edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
23/10/2008

El Tesoro saca partido al miedo de los inversores

Fondos y particulares sacrifican rentabilidad por seguridad
Juan José González

La máquina del Tesoro público se prepara como los grandes almacenes ante las Navidades. Se prevé una afluencia de público abarrotando las puertas del Tesoro como en la foto de las rebajas de enero, entrando atropelladamente en manada a por la falda o el pantalón. Pero en esta ocasión será en busca de Letras, Bonos o de Obligaciones, del Estado, por supuesto, porque es el papel más seguro y el que en caso de mayores problemas, siempre va a responder. En las últimas subastas del Tesoro aumentan las peticiones de mayor volumen de deuda que el Tesoro no llega a atender. Y así, con el miedo en el cuerpo hasta las entrañas, los inversores buscan ahora los activos de menor riesgo y mayor rentabilidad, aquellos en los que puedan aparcar sus temores durante los próximos meses.

Los fondos de inversión, excepto una decena, están en pérdidas: incluso los de dinero y renta fija. El ejercicio 2008 ha resultado nefasto y los gestores sólo quieren que termine. Pero mientras esto sucede, aún restan dos largos meses para intentar salvar un poco la cara y reducir pérdidas. Casi mil fondos de inversión pertenecientes a una veintena de gestoras, presionan por distintas vías a la Dirección General del Tesoro para que suban el volumen de deuda a corto plazo que destinan al mercado primario. Aquí también se siente avalancha. Se trata de gestoras con excedentes de liquidez (aunque parezca mentira) y que necesitan un destino seguro y rentable, sobre todo seguro.

Pero el Tesoro, a pesar de las subastas mensuales programadas, está esperando el momento más propicio; se mueve entre la espada del llamado “Fondo de Rescate” anunciado por el Gobierno, por valor de entre 30.000 y 50.000 millones de euros, y la pared del Banco Central Europeo y su “desesperante” política monetaria, según un técnico del Tesoro Público. Estos dos factores son los están condicionando el timing de las próximas emisiones, ya que se estaría a la espera de una próxima reducción en el precio del dinero, que se calcula en unos 25 ó 50 puntos básicos (0,25% ó 0,50%).

En los últimos meses el Tesoro, conocedor del miedo existente entre el público, realizó una campaña de publicidad con el objetivo de comunicar la seguridad y garantía del Tesoro, así como para lanzar al mercado el mensaje de una próxima emisión de deuda pública. Campaña que fue criticada en el propio Ministerio por considerarla inútil. Sin embargo, la campaña sirvió para que el público acudiera al Banco de España y solicitará información de las próximas subastas de deuda para hacer peticiones físicamente y también por Internet.

Y parece que las dos últimas subastas en el mercado primario (15 de septiembre y 15 de octubre) no le han salido mal al Tesoro; los inversores solicitaron Letras a un año por valor de 4.700 millones y adjudicó 4.000 millones, y en la de este mes el Tesoro frente a peticiones de 7.100 millones, adjudicó 4.866 millones al 3,4%, que es una rentabilidad de casi un punto menos respecto a la del mes pasado.

No les faltaba razón a los expertos que auguraban que las nuevas emisiones serían bien acogidas por el mercado ya que vista la inestabilidad de las últimas cuatro semanas, los inversores particulares y los fondos se tirarían como fieras a los plazos más cortos, como así ha sido. En el caso de la deuda a mayor plazo, en Goldman Sachs afirman que “a medida que aumenten las expectativas de una recesión global, la demanda de papel estatal será mayor”. Esta casa recuerda cómo en el mercado norteamericano en los últimos meses la demanda de deuda pública ha sido tan elevada que la rentabilidad ha caído hasta el 0,10%, si bien, el inversor en EE UU y en este momento se inclina más por la seguridad que por la rentabilidad.

Frente a esta avalancha vendedora del Tesoro, las entidades financieras privadas han decidido que no tiran la toalla y acuden al mercado en busca de depósitos. Una treintena de cajas y bancos han puesto sus redes a funcionar con ofertas tentadoras que la publicidad eleva, dependiendo del plazo y de las características, hasta el 10% de rentabilidad, aunque la media de intereses se sitúe en el 5,5%. En estos, a diferencia del papel del Tesoro, la rentabilidad es más interesante pero en seguridad los particulares no piensan lo mismo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...