edición: 2852 , Viernes, 22 noviembre 2019
23/02/2016
Ausencia de compromiso político

El temor a los cambios legales en el ahorro alarma a los depositantes

Los ahorradores locales, inquietos también como los inversores extranjeros, buscan alternativas como el cambio de jurisdicción
Juan José González
De nuevo el miedo del dinero como primer agente provocador de la inestabilidad bursátil. Venden los inversores por la carga de incertidumbre del escenario económico general y del político español en particular. Del primer se puede decir que está bastante descontado en la medida en que ya eran conocidos los problemas de la economía china, los emergentes de Latinoamérica y los precios de las materias primas. Del segundo, sin embargo, se mantienen las dudas respecto a la deriva que puede tomar un futuro Gobierno. Temen los inversores extranjeros y como ellos temen también los locales a algunos de los posibles cambios que un nuevo Ejecutivo podría proponer en el marco legal que afecta al ahorro. Por tanto, inseguridad y dudas que provocan ventas y búsqueda de refugios alternativos a los depósitos bancarios y a las acciones en Bolsa.
El mismo miedo que empuja a los inversores internacionales o a los ahorradores locales, es el que provoca las ventas en el mercado bursátil, las ventas en los fondos de inversión, la retirada de los depósitos en cuenta o la recuperación de las participaciones en fondos de inversión. Y es el que ahora, en esta fase de Gobierno en funciones tras él o desde el 20 de diciembre pasado, estimula a los ahorradores locales en la búsqueda de algún refugio alternativo. En algunos casos, el destino del ahorro es la caja fuerte casera, el `colchón´ o incluso la caja fuerte de alguna entidad financiera. En otros, sin embargo, se buscan refugios en otros lugares, otras jurisdicciones diferentes a la española: los inversores trasladan los activos a lugares más seguros y rentables, una pauta que emulan muchos otros inversores particulares.

Que los ahorradores españoles mantengan cuentas en el extranjero por valor superior a los 16.000 millones de euros, no responde únicamente a motivos relacionados con prácticas fraudulentas o de otro tipo. Residentes españoles se llevan sus ahorros fuera de España por diversas razones, una de ellas, eludir la información al fisco, no parece que sea ni la única ni la principal. En la mayoría de los casos el dinero de los residentes españoles con destino a cuentas de Suiza, Alemania, Bélgica, Reino Unido o Luxemburgo, buscan la diversificación del riesgo en distintos bancos y jurisdicciones. Desde 2009, la crisis bancaria fue el motor que impulsó a un buen número de ahorradores a abrir cuentas en el extranjero. En todo caso, el impulso obedece, básicamente, al miedo y a los temores de bloqueo o corralito que se han dejado sentir desde el inicio de la crisis en 2008.

Sin embargo no parece que sea éste temor al bloqueo de cuentas en el interior, en España, lo que esté moviendo a un numeroso público como los ahorradores, los depositantes de dinero en fondos, en cuentas bancarias y en otros productos monetarios líquidos. El motivo principal de los nuevos temores es la búsqueda de seguridad ante la falta de certeza de una parte de los ciudadanos sobre los planes de algunas fuerzas políticas con capacidad para alcanzar el Gobierno central. Es probable que los ahorradores se teman un cambio en la normativa que afecta al ahorro, de la misma forma que se tiene la certeza de que las sicavs y los grandes patrimonios serán los primeros afectados, o el primer objetivo, de los cambios legales del siguiente Ejecutivo.

Por tanto, la inseguridad jurídica (por falta de certeza y desconfianza) que lleva a los inversores extranjeros a abandonar los mercados de renta españoles, es la misma que experimentan los depositantes y ahorradores locales para buscar mayor seguridad jurídica. Todo parece indicar que las autoridades no son conscientes de que no es suficiente con hacer hincapié en la solvencia de la banca española, o en la seguridad de un vigilante como el Banco de España o la CNMV que velan por la seguridad del dinero y de las inversiones de los españoles. La seguridad jurídica, la certeza y la estabilidad de la normativa sobre la fiscalidad del ahorro, no debería ser objeto permanente de discusión política, al menos, la que se produce en el ámbito electoral o partidista.

Por eso se echa en falta que, la misma disposición que muestran las autoridades económicas con los grandes inversores internacionales cuando solicitan confianza y tranquilidad en la vida política, o en el giro de la economía española, debería mostrarse con los depositantes, los pequeños ahorradores -la ciudadanía en general- que tiene su dinero en fondos, en Bolsa, o en el banco. Todos juntos son el primer gran inversor de la economía española.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...