edición: 2390 , Martes, 23 enero 2018
14/11/2008

El retorno subvencionado de inmigrantes ya es efectivo

Xavier Gil Pecharromán

En plena discusión sobre los despidos masivos de las empresas en crisis y de las jubilaciones anticipadas, el asunto de los inmigrantes vuelve a ser el referente para miles de empresas de este país.

El BOE acaba de publicar el Real Decreto sobre abono acumulado y de forma anticipada de la prestación contributiva por desempleo a trabajadores extranjeros no comunitarios que retornen voluntariamente a sus países de origen.

Pueden acogerse, a partir de ahora, los extranjeros no comunitarios procedentes de los 19 países con los que España mantiene acuerdos de Seguridad Social que tras un periodo de cotización, hayan quedado en el paro y tengan derecho a subsidio.

Quienes decidan acogerse a este plan, podrán capitalizar la prestación correspondiente y cobrarla en dos tiempos, un 40% en España, una vez reconocido el derecho, y el 60% restante al llegar a su país y transcurridos 30 días desde el primer pago. A cambio, no podrán volver a España en al menos tres años.

El Decreto Ley permite, no obstante, conservar sus ´derechos acumulados´ a quienes, vencido el plazo, decidan volver a emigrar a España. De este modo, quienes se fueron teniendo concedida la residencia permanente, recuperarán a su vuelta el permiso, mientras que los extranjeros que tenían una autorización temporal, conservarán la antigüedad

En la actualidad, el Estado paga 500.198 euros por cada centenar de parados que cobran el subsidio mes a mes. Si todos ellos capitalizaran la prestación, el coste ascendería a 559.650 euros, que se abonaría a cargo del presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal.

La memoria económica elaborada por el Ministerio de Trabajo prevé que el coste de la medida se aproximará a los 1,1 millones de euros si se acogen al Retorno Voluntario 2.000 trabajadores, y de 4,7 millones si ascienden 8.000 los que vuelven a su país aprovechando esta medida.

El coste máximo para el Estado, de hasta 49,6 millones de euros, podría darse, cosa improbable, si todos los extranjeros que pueden acogerse a esta medida, 83.457 según el Gobierno, deciden hacerlo y capitalizan el subsidio por desempleo que les corresponda para volverse a su país.

El Ministerio de Trabajo basa todos estos cálculos partiendo de un periodo medio de contribución de 283 días, un tiempo medio consumido de 122 días, un espacio temporal medio objeto de la ayuda de 205 días y una base reguladora media contributiva de 42,85 euros/día junto a una cuantía bruta media de prestación fijada en 27,3 euros.

Asimismo, tiene en cuenta un tipo de cotización a la Seguridad Social del 28,3%; un porcentaje medio de agotamientos de la prestación contributiva del 26,2%; un porcentaje medio de agotamientos de la prestación con derecho a subsidios del 36,4% y un periodo medio consumido de subsidio por agotamiento de la prestación de 249 días. La cuantía de los subsidios está fijada en 13,78 euros diarios y la cotización por día, en 0,033 euros/día.

Se trata de una normativa complementaria al borrador de nueva Ley de Extranjería que actualmente ultima el Ministerio de Trabajo y que prevé enviar al Congreso de los Diputados antes de que concluya el año en curso.

El borrador tiene como objetivo acabar con algunas  contradicciones en materia de reagrupación familiar, que vienen obligadas por una sentencia del Tribunal Constitucional, sobre ampliación de derechos fundamentales de los inmigrantes, y también por varias directivas de la Unión Europea que aún no han sido transpuestas.

En la actualidad la ley permite que al año de llegar una persona a España pueda ejercer el derecho de reagrupación de los ascendientes, mientras que la futura normativa lo impedirá hasta que el inmigrante alcance la residencia permanente, a partir del quinto año. Además, el borrador  distinguirá entre el núcleo familiar y las extensiones de la familia

También se permitirá trabajar a los hijos menores de 18 años de las familias reagrupadas, cosa que con el texto actual no resulta posible.

La importancia de estas medidas no se le escapa a nadie. Sólo los autónomos extranjeros crecieron a un ritmo 10 veces superior al total de trabajadores españoles adscritos a este régimen durante 2007, periodo en el que más de la mitad de los nuevos autónomos fueron extranjeros.

El proyecto deberá ser negociado con el PP, que ayer planteaba sus posturas en un borrador articulado, que recoge la mayoría de las claves del proyecto gubernamental, aunque con un mayor endurecimiento de las posturas. Así, admite la reagrupación de los hijos menores del inmigrante y de su cónyuge, pero excluye a los padres de éste. Además, elimina la reagrupación en cadena; es decir, la posibilidad de que los familiares puedan, a su vez, reagrupar a otros parientes cuando logren permisos de residencia y de trabajo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...