edición: 2574 , Lunes, 15 octubre 2018
27/02/2012

El taconazo de Ronaldo y la suerte del campeón

Antonio Cubero
El Real Madrid jugó un mal partido ante el Rayo Vallecano, pero ganó y ahí sigue firme al frente de la clasificación de Primera con sus diecinueve triunfos en veinte partidos consecutivos. No necesita jugar bien para imponerse a sus rivales. En eso se diferencia del Barcelona, que tuvo que sufrir en el Calderón para superar al Atlético con un golazo de pillería de Leo Messi cuando el empate ya era festejado por los hombres del Cholo Simeone.

Con su pegada el Madrid tiene más que suficiente para solventar sus duelos. Ayer se llevó los tres puntos en uno de los partidos trampa de la temporada marcado por José Mourinho en su agenda como de ‘alto riego’. Por eso sus jugadores lo festejaron el triunfo al final del partido como si ya se abrazaran al título de Liga que cada jornada que pasa es más madridista.
Vallecas era uno más de los escenarios de nuestra geografía liguera en los que se escapaban títulos en años recientes que aún están presentes en el recuerdo negativo de la primera Liga que el Barcelona le ganó a Mourinho. Son campos en los que hay que fajarse ante rivales de menor peso pero que nunca se dan por derrotados de antemano. El Rayo no salió al terreno de juego a pedir autógrafos ni camisetas a los cracks madridistas. El Rayo salió dispuesto a ponerle las cosas difíciles al líder y lo consiguió, aunque sin el premio de la victoria.

La película del partido será recordada por una genialidad de Cristiano Ronaldo con un taconazo letal, un par de paradas antológicas de Iker Casillas y la ‘suerte del campeón’ con un tiro al larguero del portal madridista resolvieron el duelo a favor del Real Madrid ante un Rayo Vallecano que fue superior, tuvo más ocasiones y fue perjudicado por el colegiado internacional, Fernández Borbalán, que pasó por alto un claro penalti de Sergio Ramos por un codazo a Pulido dentro del área  que le hubiera supuesto la tarjeta roja cuando se jugaba el minuto 19 primer tiempo y expulsó injustamente a Michu.

Una vez más fue Cristiano Ronaldo quien enmendó el desorden de sus compañeros cuando todo parecía indicar que se le escapaban los puntos en juego. Balón que le llegaba, balón que lanzaba a la portería vallecana muy bien defendidos por el portero cedido por el Atlético, Joel. El crack portugués sacó de la chistera una genialidad propia de un poster para arrancar tres puntos que a esta altura de la competición tiene más valor. Era, además, el gol número 29 que llegó con un taconazo potente en un barullo tras un córner. Demasiado premio para tan pocos méritos, pero el fútbol es así de injusto muchas veces.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...