El Supremo acaba con la práctica del ‘coaseguro
edición: 2534 , Viernes, 17 agosto 2018
03/05/2010

El Supremo acaba con la práctica del ‘coaseguro interno’ en una sentencia

Javier Ardalán
Una sentencia del Tribunal Supremo, de 8 de abril de 2010, considera que resulta nula una cláusula de una póliza de seguro por la que la entidad aseguradora tan sólo queda obligada a pagar la indemnización cuando haya recibido el dinero de las reaseguradoras. De esta forma, el Tribunal Supremo acaba con una práctica conocida como "coaseguro interno", que dejaba desprotegido al asegurado, a merced de las disponibilidades de las entidades aseguradoras.

La decisión la adopta el Supremo al considerar que estas situaciones son contrarias al artículo 77 de la Ley del Contrato de Seguro, que establece que "el pacto de reaseguro interno, efectuado entre el asegurador directo y otros aseguradores, no afectará al asegurado, que podrá, en todo caso, exigir la totalidad de la indemnización a dicho asegurador, sin perjuicio del derecho de repetición que a éste corresponda frente a los reaseguradores, en virtud del pacto interno".

Asimismo, considera ilegal establecer un contrato de coaseguro en el que no consten los nombres del resto de las aseguradoras o las partes que les corresponde pagar por el siniestro a cada una de ellas. Según la información del diario, en los casos de coaseguro, el contrato debe ser suscrito por todas las aseguradoras que firmaron el contrato, recogiéndose una cláusula o cláusulas que documenten el pacto de coaseguro, donde debe constar también el reparto de cuotas entre aquellos, la forma en que han de responder en caso de siniestro y si existe delegación a favor de alguno de los coaseguradores.

También afirma que el tomador del seguro no tiene obligación alguna de asistir a reuniones con las aseguradoras que firmaron el acuerdo de reaseguro con la entidad que rubricó la póliza en solitario.

El ponente, el magistrado Salas Carceller, entiende que en los casos de coaseguro, el contrato debe ser suscrito por todas las aseguradoras que firmaron el contrato, recogiéndose una cláusula o cláusulas que documentan el pacto de coaseguro, en la cual se ha de expresar el reparto de cuotas entre aquellos, la forma en que han de responder en caso de siniestro y si existe delegación a favor de alguno de los coaseguradores.

En el caso que mantiene el litigio, referido a una póliza suscrita por un equipo de fútbol, que cubría la posibilidad de una lesión que impidiese a uno de sus jugadores extranjeros seguir con la práctica profesional de este deporte, la aseguradora remitió al club a una negociación inexigible con sus reaseguradores sin adoptar las medidas necesarias para comprobar el daño y cumplir con sus obligaciones contractuales.

Por ello, dice el ponente, que "fue su propia conducta la que le llevó a incurrir en la obligación de pago de intereses" y que no puede alargar la duración del proceso para eximirse de los intereses, cuando el proceso judicial se alargó por su propia conducta, a la que dio lugar "con la complejidad que al mismo infundieron sus alegaciones para resistirse a la obligada satisfacción de la indemnización derivada del contrato de seguro suscrito".

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...