edición: 2577 , Jueves, 18 octubre 2018
15/12/2015
Riesgos mal valorados

El tropiezo de los analistas en las previsiones para 2015 pone en duda las de 2016

Los beneficios empresariales crecerán el 10%, la misma ganancia para el mercado bursátil
Juan José González
Los argumentos utilizados por la mayoría de los analistas de inversiones parecen haber errado en sus previsiones para el ejercicio que concluye en apenas dos semanas. Lejos de crecimientos del 10%, por lo menos, de las ganancias bursátiles que se podían leer en la mayoría de los informes. Sorprendidos por los nuevos acontecimientos que, sobre el papel, deberían contar con una mínima previsión, caso de los mercados emergentes, del frenazo europeo y, sobre todo, del "inesperado" agobio causado por la inestabilidad del mercado chino, al parecer, un riesgo imprevisto o más bien mal calculado. Del Ibex 35 se decía que alcanzaría los 12.000 puntos al término del año. Ayer cerró en el entorno de los 9.600. También se afirmaba que las empresas ligadas al ciclo económico, por expansivo, se comportarían de tal forma que la mayoría de las carteras recomendadas darían beneficios. No ha habido tirón industrial y sí aumento del consumo. Sólo se acertó, y en parte, en las grandes cifras de la economía y aproximado a la renta fija. Los termómetros han fallado.
Las previsiones de las casas de análisis y los expertos de inversión, sus recomendaciones, carteras, así como la interpretación de la actualidad financiera, mueven dinero e influyen en miles de decisiones económicas. Se trata de pronósticos a un año vista, lo que da una idea del amplio margen con el que cuentan los analistas, para bien y para mal, a la hora de recomendar una cartera. La gran mayoría de los pronósticos aseguraban en 2014 que en el año que ahora concluye, la Bolsa española ganaría más del 10%. Previsión fallida toda vez que la desviación entre el pronóstico y el más que probable cierre de final de año se puede saldar con 2.400 puntos de diferencia negativa, o en contra del cálculo experto.


Las empresas cotizadas que contaban con mayores posibilidades de beneficiarse del ciclo económico, han tenido resultados dispares. Es el caso de Inditex, de la que los pronósticos auguraban un 15% de ganancia en bolsa y que finalizará 2015 con una revalorización superior al 28%. En el extremo contrario de las recomendaciones figuran Acerinox o ArcelorMittal, de los que se esperaban pingües ganancias como consecuencia del ciclo expansivo y de la demanda industrial creciente, pero que las circunstancias, es decir, China, emergentes, Europa y los precios de las materias primas, han condenado a pérdidas de valor del 25% para la primera y del 58% para la segunda. El termómetro que se considera en manos de los expertos de las firmas de análisis, parece errado con estrépito.

Es cierto que ni las condiciones financieras ni la volatilidad son variables que en el plazo de doce meses sufren oscilaciones imprevisibles. Pero llama la atención la diferente y alejada estimación del riesgo de unos y otros expertos ante la misma observación de la realidad (hechos y cifras) y de la distinta interpretación de la misma. Como también llama la atención que la mayoría de los expertos se hayan tirado todo un año con el pronóstico de inmediata subida de los tipos de interés por la FED, asunto que ya se descontaba el pasado enero y que (ahora sí) todo indica que se producirá, al fin, en breve días o en breves horas. En todo caso, los tipos en Norteamérica han condicionado la mayoría de los movimientos de inversión a lo largo de todo el ejercicio y, lo que es peor, mantenido una incertidumbre sobre el resto de las variables.

Se dice que el deterioro de la situación económica y financiera china, ha sorprendido al mundo de la inversión por su inesperado giro negativo y por su particular virulencia. No parece razonable que el evento protagonizado por la economía china estuviera tan infravalorado por los expertos como también mal estimados los posibles riesgos que se podían haber derivado de una corrección del mercado bursátil y financiero, como sí sucedió en la realidad.

Ahora las casas de análisis parecen convenir en que 2016 será un año -esta vez sí, seguro- de ganancias del 10% en el Ibex 35, mismo avance de ganancias del 10% para los beneficios empresariales en Europa, al parecer, impulsados por la abundancia de dinero en el mercado, el apoyo casi ilimitado de los bancos centrales y de la recuperación de la demanda, pública y privada en la eurozona. Un panorama que se puede calificar de idílico, pensado sobre la base de una política monetaria expansiva del banco europeo que, seguramente, se reflejará en ganancias bursátiles generalizadas. Ahora bien, si las premisas utilizadas el año pasado para las previsiones de 2015, valoran los riesgos de emergentes, de China de la misma forma, habrá que poner en observación los pronósticos económicos y las carteras, porque es probable que el mercurio vuelva a confundirse.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...