edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
04/09/2014

El precio del hierro marca un mínimo de dos años a causa de la debilidad de la demanda en China

Las mineras han generado un exceso de oferta apostando a un mercado en auge para el mineral

El precio del mineral de hierro ha tocado un mínimo de dos años cotizando en Australia la tonelada para exportación a 85,70 dólares. El precio del mineral viene cayendo en lo que va de año de forma sostenida a causa del incremento de las producción por parte de las tres grandes mineras, BHP Billiton, Vale y Rio Tinto. El núcleo de los ingresos de las tres es el mineral cuya demanda está directamente vinculada a la producción de acero. China es el principal productor de acero crudo del mundo con entre 68.000 y 70.900 millones de toneladas mensuales de máximo en lo que va de año. Sin embargo el incremento en la producción no ha tenido un impacto significativo sobre la demanda de mineral pese a superar las cifras del año pasado, en parte porque la siderurgia china está desbordada de stocks acumulados a lo largo de 2013 en prevención de una escalada de precios. Ahora la asociación de la industria siderúrgica china ha aconsejado a sus asociados que no acumule stocks y aligere las reservas de mineral que tiene en previsión de menores precios en el mercado mundial.

Las mineras escalaron la producción en 2014 sobre la base de una estimación de crecimiento de la demanda mundial, que depende realmente de China, de entre el 3% y el 5% mientras el crecimiento real de la demanda ha sido nulo. El motivo para esa estimación equivocada fue la demanda registrada en 2013 que llevó el precio de la tonelada por encima de los 130 dólares desbordando las previsiones de los productores. Para otras mineras en el mercado el problema no es la demanda sino la oferta.

Esta es la opinión del consejero delegado de Glencore, Ivan Glasemberg, quien dijo a los accionistas de su empresa al cerrar el primer semestre que la responsabilidad por la situación del mercado es de sus competidores que expanden la producción y los embarques de mineral a China. Pero esta no es la opinión generalizada. Para los analistas de banca, como los de Goldaman Sachs, el problema son los temores a una caída en la demanda de acero en China.

“Creemos que la presente debilidad en el mineral de hierro se debe a una caída en la demanda y los precios del acero en China. Los sectores de la propiedad, la construcción y las infraestructuras continúan débiles y eso ocasiona una menor demanda de acero y los precios del mineral caen”, afirma un informe de Goldman Sachs. Los analistas del banco señalan que a menos que haya un estímulo significativo en esos sectores en la segunda mitad del año no habrá una recuperación de los precios. China consume dos tercios del mineral de hierro que se embarca en el mundo. De acuerdo con los datos disponibles la actividad industrial del país, que es un gran consumidor de acero, se debilitó en el mes de agosto apuntando a una menor fortaleza para todo el año. Estos datos sugieren que mientras la producción de acero no ha caído la actividad manufacturera si, lo que ha determinado que haya menor demanda de acero y en consecuencia menor demanda de mineral. Los analistas consideran que las posibilidades de estímulos oficiales a gran escala son limitadas.

Hasta ahora, la política de Pekín ante el estancamiento de esos sectores ha sido de pequeños estímulos, pero no existen expectativas de que recurra a grandes medidas como la reducción de tipos de interés en 2012 que provocaron burbujas especulativas en diversos sectores de la economía y condujeron a una expansión del crédito considerada peligrosa.

La Administración ha prometido crédito selectivo al sector agrario, y mayor inversión en energía limpia, hospitales, protección del medio ambiente y vivienda pública. Esas medidas no suponen potenciar al sector de las manufacturas. Mientras la realidad es que la propia producción de mineral de hierro del país que se veía eliminada por que se exportaba parcialmente gracias a los altos precios internacionales, saliendo del país entre 8 y 9 millones de toneladas al mes, se ha comenzado a acumular en el país. La caída de los precios ha hecho que ese mineral se quede en casa y se sume a los excedentes. Uno de los problemas es que los grandes productores que tienen costes bajos no parecen dispuestos a reducir sus niveles actuales, posiblemente en una estrategia comercial destinada a sofocar a los competidores menores de ese mercado.

La respuesta de los productores de menor dimensión ha sido mantener la producción, y si es posible aumentarla. Fortescue Metals Group, que es un importante productor australiano anunció que aspira a aumentar su producción hasta los 155-160 millones de toneladas anuales. La millonaria inversora Gina Rinehart, propietaria de la mina Roy Hill en el oeste de Australia que produce en torno a los 55 millones de toneladas anuales de mineral piensa escalar la producción en 2015. Para completar el panorama Anglo American espera poner en marcha su explotación de hierro de Minas Rio en Brasil a finales de este año con una producción de 26,5 millones de toneladas anuales. Como queda claro las posibilidades de que el precio del mineral aumente en este contexto son escasas.

Los analistas consideran que hasta que alguno de los grandes productores no decida reducir sus exportaciones no habrá un aumento de precios en el mercado del mineral de hierro. Las cifras mientras demuestran que no es eso lo que ocurre. Los datos de exportaciones desde el puerto de Headland en Australia que representa una quinta parte de las exportaciones del país muestran que los embarques a China de mineral de hierro han aumentado en agosto un 5% alcanzando una cifra récord de 32 millones de toneladas.

Para las grandes mineras globales es mucho lo que está en juego. Una caída en el precio del mineral de un dólar por tonelada supone una reducción de beneficios netos después de impuestos de 135 millones de dólares en un año para BHP Billiton. Para Rio Tinto la reducción en el beneficio es de 122 millones con la misma caída de precio. Solo en el mes de agosto el precio del mineral testigo australiano con un contenido de hierro del 62% cayó 7,60 dólares la tonelada. Este puede no ser un buen año para las grandes empresas globales de minería.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...