edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
21/09/2012
El peso del precio de los productos del petróleo sobre el IPC atormenta a los gobiernos

El precio del crudo desciende tras filtrar Arabia Saudí su disposición a incrementar la producción

Parece que el villano visible en esta película, las comercializadoras de productos del petróleo, no son las responsables inmediatas de la carestía
Carlos Schwartz

Los precios del crudo cayeron a su nivel más bajo en seis meses tras filtraciones en Arabia Saudí de que el Reino estaba dispuesto a incrementar la producción y aliviar la oferta internacional para llevar el precio promedio del barril de petróleo a los 100 dólares. El nivel de precio tocó su nivel más alto en cuatro meses al alcanzar los 117,95 dólares el barril la semana pasada. La escalada de precios se atribuye a la caída de la oferta en los mercados de medio oriente a raíz de las sanciones contra las exportaciones de Irán. No es la primera vez que los saudíes expresan su disposición a incrementar la producción en lo que va de año, pero las advertencias al final suman. Sobre todo si se tiene en cuenta que el mercado del crudo es altamente especulativo con una fuerte presencia de bancos de negocios que operan en los mercados de futuros y toman posiciones para sus clientes que finalmente se cierran para generar un beneficio financiero y no para la compra de productos.

El precio de los carburantes no sólo supone un quebradero de cabeza para el ministro de Industria José Manuel Soria. El asunto ha irrumpido en la campaña electoral estadounidense cuando los precios de la gasolina rompieron un récord para esta época del año con 3,878 dólares el galón. Pero esta semana la declinación de los precios ha sido notoria, con el Brent a 107,97 dólares el barril tras bajar 4,06 dólares y el West Texas Intermediate (WTI) a 91,68 dólares el barril con una caída de 3,61 dólares tras haber rozado los 100 dólares la semana pasada. Las tensiones en los mercados han sido relacionadas por la mayoría de los analistas con el clima de tensión en la región desatado por la escalada de las presiones israelíes para una intervención militar contra Irán y los ataques a las sedes diplomáticas occidentales, en particular las estadounidenses, en el medio oriente.

Pero esas tensiones tienden a disiparse rápido y las posibilidades de que Israel ataque a Irán en solitario no acaban de materializarse. Mientras los stocks de crudo han subido de forma significativa en las últimas semanas y los países desarrollados mantienen el objetivo de volcar reservas estratégicas a los mercados si el precio del barril de crudo cruza el umbral de los 120 dólares. Lo cual quiere decir que no existen tensiones reales de oferta y los suministros son normales y exceden en este momento a la capacidad de las refinerías. “Los picos de precios son pura especulación”, de acuerdo con un operador local del mercado de productos del petróleo. El operador más grande del mercado internacional de materias primas por beneficios es el banco de negocios Goldman Sachs, lo cual hace suponer que canaliza inmensos volúmenes que son inversión de fondos bajo gestión que buscan vender los contratos con una plusvalía y no contratos a término de la industria.

Una de las polémicas que divide a los operadores en el mercado especulativo y que es una cuestión relevante por lo que puede suponer en volumen de transacciones, ingresos de los mercados de futuros y beneficios de los inversores, es el descuento del WTI frente al Brent. El precio del petróleo estadounidense y canadiense del centro del país sufre desde hace dos años un fuerte descuento frente al del Mar del Norte a causa de que la extracción de crudo en el centro de Estados Unidos y Canadá supera a la capacidad de transporte. El oleoducto Seaway que transporta desde el centro del país hasta la costa 150.000 barriles de crudo diarios está desbordado. Las previsiones de algunos operadores es que Seaway merced a su ampliación será capaz de transportar 400.000 barriles diarios a finales de 2013. También se está incrementando de forma significativa el transporte por carretera. Esto ha llevado a algunos operadores a vender sus contratos de Brent a diciembre de 2013 y a comprar en su lugar contratos a esa fecha de WTI.

El problema es que las previsiones de producción son al alza, y no hay señales de que haya medios físicos suficientes para que el transporte acabe reduciendo el descuento de los 10 dólares promedio hasta los 4 dólares que estiman los analistas que debería ser la diferencia estable entre WTI y Brent. El descuento ha fluctuado de manera arbitraria a lo largo del año y depende de los rumores sobre la capacidad de transporte. La divergencia sigue en pie.

Pero si se mira más el detalle se puede verificar que mientras la producción de crudo en Estados Unidos no ha cesado de crecer desde 2008 cuando tuvo su punto más bajo, y hoy está bastante por encima de los niveles de producción de 2001, con 6,2 millones de barriles diarios, los volúmenes de los mercados de futuros tienden a la baja por la fuerte reducción de los volúmenes contratados de Brent. La mayor divergencia de volúmenes fue en 2010 con 25 millones de contratos para el Brent y 10 millones de contratos para el WTI. Las líneas del gráfico para este año se han solapado con una igualación en el volumen de contratos para ambos en el horizonte de los 14 millones. Es decir que el volumen total de contratos de crudo en los mercados ha caído en 2012 respecto de 2010 y 2011. Lo cual hace suponer que las variaciones al alza de los precios con un mundo que no logra salir de la recesión mientras las perspectivas de la economía de China señalan un probable estancamiento se deben esencialmente a lo mismo de siempre: las posiciones especulativas alimentadas por las tensiones políticas.

Al final de esta cadena de acontecimientos nos encontramos con la voluntad de los gobiernos por frenar las presiones inflacionistas del precio de los combustibles. Parece que el villano visible en esta película, las comercializadoras de productos del petróleo, no son las responsables inmediatas de la carestía. Claro que su papel, transmitir el alto precio al mercado junto con el suministro, las coloca en la primera línea de fuego. Aquí y donde haga falta. Mientras tanto, los especuladores se ponen las botas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...