edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
03/12/2014
Por la caída del bono y la prima de riesgo

El Tesoro desaprovecha el mercado y se pierde 3.000 millones de ahorro

La precipitación en dar por cerrada la financiación del Estado el 20 de noviembre, malogra una oportunidad de oro
Juan José González

Tan malo es pasarse como no llegar, sentenció Confucio. Algo así es lo que parece haberles sucedido a los responsables del Tesoro Público que dirige Rosa María Sánchez-Yebra, tras avanzar, ufanos, el pasado 20 de noviembre que daban por cerrado el año. Cierto es que los tesoreros consiguieron cumplir los objetivos de financiación a medio y largo plazo, con un mes de antelación, cuando la prima de riesgo española se situaba en los 131 puntos básicos, 21,4 puntos más que el último de ayer. Cifras ofrecidas por el instituto público que reflejan un ahorro de unos 5.000 millones de euros sobre el coste previsto, en base al abaratamiento del bono a diez años, que comenzó el año en 4,15% y que a cierre de ayer marcaba 1,84%. De las cifras y de los hechos se desprende que el Tesoro ha trabajado con intensidad y rapidez. Incluso hasta podría afirmarse que con bastante eficacia, pero que a la vista de la evolución de la coyuntura, las prisas han conseguido otro efecto: menguar el éxito asegurado y el ahorro en la financiación por causa de la precipitación.

Quizás asumir un poco más de riesgo en estos dos últimos meses del año, ante la evidente mejoría de la economía, habría conseguido redondear la gestión del Tesoro, como también un precioso ahorro de 3.000 millones de euros más para sumar a los 5.000 millones logrados en la financiación pública. El `cierre adelantado´ deja una especie de sabor agridulce en la gestión del Tesoro en 2014 y que desde algún sector del mercado ha sido interpretado más como la necesidad de presentar un logro político que como un objetivo más cumplido.

En cualquier caso, es más que probable que Sánchez-Yebra, al frente del Tesoro desde el verano, haya sabido cerrar una etapa compleja, que le tocó lidiar en su mayor parte a su antecesor, Íñigo Fernández de Mesa, hoy secretario de Estado de Economía, y concluir su primer y breve ejercicio. La responsable del Tesoro aprovechará en resto del año para preparar el próximo objetivo como es diferir el vencimiento medio de la deuda con un mayor número de años, aunque todavía le resten algunas emisiones antes de concluir el ejercicio para comenzar a alargar la vida media de la deuda, como ha asegurado el Tesoro, emitir más bonos y reducir la emisión de letras

Sánchez-Yebra tiene un escenario complicado para 2015, donde seguramente no podrá asumir los riesgos que, en cambio, sí podría haber aprovechado en esta parte final de 2014. Porque el próximo año está obligada a obtener 243.000 millones de euros en las mejores condiciones para el erario público, y de los que 155.000 millones corresponden a vencimientos del ejercicio y sobre los que contará con un margen relativo de mejora. El verdadero esfuerzo de gestión se deberá centrar en bajar el coste de la deuda por la vía de aprovechar el mercado y de alargar los plazos. El coste de la deuda para 2015 asciende a nada menos que 35.000 millones de euros. Para alcanzar los objetivos el Tesoro necesitará también de la colaboración del Gobierno para mantener la fase de recuperación y reducir el volumen de endeudamiento.

El Tesoro español ha contado en los últimos meses con el viento a favor de una mayor confianza de los inversores nacionales e internacionales en las reformas estructurales del Ejecutivo. Como también a favor ha jugado la sensación de unos mercados animados por la perspectiva de una intervención del BCE que no se ha llegado a producir ni con la intensidad ni volumen esperado. Razones que, al final han servido para cambiar el clima del mercado hacia las subastas del instituto público.

La complejidad de la financiación pública para el próximo año vendrá además de por el elevado volumen de vencimientos -los 155.000 millones- pagos a los que deberá hacer frente el Tesoro contando con que la relación de la deuda con el PIB no pierde de vista el 100% y que cualquier objetivo que pase por bajarla de ese guarismo, implica hilar muy fino en las subastas como también en la graduación del riesgo, aprovechando los mejores momentos del mercado y no dejando que pasen como ha sucedido en noviembre y diciembre de este año que termina.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...