edición: 2598 , Lunes, 19 noviembre 2018
24/04/2012
El FMI defiende la creación de eurobonos, a la que se niegan ambos líderes

El socialismo francés amenaza la seguridad del binomio Merkel-Sarkozy: los lectores defienden una Europa más flexible

La posibilidad de una victoria de Hollande en Francia abre la puerta hacia una Europa más solidaria en la que Merkel se encuentre aislada, y donde quepa defender políticas hasta ahora vetadas
El exitoso programa electoral de la izquierda francesa da pistas sobre cuál es el camino que debería seguir el PSOE: los internautas creen que el socialismo español necesita un duro repaso
François Hollande
ICNr

Aires de izquierda amenazan la seguridad del binomio Merkel–Sarkozy y, por tanto, la seguridad del plan anticrisis europeo tal y como está concebido. El resultado de la primera vuelta de los comicios franceses apunta hacia una posible victoria del partido socialista que, aunque tendrá que esperar al próximo 6 de mayo, muchos -incluidos los analistas- ya dan por hecha. Sin embargo, todo indica que el partido de Sarkozy absorberá gran parte de los votos de la extrema derecha -sorprendió el resultado del partido que lidera Marie Le Pen, que obtuvo el 18 por ciento-, por lo que el desenlace no está nada claro. En todo caso, la opinión pública valoró ayer las consecuencias de un nuevo contrapeso de izquierdas en Europa y enmarcó el debate en un objetivo concreto: la creación de eurobonos. El FMI apostó ayer por ellos, y no fue el único en defenderlos.

La importancia que el proceso electoral en Francia tiene para la gestión de la crisis en Europa no es algo que se le escape a los líderes de ambas fuerzas políticas. De hecho, uno de los reclamos del socialista François Hollande se centra precisamente en este punto: Hollande asegura que debe `reorientar Europa al camino del crecimiento´, y ello pasa, indudablemente, por defender ante la Unión un punto de vista opuesto al de Sarkozy en temas clave. Los internautas también tiene claro este punto y aseguran que `lo que se está jugando en Francia es la UE de Merkel´.

Pero, además, el análisis del programa político de Hollende -que, al contrario que el del socialismo español, ha mostrado un gran éxito electoral- da importantes pistas a la izquierda europea sobre cuál es el camino que los ciudadanos consideran conveniente para hacer frente a la crisis y a sus efectos. Por ejemplo, el líder del socialismo francés defiende la creación de una banca pública para la inversión productiva en las pymes, separar la banca comercial de la banca de inversión, o suprimir los productos derivados y los activos tóxicos. Del mismo modo, y en línea paralela a lo que reclaman los lectores en España, Hollende asegura que retrasará un año el objetivo de equilibrio presupuestario (hasta 2017), y propone un Impuesto sobre Sociedades (con tipos del 35, el 30 y el 15 por ciento en función del tamaño de las empresas) con rebajas adicionales si los beneficios son enteramente reinvertidos en nuevas actividades económicas. Otro punto clave es aumentar la fiscalidad de la banca en un 15 por ciento, y para los jóvenes, se prevé crear 2,5 millones de viviendas protegidas.

En este marco, la onda expansiva de una victoria socialista en Francia trasladaría a España -donde la popularidad del Gobierno del PP se encuentra tocada pero no vencida- el debate sobre la izquierda o la derecha como mejores gestores de la crisis. Los internautas se dividen al opinar sobre si ese efecto sería beneficioso o perjudicial para el Ejecutivo español. Para quienes pronostican el fracaso de la política que defiende Hollende, `a España le conviene que ganen los socialistas en Francia, pues su ruina será el crecimiento de la derecha´. Para otros, en cambio, el posible éxito de la izquierda es síntoma de que, si el PSOE hace sus deberes y prepara propuestas similares, el mismo desenlace podría producirse en España. Eso sí, Rubalcaba tendría que darse mucha prisa si quiere ganarse al electorado en los siguientes comicios, a juicio de los internautas. Son muchos los lectores que se niegan a identificar a la izquierda vecina con la española: `Veremos lo que pasa en la segunda y definitiva vuelta pero, de todas formas, el partido socialista francés no tiene nada que ver con el partido de los sociolistos que tenemos en nuestro país y que nos ha llevado a la ruina´, se leyó en la web, entre otros muchos comentarios en el mismo tono.

Con respecto a Europa, tampoco hay consenso entre los ciudadanos. Parte de los lectores pronostican que el fin del poder de Sarkozy en Francia se traduciría en un nuevo aire beneficioso en la Unión: un cambio politico que `dará alas a Francia y a la UE´. Pero, del mismo modo, existe un amplio sector que pronostica que Francia, con el socialismo a la cabeza, acabaría convirtiéndose en `la nueva Grecia´ en pocos años. `Sólo tenemos que ver como está Grecia tras 11 años socialistas seguidos´, comentó un lector. En la misma línea, `nada bueno se desprenderá de un sistema que tira de los impuestos y de exprimir el gasto público´, algo que se traslada al mapa que dejó el socialismo en España hasta la victoria del PP en los pasados comicios.

Además, los lectores mostraron su preocupación en lo que atañe a las divergencias entre Merkel y Hollande como estrategia a seguir en la UE. `Puede suponer la ruptura del euro y de la propia UE´, aseguró un lector. `Alemania y Francia son enemigos de siempre y no creo que Merkel se amilane ante el socialismo de Francia´.

En todo caso, lo que está claro es que el voto ciudadano ha castigado en Francia, como ha ocurrido en otros países de Europa -incluido España- a `una generación de políticos europeos que ha sido incapaces de dar soluciones a la crisis, independientemente de que representen idearios de izquierda o de derecha´. Por eso, algunos internautas apelaron a un cambio, que `no tiene por qué ser radical´, en las políticas, buscando un punto intermedio que, más que defender extremos, responda a la demanda de la globalidad de los ciudadanos.

DEBATE SOBRE LOS EUROBONOS

En este marco, la jornada de ayer también sirvió para comentar la conveniencia o no de la creación de eurobonos. El detonante, esta vez, estuvo en las declaraciones de Oliver Blanchard, economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien aseguró que Alemania debería dejar de oponerse a esta fórmula, sobre todo cuando la mayoría de los miembros de la UE han firmado un pacto para reforzar la disciplina fiscal. Y es que, creado el pacto, desaparecen las razones para rechazar esta fórmula, en opinión de Blanchard. En la misma línea se pronunció la semana pasada el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, quien reiteró su convicción de que la emisión de eurobonos es necesaria para garantizar una verdadera disciplina presupuestaria y convergencia en la Eurozona.

El pacto fiscal, que despertó no poca polémica en España, supone que todos los miembros de la UE -excepto Reino Unido y República Checa- incorporen a sus legislaciones nacionales la famosa `regla de oro´, que limita el déficit al 0,5 por ciento del PIB, como ya ha hecho España vía reforma constitucional. En este marco, la creación de eurobonos permitiría a los Estados como España -con más dificultades que el resto- obtener financiación con mayor facilidad, al contar con el resto de países de la Unión Europea como aval. Sin embargo, para países como Alemania, los eurobonos se traducirían en tener que pagar más que en la actualidad.

En este punto, la opinión de los internautas es más homogénea: `La periferia europea necesita un líder que se plante a los alemanes, dé un puñetazo en la mesa y exponga que Europa sólo tiene dos alternativas: la quiebra y colapso del euro, o la unificación fiscal (eurobonos mediante). ¿Será Hollande ese líder?´, comentó un internauta. Así, aunque es `lógico´ que a los alemanes no les guste tener que avalar a otros que pasan dificultades `por haberse endeudado y tirado alegremente el dinero como si cayera del cielo´, tampoco tiene sentido que Merkel imponga su criterio pensando en el bienestar de su país antes que en el del conjunto de la UE. Sobre todo porque, tal y como aseguran los internautas, la Europa del euro se encuentra `al límite´ y la confianza de los mercados, también.

Los lectores hicieron memoria y recordaron que `Alemania no se quejó en absoluto cuando le redujeron a la mitad la deuda, en la reunión de Londres del 53, que aún paga´, y pidieron que `si Alemania no quiere eurobonos ni que se preste dinero a los bancos centrales de cada país miembro, que abandone el euro y vuelva a su marco´. Recordaron, además, que si no se crean eurobonos pronto `el FMI irá hacia el rescate de la banca española y de otros países, y después vendrá el cierre ordenado o desordenado del euro y la UE en todas su formas´. En definitiva, `no hay más tela que cortar, porque recortar sólo da un poco tiempo para aminorar las deudas, pero no lo suficiente´.

El clima general de opinión, por tanto, se muestra a favor de los eurobonos, aunque tampoco se dejó de lado que el FMI `defiende los intereses de su principal accionista: los EEUU. Y éstos tienen miedo del cataclismo que el final del euro va a suponer para el sistema financiero´. El FMI, del mismo modo, `no quiere tener que poner toda la pasta para un rescate del euro, que por otro lado es irrescatable sin la voluntad de Alemania´. En todo caso, no tiene sentido que Alemania `deje claro que no cree en la unión política de Europa´, ya que ello supone condenar al euro´ y dañar la imagen de Europa como unión en el extranjero. Por eso, el final de la crisis, para muchos lectores, pasa por `una derrota electoral de Merkel´. La de Sarkozy en Francia puede ser `un buen comienzo´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...