edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
19/12/2008

El pretendido aguinaldo fiscal a los directivos de banca es un mero y lógico ajuste técnico

Javier Ardalán

Ayer se elevó una ola de indignación popular producida por una información periodística que afirmaba que el Gobierno, “de tapadillo”, ha dado a los altos ejecutivos de las entidades financieras un aguinaldo fiscal. Como era de esperar, a lo largo del día, las agencias de noticias y cientos de portales de internet repitieron la información hasta la saciedad. Sorprende que a ningún informador le diese por revisar la normativa para analizar si la lectura que se puede hacer de esa normativa es la realizada por el diario, económico o no.

De entrada, sorprende que en la información de marras se cite un texto sobre la Disposición Adicional Tercera de un Real Decreto (que es el 1804/2008, de 3 de noviembre), que en primer lugar, regula que “en atención a las circunstancias específicas que concurren en los conductores de vehículos dedicados al transporte de mercancías por carretera, se establece una regla especial sobre las asignaciones para gastos normales de estancia para los que desde la entrada en vigor de la Ley no se precisará justificación sobre su importe siempre que no excedan de determinados importes”.

Me temo que esta no es la referencia periodística que se hace sobre las mejoras de “tapadillo” que se han aplicado a un colectivo, que para sí quisieran otros, como por ejemplo los comerciales de las pequeñas y medianas empresas.

Llegamos a un segundo punto en el que en la Exposición de Motivos del Decreto Ley se explica textualmente que “se introduce una nueva disposición adicional según la cual, a efectos de la integración de la renta del ahorro, se entenderá que no proceden de entidades vinculadas con el contribuyente los intereses u otros rendimientos del capital mobiliario satisfechos por entidades de crédito cuando no difieran de los que hubieran percibido colectivos similares de personas no vinculadas”.

La cuestión queda clara y transparente, aunque como se trata de una Exposición de Motivos carece de la exactitud propia del articulado.

Antes de entrar en el fondo del asunto, tal vez sea interesante saber como se ha dado a conocer esta normativa, que lo ha hecho de “tapadillo” y sorprende ver que el “tapadillo” es el Boletín Oficial del Estado del día 18 de noviembre de 2008, profusamente difundido en internet por los portales jurídicos, tal y como ocurre con la totalidad de las normativas que se aprueban en este país.

Analizando el fondo, de lo que las informaciones publicadas ayer consideran un “farragoso texto”, se puede ver que la reforma del IRPF llevada a cabo en el año 2006 introdujo una modalidad diferente de tributación en el caso en que el prestador de dinero a la empresa fuese el directivo o los ejecutivos vinculados con la compañía y quienes no tenían ninguna relación con ella.

De esta forma se pasó a que frente al tipo del ahorro en el IRPF (18%) que pagan todos los contribuyentes por los intereses percibidos tras prestar dinero, mediante renta fija, se pague con relación a la tarifa (hasta el 43%), cuando se trate de personas vinculadas, o lo que es lo mismo: profesionales relacionados con la empresa y sus familiares en primer grado, su tipo se elevaba hasta el máximo (del 43% con la nueva ley).

La medida del Gobierno resulta ser un ajuste técnico para eliminar las disfunciones producidas por la captación de financiación de las entidades financieras entre sus propios directivos, puesto que si bien, cualquier empresario podía invertir en su entidad bancaria habitual, estas personas debían hacerlo en las entidades de la competencia. Un auténtico dislate y una excepción clamorosa en el panorama inversor.

Incluso Luis del Amo, director del Registro de Economistas Asesores Fiscales consideraba que  ´Tiene sentido el cambio´, al tiempo que echaba de menos que la medida se aplicado también a los productos ofertados por las aseguradoras, ya que muchos de ellos funcionan también como un producto financiero.

Otro capítulo aparte merecen las críticas vertidas por el secretario de la Organización de Inspectores de Hacienda del Estado, Francisco de la Torre, quien, sin entrar en el fondo del asunto, denuncia que el cambio normativo es ilegal porque se ha modificado una Ley a través de un Real Decreto, que es una norma de menor rango en el sistema legislativo español.

Podríamos encontrarnos ante un caso similar al del Reglamento del Notariado, que ha visto anulados todos los artículos que fueron modificados a través de un Real de Decreto, que suponía su actualización y reforma. El Tribunal Supremo ha considerado que es necesario respetar el rango legal, por muy rápido y cómodo que le pueda resultar al Gobierno hacerlo sin pasar por el Parlamento.

Sin embargo, más discutibles son sus críticas de que la medida va a tener “un coste fiscal muy elevado”, puesto que se trataba de una medida que producía distorsiones y que era necesario modificar, tal y como se ha hecho otras veces en situaciones similares.

En definitiva, que el Gobierno ha introducido medias que benefician a los transportistas y a los ejecutivos de la banca, sin haber universalizado la medida a todos los empresarios. Hay quien ha abogado porque se haga para todos los créditos de los socios de las empresas a sus propias compañías, algo que se ha evitado por las posibilidades de  ‘chanchullos’ que permitiría y el coste fiscal descomunal que supondría. Eso sí, los pequeños y medianos empresarios serían felices.

 

El iPhone le amarga la Navidad a Orange

Los tribunales de la competencia le han devuelto a la gala las lanzas de la exclusividad que se empeña en clavar en la guerra de la fibra española. Y lo hacen en el peor momento: a la vista de las 450.000 unidades del 3G que ha vendido hasta ahora, la exclusividad del iPhone iba a ser el anzuelo de Orange para hacer el agosto en la Navidad francesa, pero Vodafone, Vivendi y Bouygues Telecom le han ‘mojado la oreja’ de los smartphones a Didier Lombard. Y, de paso, a Steve Jobs, que ve que quienes como Simyo luchan contra los contratos y el bloqueo de terminales pueden encontrar su paraíso en Francia, frente a los muros de la exclusividad del Reino Unido, Alemania y España.

Para empezar, el parisino Consejo de la Concurrencia tumba la exclusividad gala. Después, los tribunales dirán. La respuesta al recurso de Orange llueve sobre mojado –ya tuvo que vender unidades libres en la primera versión del teléfono de Apple- y llegará demasiado tarde para una campaña que en el mercado francés se agota antes de fin de año. France Telecom queda expulsada del refugio del ‘efecto iPhone’, que se lleva la mitad de las ventas globales de teléfonos inteligentes en el mercado, incluyendo los terminales con sistema operativo Windows Mobile (como el Samsung Omnia) y los dispositivos de Apple, Blackberry y Palm.

En tan sólo año y medio, Apple se ha convertido en el tercer mayor fabricante de móviles del mundo por facturación, con unos ingresos entre julio y septiembre de 4.600 millones de dólares (3.589 millones de euros), frente a los 12.700 millones de dólares de Nokia y los 5.900 millones de Samsung y ha vendido más móviles que la suma de todos los fabricantes que utilizan el sistema operativo Win-dows Mobile de Microsoft en sus teléfonos inteligentes.

De este lado de los Pirineos, Telefónica le adorna la exclusividad a Apple. Empujada a poner sobre la mesa también ofertas prepago sin contrato para el iPhone 3G y a sacarle filo a su capacidad como regalo estrella de estas Navidades, ha comenzado a salvaguardar todas sus trincheras en la guerra de los smartphones. César Alierta no quiere arriesgarse a que el iPhone marque las distancias con sus clientes, a que destierre a aquellos que provengan de otras operadoras, y a los recién llegados a la esfera de los smarthones, o los que prefieran un modelo de prepago.

Telefónica vendió más de 60.000 iPhone 3G en España en los primeros 50 días, mientras que las cifras alcanzan las 120.000 unidades en la docena de mercados en los que ha distribuido el terminal de Apple desde el 11 de julio. Y cuenta con vender más de 10 millones de dispositivos móviles en 2008, incluidos teléfonos, módem USB y portátiles, lo que implica un crecimiento del 4% respecto al año anterior, gracias a los cerca de 3 millones de aparatos del cuarto trimestre, al calor del estreno en la campaña de Navidad de la exclusividad del Nokia 5800, el N96 y el Sony Ericsson W595; y de la apertura del iPhone a los clientes de tarjeta prepago.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...