edición: 2391 , Miércoles, 24 enero 2018
15/01/2015
Posición de debilidad
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

El riesgo económico mundial limita la gestión del Gobierno

Fuerte dependencia española de la coyuntura y sin margen de maniobra frente a los problemas internacionales
Juan José González
De los muchos y variados informes sobre los riesgos políticos que amenazan la inversión extranjera, no se encuentra ninguno que sitúe el riesgo de España fuera de la inestabilidad o en una zona media o baja. Todos dan por hecho que el país, por su economía y problemas sociales, va a estar a lo largo de todo el año en el candelero, en el foco de atención mundial, tanto de la crítica como de los analistas de inversiones. Si hubiera que hacer un resumen de todos los informes, la posición española se sitúa entre las más dependientes de la coyuntura económica mundial como los precios de la energía, que afectan a empresas españolas y la caída de la demanda de los emergentes. Y en ambos el Gobierno cuenta con un muy escaso margen de maniobra.

Los mapas de riesgo político para el presente ejercicio, sitúan a España en una zona caliente, de color rojo, lo que significa que el país tiene `garantizada´ la inestabilidad política, económica y social para todo el año. Es una posición negativa para muchos negocios que, seguramente, pasará factura a final de año, justo cuando es probable que gobierne el nuevo Ejecutivo que saldrá de las urnas en las tres convocatorias, locales, autonómicas y generales. La lectura que viene haciendo el gabinete de la presidencia del Gobierno en Moncloa, destaca que, en general, los problemas ya estaban identificados antes de que llegasen a Palacio los informes.

En líneas generales, los técnicos de Moncloa separan los problemas en dos grupos diferentes, dos frentes que implican gestiones distintas. Por un lado, los asuntos o, "fuentes de tensión" que son `manejables´, gestionables o al alcance directo del Gobierno. Y por otro, los que dependen de "fuentes externas", sobre los cuales no tiene control directo el Ejecutivo, así como una escasa capacidad de influencia. Entre estos últimos, los que escapan al control del Estado, figuran los precios del crudo que, si bien, en un principio tiene un impacto positivo en las cuentas del Estado, ahorros en la factura del petróleo, cuantiosos para una economía muy dependiente como la española, se convierte a la postre en un problema para muchas empresas, como es el caso de Repsol, que si se mantiene la caída del crudo, pasará factura a las cuentas. En este frente el Gobierno poco o nada puede que hacer.

Las tensiones en el sector energético no se reducen únicamente a contemplar una crisis prolongada en los precios del crudo. En este sentido, cabe la posibilidad de que el conflicto de Ucrania se enquiste hasta el punto de que se reaviven las hostilidades entre ucranios y rusos. Con el conflicto abierto es probable que se mantengan las sanciones internacionales, lo que no augura buenas noticias para la exportación de productos españoles, y cuyos mercados seguirían estando bloqueados. Sería otro frente con muy escasa capacidad de maniobra gubernamental.

Donde tampoco cuenta con posibilidad de gestión directa, aunque sí goza de cierta influencia, es las relaciones económicas o comerciales con algunos países emergentes, donde se identifican buenas oportunidades de inversión. Se trata de mercados lejanos y en proceso de cambios y reformas continuas, caso de China, Indonesia e India como también en México y Argentina. En definitiva, el Gobierno tiene muy limitado el campo de actuación en los frentes que mayor daño pueden causar a la economía del país.

En cambio, sí contará con alta capacidad de maniobra para propiciar la entrada de inversiones extranjeras en el capital de las empresas, en un año en el que, de nuevo, se espera que las llegadas de turistas registren otro récord. Por contra, las amenazas sobre la actividad y el empleo, o en el político tanto en su frente nacionalista como en el resultante de las elecciones locales, autonómicas y generales, en lo relativo a su composición política con la irrupción de nuevos grupos, hacen que el punto de mira de los inversores internacionales estará cada vez más centrado en España.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...