edición: 2558 , Jueves, 20 septiembre 2018
05/10/2012

El Tesoro afronta vencimientos por 43.000 millones de euros

Difícil y agitada recta final de año para el instituto público que debe cubrir hasta final de año la "financiación fresca" -unos 11.000 millones en deuda a medio y largo plazo descontando los 4.000 millones colocados ayer- y que se sumarán a unos vencimientos por valor de 43.180 millones de euros entre octubre, noviembre y diciembre, un 28% de las amortizaciones totales del ejercicio.

Las subastas del Tesoro se han convertido desde hace meses en el principal termómetro de la confianza que inspira (o dejar de inspirar) la deuda soberana española y, por tanto, de la trayectoria de la percepción del riesgo país. Pese al efecto analgésico provocado por los planes de compra ilimitada de deuda por parte del BCE, en el dique seco en espera de que España se decida a activarlos, los costes de financiación del Estado sigue siendo muy poco razonables e insostenibles a largo plazo: la rentabilidad del bono a diez años se situó ayer en el 5,81% y la prima en los 436 puntos básicos.

En este escenario de desconfianza anestesiada pero palpable, el Tesoro ha captado hoy 4.000 millones de euros en bonos a dos, tres y cinco años, el máximo previsto, con mayor demanda y a menor precio. Lo ha conseguido en un momento de indefinición y volatilidad (la presión para que España pida el rescate es cada vez mayor), de fuga continuada de la inversión extranjera (los inversores foráneos han retirado más de 89.000 millones de la deuda pública española entre enero y agosto), y pese al antecedente poco propicio de la última subasta de letras, en la que los costes repuntaron y la demanda se mostró algo menos rotunda que en emisiones precedentes.

Pero el verdadero reto para el Tesoro es que, amén de sus necesidades de dinero fresco, tiene que hacer frente en este trimestre a unos vencimientos superiores a los 43.000 millones de euros (22.957 millones en letras y 20.226 millones en bonos), cifra que representa un 28% de las amortizaciones previstas para el conjunto del ejercicio. El mayor test tendrá lugar este mismo mes, en el que los vencimientos superan los 29.100 millones de euros (20.226 millones en bonos y 8.891 millones en letras), prácticamente una quinta parte de las amortizaciones totales del año.

La deuda del Estado en circulación ha crecido exponencialmente durante los años de la crisis, al pasar de poco más de 307.000 millones de euros en 2007 a los más de 628.000 millones con que se preveía inicialmente finalizar este año. Es decir, la burbuja de la deuda pública española (incluyendo la de autonomías y ayuntamientos) se ha multiplicado por más de dos en apenas cinco años, pasando de representar el 36,3% del PIB en 2007 a más del 85% en 2012, porcentaje que se disparará por encima 90% en 2013.

Con todo, el principal problema de España no es la ratio de deuda/PIB, aunque es innegable que se ha desbocado (de hecho, aun con el incremento previsto para el año que viene, no se alejará demasiado de la media europea, que en la actualidad supera el 88% en la zona euro), sino el progresivo incremento de sus costes financieros (más de 38.500 millones de euros en 2013 sólo en intereses) y las dudas sobre su capacidad para retornar a la senda del crecimiento y poder afrontar así la devolución de sus multimillonarios compromisos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...