edición: 3096 , Jueves, 26 noviembre 2020
25/03/2015
banca 

El regulador luso confirma el interés de siete entidades por Novo Banco

ICNr
El regulador bancario portugués confirmó que ha recibido siete ofertas no vinculantes de entidades interesadas en comprar del Novo Banco hasta la fecha límite, que terminó el pasado 20 de marzo. El gobernador del Banco de Portugal, Carlos Costa, lo comunicó ante la comisión parlamentaria que investiga la caída del Grupo Espírito Santo y del banco BES, cuya intervención por parte del supervisor derivó en la creación del Novo Banco.
Costa precisó que la "nueva estructura accionista" de esta entidad -actualmente en manos de todos los integrantes del sector financiero luso a través del Fondo de Resolución- "deberá ser conocida durante el verano de 2015".

El organismo supervisor ya se encuentra "analizando las propuestas" para "seleccionar a un número de potenciales compradores que pasarán a la fase siguiente", en la que ya deben presentar ofertas vinculantes.

El gobernador del Banco de Portugal no divulgó el nombre de los candidatos a comprar el Novo Banco, pero destacó que el proceso de venta discurre "favorablemente" y que se verifica "un fuerte interés" por parte de potenciales inversores.

Además del Santander, que ya hizo público que forma parte de esa lista, los medios lusos apuntan al Banco Portugués de Inversiones (BPI, cuyo principal accionista es el español Caixabank), el fondo de inversiones estadounidense Apollo y las firmas chinas Fosun y Angbang como otros de los aspirantes.

Costa se limitó a recordar que la selección de las ofertas será realizada por el Banco de Portugal en función de los criterios establecidos en el cuaderno de encargos elaborado por el Fondo de Resolución.

Este Fondo es un mecanismo creado en el país a instancias de la UE en el que participan todos los miembros del sector financiero luso de forma proporcional a su actividad en Portugal.

Con la decisión del banco central de intervenir el BES en agosto de 2014, la entidad fue dividida en dos: una parte con los activos tóxicos -que mantiene el mismo nombre y es propiedad de los accionistas originales- y otra con los saludables, ahora llamada Novo Banco. Para poner en funcionamiento este nuevo banco fue necesario capitalizarlo con 4.900 millones de euros.

Sin embargo, el Fondo de Resolución no tenía fondos suficientes y apenas aportó mil millones de euros, mientras que los restantes 3.900 millones de euros fueron prestados por el Estado luso, que pretende recuperar su inversión en dos años (2016) precisamente con el dinero que se reciba con la venta del Novo Banco.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...