edición: 3054 , Viernes, 25 septiembre 2020
04/09/2015
banca 

El traje holgado

Alfonso Pajuelo
El sector bancario amaga con ofrecer un próximo futuro apasionante. Y no es mera prospectiva o simple vaticinio. Todo está nuevamente por reajustarse y nada puede darse por hecho, incluidos liderato y el vacante liderazgo. El Santander ya no es lo que era y su presidenta empieza a aflorar las deficiencias que se esperaban de acuerdo con su trayectoria de errores. El fracaso de la última supercuenta nos devuelve a su última etapa en Banesto y eso no trae buenas sensaciones. Ya sabemos en qué y donde terminó Banesto.
Aunque no ha transcurrido el tiempo suficiente, la presidente no apunta buenas maneras y va a necesitar todo el apoyo de su equipo. Pero ese es un equipo de circunstancias donde prima más la sumisión que otras cualidades. Un equipo que tiene claro que son meros empleados como en su momento aclaró la actual presidenta al referirse al entonces consejero delegado Alfredo Sáenz, medio defenestrado finalmente de mala gana por sus condenas judiciales. El de ahora, ya elegido por ella, es prescindible, al igual que lo fue el anterior nombrado por el cada día más recordado Emilio Botín. Por cierto, hay una diferencia importante: el consejo le debía el puesto a Emilio Botín; ahora, Ana P le debe el puesto al consejo que aceptó elegirla en una maniobra de urgencia no justificable.

Parece que Ana P se empeña en echar la culpa a los demás. Ya comentaba esta publicación que en las últimas semanas había centrado sus inquinas en el departamento de comunicación del banco como si ese fuera el problema. Ese departamento puede ser acusado de algunas cosas, como la prepotencia en el trato con los medios, pero la realidad es que poco tiene que ver con los problemas actuales de la entidad, todos ellos imputables a la gestión. Y ello con una presidenta escondida, que no da la cara y, si puede, da la espalda.

Y algo deben estar notando los competidores directos. BBVA sobrevive vegetando, nada hace más allá de gestionar el día a día y reconozcamos que el resultado no es tan malo como podríamos prever, algo imputable a la competencia, básicamente Santander. Se defiende. Pero eso le pone fuera de cualquier carrera, una ausencia que siembra interrogantes sobre su futuro. Añadamos que está pendiente la sucesión, evento conflictivo donde los haya en el caso que nos ocupa. Sobre todo porque en parte depende del día que tenga su presidente, ya sea porque no aguanta a nadie o bien que no aguante a nadie incluso a sí mismo.

Un hecho llamativo ha sido la decisión de CaixaBank de poner en marcha una entidad de financiación al consumo. Ese es una de los negocios más importantes del Santander desde que lo lanzó Magda Salarich elegida por Emilio Botín. Recordar ahora que la primera conversación que tuvo Ana P con ella fue para indicarle que la única que salía en los medios era ella. CaixaBank apunta al corazón del Santander con la iniciativa y podemos deducir que lo hace porque considera que hay negocio., Pero por lo que a nuestro racionamiento afecta, se lanza porque Santander deja hueco y es posible competir. Eso es nuevo.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...