edición: 3027 , Miércoles, 12 agosto 2020
28/01/2015
LA OREJA DE LARRAZ

El Reglamento que impone límites a las comisiones de las tarjetas exigirá auditorías externas

Javier Ardalán
Los usuarios de tarjetas de pago tendrán mejores posibilidades de decidir el instrumento a emplear, una vez que entre en vigor el reglamento que establece los límites máximos de las tasas de intercambio aplicadas a las operaciones de pago con tarjetas.
El Consejo Europeo ha aprobado un acuerdo transaccional con el Parlamento sobre el este Reglamento y ahora será el Parlamento quien nuevamente decida sobre su aprobación.

El Reglamento establece que a los seis meses de su entrada en vigor, se aplicarán como límites máximos a las tasas de intercambio para todas las operaciones con tarjetas de crédito el 0,3% del valor de la operación y para todas las operaciones con tarjetas de débito el 0,2% del valor de la operación.

No obstante, en el caso de las operaciones con tarjetas de débito nacionales, los Estados miembros podrán autorizar una tasa por intercambio que no supere los 5 céntimos de euro combinada con un límite máximo del 0,2%.

Podrán, además, conceder dicha autorización siempre que la suma de las tasas de intercambio del sistema de tarjetas de pago no supere el 0,2% del valor anual de transacción de las operaciones nacionales con tarjeta de débito dentro de cada sistema de tarjeta de pago.

Durante los primeros cinco años de aplicación, los Estados miembros podrán aplicar un límite máximo del 0,2% calculado como promedio ponderado anual de todas las operaciones nacionales con tarjetas de débito dentro de cada sistema de tarjetas de pago.

Para las operaciones de pago nacionales en las que no pueda discernirse si se realizan con tarjeta de débito o con tarjeta de crédito (operaciones con ‘tarjetas universales’) se aplicará el mismo límite máximo que el dispuesto para las operaciones con tarjetas de débito nacionales.

No obstante, durante el primer año de aplicación de dichos límites, los Estados miembros podrán considerar hasta el 30% de las operaciones nacionales realizadas mediante «tarjetas universales» como operaciones con tarjetas de crédito, a las que se aplicaría el límite por tasa de intercambio del 0.3% del valor de la operación.

Los sistemas de tarjetas de pago y los proveedores de servicios de pago estarán obligados a proporcionar los datos pertinentes a las autoridades nacionales competentes, de acuerdo con los plazos establecidos por ellas. Estas obligaciones de información se extenderán a los proveedores de servicios de pago, emisores o adquirentes y no sólo a las redes de tarjetas de pago.

Con ello, se trata de garantizar que toda información pertinente se ponga a disposición de las autoridades competentes, que podrán, en todo caso exigir que dicha información se recoja a través del sistema de tarjetas de pago. Por otra parte, es importante que los Estados miembros garanticen un nivel adecuado de divulgación de la información pertinente sobre las límites de las comisiones interbancarias aplicables.

Teniendo en cuenta que los sistemas de tarjetas de pago en general, no son proveedores de servicios de pago sujetas a supervisión prudencial, las autoridades competentes podrán exigir que la información enviada por estas entidades esté certificado por un auditor independiente.

Normalmente, el banco del titular de la tarjeta carga una tasa de intercambio al banco del comerciante minorista cada vez que un consumidor realiza una compra con tarjeta. Como los consumidores desconocen con frecuencia la existencia de tales tasas de intercambio, su importe supone cada año para los comerciantes minoristas y, en último extremo, para los consumidores, decenas de miles de millones de euros.

El importe de las tasas de intercambio varía en gran medida en los diversos Estados miembros de la UE, creando con ello barreras al mercado interior. La limitación de las tasas de intercambio reducirá los costes para minoristas y consumidores y ayudará a crear un mercado de pagos a escala de la UE.
Algunos instrumentos de pago a nivel nacional permiten al pagador iniciar las operaciones de pago con tarjetas sobre las que no se puede distinguir si son de débito de crédito en las transacciones a través de la red.

Las decisiones del titular de la tarjeta son desconocidas para el sistema de tarjetas de pago y, por ello, no existe posibilidad de aplicar las diferentes topes que impondrá el futuro Reglamento. Por ello, durante un período de transición de un año, los Estados miembros podrán definir un porcentaje máximo de transacciones de tarjetas universales nacionales 'que se consideran equivalentes a las transacciones con tarjetas de crédito.

Por ejemplo, el tope de la tarjeta de crédito se podría aplicar a la cuota definida del valor total de las transacciones para los comerciantes o compradores. El resultado matemático de las disposiciones sería entonces equivalente a la aplicación de un único límite de tasa de intercambio en las transacciones de pago nacionales realizadas con tarjetas universales.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...