiento de la deuda tributaria incumbe a la Administración Tributaria "de acuerdo con las normas propias del tributo, y cuya liquidación ha de hacerse al final del período fiscal"; y añade que "parece que se exceden los límites del principio de universalidad si el Juez del concurso niega o desconoce las atribuciones administrativas para modificar la base imponible y cuota tributaria del IVA -mediante la oportuna liquidación-".

Implícitamente, la propia Ley Concursal de 2003 así parece reconocerlo en el artículo 92.1º, cuando determina que son créditos subordinados, "los créditos que, habiendo sido comunicados tardíamente, sean incluidos por la administración concursal en la lista de acreedores o que, no habiendo sido comunicados oportunamente, sean incluidos en dicha lista por el Juez al resolver sobre la impugnación de ésta, salvo que se trate de créditos cuya existencia resultare de la documentación del deudor, constaren de otro modo en el concurso o en otro procedimiento judicial, o que para su determinación sea precisa la actuación inspectora de las Administraciones públicas, teniendo en todos estos casos el carácter que les corresponda según su naturaleza" (redacción vigente en el ejercicio 2007, que es el objeto de comprobación en la liquidación objeto de esta reclamación).

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...