edición: 2109 , Viernes, 2 diciembre 2016
22/09/2008

El Tesoro de EE UU da barra libre

Germán M. Crespo

En una de sus últimas decisiones al frente de la Casa Blanca, George J.Bush anunciaba un plan de rescate de la banca estadounidense que, con el respaldo del Tesoro y la FED, pretende solucionar todos los desmanes que ha provocado la banca norteamericana en la economía mundial en algo más de un año y evitar un goteo de bancarrotas financieras en ese país. Así, los políticos demócratas y republicanos discuten a contrarreloj dar el visto bueno a las peticiones de intervención pública de los mercados financieros, que en apenas tres páginas se despachó desde el Tesoro de EEUU, y por el que se solicita nada menos que 700.000 millones de dólares de las arcas públicas norteamericanas. Pero, sorpresa, se podrán beneficiarse la banca no estadounidense. Gracias señor Paulson, sin ustedes no podríamos sanear nuestro maltrecho sistema financiero.

El secretario del Estado del Tesoro, Henry Paulson, pidió la rápida aprobación del plan de salvamiento financiero para la compra de activos hipotecarios en manos de lo bancos de una manera tan simple que el texto tal sólo consta de tres páginas. Para Paulson, la única alternativa al plan es más quiebras de bancos y unos mercados incapaces de financiar el crecimiento de la economía estadounidense. A la vista de las últimas informaciones, demócratas y republicanos, sobre quienes recae la decisión de dar el visto bueno al plan de financiación, auguraban que la luz verde llegará antes del próximo fin de semana, aunque la situación preelectoral podría dificultar el acuerdo si no se recogen alguna de las demandas propuestas desde uno y otro lado de la arena política.

Para convencer a la opinión pública estadounidense, Paulson no ha dudado en recorrerse toda cadena televisiva que le ofreciera un hueco y en donde ofreció algún detalle más, pero que obvio reconocer la parte de culpa que las autoridades regulatorias, entre ellas el departamento que él dirige, sobre la profundidad y gravedad de la crisis financiera estadounidense y su falta de agilidad para, al menos, controlarla un poco más.

En lugar de eso lanzó toda una proclama de buena voluntad al resto del mundo: las entidades financieras no estadounidense que pudieran verse afectadas por estas hipotecas basuras podrán también deshacerse de los activos tóxicos dentro de este plan de salvamiento de 700.000 millones de dólares. Pero, como es habitual en la filosofía norteamericana, no van a ser ellos los únicos que paguen el pato y, una vez más, pidió a otros Gobiernos impulsar operaciones similares de rescate del sector. Defendió la intervención del Estado como una medida extraordinaria con la que se pretenden evitar males mayores. Además Paulson quiere tener las manos libres para actuar. Así el Tesoro tendrá plena capacidad para comprar activos, revenderlos en el mercado, emitir deuda para financiar las operaciones, y contratar a los gestores que considere oportunos sin más obligación que dar explicaciones periódicas al Congreso.

Pero todo este plan de rescate está basado en las buenas intenciones de los políticos y a la vista de que el Tesoro no parece dispuesto a recoger las reclamaciones demócratas sobre la necesidad de que la clase media estadounidense se beneficie del plan de salvamiento ante los problemas que vive uno de los motores de la economía estadounidense, con la subida de las hipotecas y las incertidumbre laborales abiertas, la viabilidad del plan puede tardar más de lo necesario y llevarse por delante algún que otro banco. Morgan Stanley y Wachovia siguen a la espera.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...