edición: 2349 , Miércoles, 22 noviembre 2017
03/03/2014
Recortes presupuestarios

El posible cierre de hospitales en Andalucía por falta de fondos aviva el debate sobre el malgasto de dinero público

Los interautas señalan la ausencia de valores y ética en las decisiones de gasto de los distintos Ejecutivos y reclaman participar en la estrategia económica
ICNr

Las carencias en materia de sanidad y el peso de la crisis se convirtieron ayer en objeto de debate a raíz de una noticia relacionada con la Junta de Andalucía y el posible cierre de seis hospitales. El motivo se encuentra precisamente en la falta de medios económicos: el grupo sanitario Pascual y Pascual, que es quien ha amenazado con el cierre de los seis hospitales concertados en Andalucía, denuncia que el Ejecutivo regional pretende recortar hasta un 17 por ciento el importe del concierto para el año 2014, un tijeretazo que se sumaría al del 16 por ciento llevado a cabo durante 2013. Si la amenaza del grupo se cumple, ello supondrá dejar en la calle a 2.000 trabajadores.

La Consejería de Sanidad andaluza, por su parte, asegura que la reducción propuesta es solamente del 2,3 por ciento para este año, la misma que ya han asumido el resto de centros concertados, y alega que Andalucía es la tercera comunidad autónoma que más dinero destina a la partida de conciertos sanitarios con hospitales, superando los 515 millones de euros al año, lo que representa aproximadamente el 5,1 por ciento de sus presupuestos destinados a sanidad, según el informe Idis de la sanidad privada. Estos conciertos singulares, como el de los hospitales Pascual en Andalucía, son acuerdos mediante los cuales se establece la vinculación al sistema sanitario público de hospitales privados, a los que se asigna una población a la que atender.

En este caso concreto, según recogió elEconomista, el último acuerdo entre Junta y empresa, vigente desde 2011, finalizó el 31 de enero. A partir de esa fecha, la Consejería de Sanidad decretó una prórroga de dos meses en el concierto amparándose en la Ley de Contratos del Sector Público mientras se negocian las nuevas condiciones. Por tanto, a finales de marzo finaliza el contrato temporal y debería entrar en vigor el nuevo.

CUESTIÓN DE PRIORIDADES

El caso de la Junta de Andalucía y del conflicto sanitario que acaba de explotar en la comunidad se convirtió en ejemplo de la falta de prioridades claras por parte de los miembros de los distintos Ejecutivos. Especialmente en Andalucía, tras todos los escándalos que han salido a la luz en los últimos meses, resulta `fácil´ que los internautas se explayen en sus críticas, teniendo en cuenta que muchos la ven como una comunidad plagada de corrupción y de dudosa ética política. Tampoco faltaron críticas al propio socialismo y al PSOE en particular. `Toma socialismo del bueno... Servicios públicos para todos...´, criticó un lector, convencido de que  `si no hay dinero para eso, no debería hay para nada´. Y es que la sanidad se debe situar induablemente en la parte más alta de la lista de prioridades en un sistema como el que, en teoría, rige en España. Sin embargo, la opinión pública percibe un desorden total en esta escala, no sólo con respecto a lo que idealmente debería producirse, sino en referencia a lo que de verdad demandan los ciudadanos.

En este sentido, se habló de falta de escucha, de sordera política y de fórmulas de gobierno de espaldas a los contribuyentes, donde éstos sólo aportan liquidez pero no tienen la opción real de opinar sobre el destino de su dinero. `¿Algo funciona bien en éste país aparte de las subidas de impuestos? Porque el uso del dinero recaudado parece que no se emplea dónde debería´, aseguró un lector. Se trata de una percepción generalizada que lleva a los ciudadanos a replantearse la conveniencia de ciertas instituciones tal y como están diseñadas o, como poco, una profunda renovación de quienes las integran. Por ejemplo, hubo quien aseguró que no se entiende siquiera que las comunidades autónomas tengan competencias en materia de sanidad.

También se arremetió contra el funcionamiento y estructura del sistema de sanidad, incluyendo la propia opción de la gestión privada o concertada. `He aquí la Sanidad que nos preparan a todos para el futuro. Puesto que en muchos casos en esas empresas de sanidad están las constructoras, el método de negociación se conoce: o me pagas el sobreprecio o despido a 1.000 obreros´, aseguró un internauta. `Como yo pienso que la sanidad pública es mejor y más barata, estos conciertos deben desaparecer en Andalucía y en todas partes, y que los liberales se busquen la vida en el libre mercado de la sanidad´, comentó otro.`No sé qué pintan los hospitales concertados... Concertado y privado es lo mismo´, señaló también un internauta, que añadió su parte de culpa al Ejecutivo andaluz: `Mientras, la presidenta de la Junta de Andalucía sigue erre que erre engañando a su populacho votante. Total, llevan 30 y tantos años haciéndolo y les va muy bien... Mucha demagogia y mucha caradura tiene el Gobierno andaluz´, recalcó.

Este tipo de comentarios se repitieron ayer en la red, en censura de la falta de ética política. `Pues fenomenal ¿no? Así podrán abandonar ese sistema privado que tanto denigran y que alguien (no se sabe quién) debió obligarles a aceptar contra su voluntad...´ `Es que en Andalucía prefieren mantener dos cadenas de televisión superdeficitarias y despilfarradoras y cerrar todos los hospitales y las escuelas que sean necesarias para que siga habiendo dinero para los sindicatos y Canal Sur´, criticó otro. Los ciudadanos también arremetieron contra la creciente privatización de hospitales en la comunidad autónoma: `En Andalucía el 75 por ciento de los hospitales son privados. No se construye un hospital público desde hace mas de 20 años´, apuntó un internauta.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...