edición: 2766 , Martes, 23 julio 2019
26/07/2010
BOLSERIAS

El poso del reposo

El Ibex 35 sube 1,14% y cierra en 10.506 puntos
Juan José González

Las pruebas no prueban ni aprueban tanto como desearía el mercado. Y las bolsas juegan al columpio de las dudas que acaba en un lugar sin rumbo fijo. El bálsamo destinado en principio a despejar ataques, recelos y temores, esta fracasando. Los inversores detectan que quienes deben mostrar mayor grado y sensación de credibilidad exhiben gestos de sospecha y cuidado; por tanto, la reacción de los primeros no puede ser otra que la de no entrar al trapo ni a la compra de acciones. Las bolsas europeas y en ese grupo la española se movieron en márgenes muy estrechos. El ritmo elegido para operar fue hoy moderado porque el escenario no solicita mayor desempeño. Los gestores de carteras parecen estar inquietos ante el impasse montado por el dinero, pero también, y sobre todo, por la creencia generalizada en que los resultados reales, los auténticos y definitivos de las pruebas de estrés del sector bancario, necesitan de una lectura y un posterior reposo que elimine el poso, de un análisis a menor temperatura. En el fondo, los resultados del evento parecen solicitar un período de reflexión mientras arrecian las críticas, hoy en un ambiente de espesa resaca. Ahora se buscan motivos para subir.
· COTIZACIONES

La única referencia de la jornada capaz de modificar el curso de los mercados se conoció a las 16:00h.: la venta de viviendas nuevas de junio en EE UU. Resultó ser mejor de lo esperado y ayudó a que la sesión en Europa fuera algo más sólida en el último tramo del mercado. Y poco más, porque el motivo de conversación y de valoración por parte de los inversores particulares, institucionales y de los operadores, no fue otro distintos al de los resultados de las pruebas de estrés del sector financiero. En la de hoy fue difícil discriminar entre los creyentes, los incrédulos y los escépticos, así que la sesión es probable que no pase a la historia por sus resultados.

Y con la atención puesta en el sector bancario, la faena, que había comenzado en positivo, tanto en el selectivo español como en los europeos, se volvió pronto en contra de los pronósticos que situaban a los componentes de mayor lustre del estrés en subida más o menos libre. Lejos de la realidad, Santander y BBVA se anotaron avances en línea con el mercado y poco más. Porque los resultados de los grandes bancos, por esperados, filtrados, adelantados y todo lo demás, ya estaban descontados, evitando así el concurso del factor sorpresa.

Banesto, Bankinter y Sabadell terminaron la sesión con avances dentro de un orden, mientras que Popular, algo más rezagado, comunicará en la sesión de mañana sus resultados correspondientes al primer semestre del ejercicio, y aprovechará la ocasión para explicar algunos de los errores detectados en las pruebas de estrés, alguna de las cuales deberá quedar muy clara para los inversores. El resto de los pesos pesados del mercado finalizaron con avances después de haber pasado la jornada en un segundo plano como consecuencia de la mayor atención del público hacia los valores bancarios. El ganador de la jornada fue Sacyr, con un avance del 4,87%, y el farolillo rojo para Ebro food con pérdida del 1,49%.

Las bolsas del resto de Europa vivieron una jornada con bastantes analogías respecto a la española. Ahora la atención se centra en la banca alemana, sospechosa de alguna maniobra contable en la presentación de las cuentas de sus bancos al test de estrés. El Deustche Bank se verá obligado a publicar su ratio sobre la exposición al riesgo soberano como consecuencia de las dudas de los inversores y resto de entidades financieras. Al cierre, Paris, Londres y Francfort lograron digerir con subidas los test de solvencia.

Si la cautela que presidió el comportamiento del dinero en los mercados de renta variable fue la nota característica de la jornada, en los mercados de materias primas y de divisas se comprobó que el contagio había llegado. Con Wall Street en positivo, los mercados de divisas marcaron un precio para la divisa única europea de 1,2975 $, el barril de petróleo se situaba en los 77,63 $ tras una apertura de 77,70 $. La onza de oro se cambiaba en los 1.189 $, a la baja y con recorte del 4%. El euribor continúa su línea ascendente; hoy cerró en 1,407% con una subida de cuatro milésimas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...