edición: 2600 , Miércoles, 21 noviembre 2018
07/11/2009
Informe Smart2020

El sector de las TIC se apunta a la lucha contra el cambio climático

La gestión sostenible de las TIC puede ayudar a reducir costes de hasta 600.000 millones
Actualmente, el sector supone el 2% del total de las emisiones de CO2 del planeta
Beatriz Lorenzo

Descubrir y ahondar en el potencial ecológico del sector de las tecnologías de la información y la comunicación es uno de los pasos previos e imprescindibles para comenzar a caminar hacia un futuro económico con bajos niveles de emisiones de dióxido de carbono. Las TIC  juegan un rol esencial a la hora de abordar el cambio climático de forma global y abrir camino a un desarrollo eficiente y sostenible. Reducir costes en sectores económicos como el eléctrico, el industrial y el transporte por un valor cercano a los 600.000 millones de euros hasta 2020: hasta ahí llegan las bondades en materia de sostenibilidad que los expertos del sector atribuyen a las TIC tal como expone el informe “Smart 2020” editado por el Global eSustainability Initiative (GeSI) y presentado este viernes en Madrid, que cuantifica de forma detallada el potencial que tienen las TIC para reducir las emisiones de dióxido de carbono y luchar contra el cambio climático en una economía más sostenible.

La presentación de la versión en castellano del documento: “Hacia una economía baja en carbono en la Era de la Información”, contó con la presencia de Luís Neves, presidente de Global eSustainability Initiative y responsable de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de Deutsche Telekom junto con Alfonso Alonso, director de Transformación de Telefónica; José Manuel Morán, vicepresidente del Capítulo Español del Club de Roma, y la del director de Reputación Corporativa, Identidad y Medio Ambiente de Telefónica, Alberto Andreu.

El objetivo del informe es brindar una idea clara del papel de las TIC en la lucha contra el cambio climático, que no se limita a la reducción de emisiones y el ahorro de energía en el propio sector de las TIC, sino que la adopción de las tecnologías TIC puede influir y transformar las conductas y el modo en que funciona la sociedad en su conjunto.

Actualmente, el sector de las TIC supone el 2% del total de las emisiones de CO2 del planeta, con unas previsiones de aumento continuo de un 170% desde el año 2002 hasta el 2020. El sector de las TIC ha podido comprometerse en intensificar su eficiencia energética y adelantar la reducción del 20% de sus emisiones a 2015, ganando un quinquenio a los plazos establecidos.

LA IMPORTANCIA DE LAS RENOVABLES

La huella directa del carbono en el sector TIC está dominada por el consumo de electricidad, de modo que una forma evidente de reducir las emisiones es utilizar electricidad procedente de fuentes renovables en la medida que sea posible, bien mediante la adquisición o la integración en sus sistemas de electricidad procedente de fuentes renovables o la instalación de generadores de energía renovable.

El sector también puede alentar a los legisladores a crear el marco fiscal y regulador propicio para fomentar la inversión a gran escala en generación de energía renovable. Esto conducirá, en última instancia, a una reducción de la fase “en uso” del ciclo vital de los productos de la TIC, según indica el informe Smart2020

En la presentación del documento, el presidente de Global eSustainability Initiative, Luis Neves, recalcó el ingente potencial de las empresas de telecomunicaciones en la lucha contra el cambio climático y solicitó su presencia visible en el escenario de las discusiones globales.

A su vez, el director de transformación de Telefónica, Alfonso Alonso hizo hincapié la oportunidad que presenta para las TIC este papel dentro de la reducción de emisiones, tanto en generación de ingresos como en reducción de costes. Alonso recordó que la factura eléctrica de Telefónica, en un entorno anual que ronda los 500 millones de  euros, sigue en el punto de mira de la compañía que insiste en su objetivo de reducir un 30% su consumo eléctrico para 2015. El futuro digital, añadió Alonso, trae enormes oportunidades para el sector que es el "centro de la solución" del cambio climático.

Por otra parte, para Alberto Andreu, Director de Reputación Corporativa de Telefónica, asegura que “las nuevas aplicaciones de las TIC avanzadas en la lucha contra el cambio climático permitirán multiplicar por cinco las reducciones en los sectores de la edificación, el transporte y la logística, hasta alcanzar el 15% de las emisiones de GEI actuales”.

De acuerdo con lo indicado por la Agencia Internacional de la Energía, una aplicación eficiente de las TIC permitiría ahorrar 15 GigaToneladas de emisiones de GEI en el sector eléctrico, 12 GT en el transporte, 8 GT en edificación y 5,7 GT en la industria. El Informe Smart 2020 trata de mostrar cómo se puede concretar ese impulso innovador a través de las aplicaciones TIC en los procesos, tecnologías y maneras de producir bienes y prestar servicios, en una decisión sin precedentes en las etapas económicas anteriores. Si se aplican estas medidas en los sectores estratégicos, se lograrán importantes reducciones en las emisiones de GEI y en especial del CO2.

Mientras el sector planifica mejorar significativamente la eficiencia energética de sus productos y servicios, el mayor logro de las TIC será aumentar la eficiencia energética en otros sectores, una oportunidad que podría dar lugar a un ahorro de carbono cinco veces mayor que las emisiones totales de todo el sector de las TIC en 2020.

LOS NICHOS DEL AHORRO ECOLÓGICO

El informe “Smart 2020” identifica algunas de las oportunidades más accesibles para que las TIC participen en este ahorro. Así, los sistemas de motor inteligentes son buen ejemplo de ello; una revisión de la producción en China ha identificado que, si no se optimizan los sistemas de motor, el 10% de las emisiones de China (2% de las emisiones mundiales) en 2020 provendrá únicamente de los sistemas de motor chinos y que mejorar la eficiencia industrial en un 10% significará un ahorro de 200 millones de toneladas (Mt) de CO2e. Aplicado a nivel global, los motores optimizados y la automatización industrial reducirían 0,97 GtCO2e en 2020, lo que supone un valor de 68.000 millones de euros.

También importante es la logística inteligente, basada en la aplicación de medidas eficientes en el transporte y el almacenamiento. En Europa, la logística inteligente podría suponer un ahorro de combustible, electricidad y calefacción de 225 MtCO2e. El ahorro de emisiones globales obtenido mediante la logística inteligente en 2020 puede alcanzar 1,52 GtCO2e, con un ahorro de energía por valor de 280.000 millones de euros .

La eficiencia logística se ve complicada por la fragmentación del mercado, que hace difícil coordinar todo el sector para alcanzar economías de escala. Incluso si se instalan las últimas tecnologías, las edificaciones únicamente serán más eficientes si se gestionan adecuadamente. En la India por ejemplo, tal como se especifica en el informe Smart2020, no existe un plan de actuación coordinado para la puesta en práctica de redes de suministro eléctrico inteligentes y queda mucho por hacer en el ámbito de la cooperación transectorial para diseñar y poner en marcha modelos operativos y empresariales innovadores, así como ofrecer soluciones de nuevas tecnologías.

A su vez, un estudio de los edificios de Norteamérica indica que mejorar el diseño, la gestión y la automatización de los edificios puede reducir sus emisiones en un 15%. Desde un punto de vista global, la construcción de edificios inteligentes pueden permitir ahorrar 1,68 GtCO2e de emisiones, lo que equivale a 216.000 millones de euros.

Sin embargo, para obtener resultados óptimos en todos estos sectores es necesario superar barreras políticas, comerciales y de conducta para hacer que este ahorro se convierta en realidad. Por ejemplo, tal como señalan los autores de Smart 2020, los directores de las fábricas chinas ven muy difícil detener la producción durante el tiempo suficiente para poner en práctica procesos industriales más eficientes, puesto que se arriesgan a perder ingresos y competitividad.

Las mencionadas acciones, de alcanzar una adecuada aplicación práctica, pueden resumirse como la transformación “SMART” avalada por el informe. El desafío del cambio climático representa una oportunidad para que las TIC estandaricen el modo en que se registra y monitoriza el consumo de energía. Si el sector de las TIC quiere aprovechar su oportunidad de liderar la lucha contra el cambio climático, no puede actuar de modo aislado: sino que necesitará la ayuda de gobiernos e industrias. La puesta en práctica inteligente de las TIC necesitará apoyo político, incluidas directrices para la puesta en práctica, comunicación segura de la información dentro y entre los sectores y financiación para proyectos piloto y de investigación.

Son múltiples las barreras que el sector de las TIC puede encontrarse a la hora de caminar por la senda de la economía sostenible, con lo que el llamamiento al consenso y la cooperación entre todos los agentes del sector se hace más imprescindible que nunca. En su colofón a la presentación, José Manuel Morán se hizo eco de esta idea citando al poeta alemán Hölderlin, "Donde crece el peligro crece también la salvación".

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...