edición: 2804 , Lunes, 16 septiembre 2019
31/12/2010
Estrategia Estatal del Voluntariado 2010-2014

El voluntariado gana presencia en la estrategia sostenible de España

La sensibilización y la concienciación ciudadana, entre los retos de la nueva estrategia
La transparencia sigue siendo uno de los retos principales para las organizaciones sin ánimo de lucro

Beatriz Lorenzo
La Responsabilidad Social de segunda generación, la que pretende arraigarse con firmeza creciente en el ADN de las compañías, se desliga cada vez más del buenismo y la filantropía, convirtiéndose así en una herramienta de gestión de aplicación continuada-no puntual- en la actividad empresarial. Se ha demostrado sobradamente que el sector privado es muy capaz de contribuir a la mejora del desarrollo de los estratos más desfavorecidos del planeta, ayudándose de estrategias empresariales que aboguen por la sostenibilidad y el crecimiento a largo plazo. A su vez, hay cada vez más demandas internacionales para que las empresas sean más transparentes y más responsables para el desarrollo económico, social y medioambiental en los países en que operan. En unos tiempos en que el diálogo con los grupos de interés se perfila como la aspiración máxima para unas compañías tradicionalmente opacas, las alianzas entre empresas y tercer sector aparecen ahora bajo una nueva óptica, basada no solamente en la tradicional aportación dineraria, sino en el diseño y la elaboración conjunta de proyectos de acción social.

El voluntariado pasa a ser, de ese modo, una estrategia afianzada en el ADN de las empresas e impulsada de forma inequívoca por parte de las Administraciones Públicas. En este sentido el Gobierno español ha aprobado la Estrategia Estatal del Voluntariado 2010-2014, que continúa el trabajo iniciado en los Planes anteriores y da respuesta a los nuevos retos y tendencias de futuro en materia de voluntariado. Cuenta con un presupuesto total estimado para su período de vigencia de casi 75 millones de euros (74.990.346 euros). Para la elaboración de la Estrategia se ha partido de la evaluación del anterior Plan Estatal del Voluntariado 2005-2009 y del “Diagnóstico de situación del voluntariado de acción social en España” (elaborado por la Plataforma de Voluntariado de España). Además, se han tenido en cuenta las diferentes políticas de la Administración General del Estado dedicadas al voluntariado, así como a las CCAA y a las Entidades No Lucrativas que forman parte del Consejo Estatal de ONG de Acción Social. Igualmente, se ha considerado que 2011 ha sido declarado como Año Europeo de las Actividades del Voluntariado que Fomenten una Ciudadanía Activa.

TRANSPARENCIA “NO LUCRATIVA”

Entre los objetivos de la estrategia, destaca el afán de profundizar en el conocimiento del voluntariado e informar y concienciar a toda la sociedad acerca de los valores, el carácter altruista y solidario, las oportunidades y la necesidad de una participación ciudadana activa a través de la acción voluntaria; así como incrementar la formación de las personas que trabajan con el voluntariado y del propio voluntariado, aumentar la participación ciudadana en el voluntariado e impulsar la modernización, la transparencia y la sostenibilidad de las Entidades No Lucrativa (ENL).

En este sentido, podemos afirmar que uno de los intangibles más importantes, la transparencia, es una cuestión que incumbe también a las organizaciones sin ánimo de lucro. Ciertamente, aspectos tales como los procesos de concesión de subvenciones, la información sobre las cuotas recibidas, el desglose de los objetivos y la capacidad de “sometimiento” a la opinión pública son cuestiones que incumben a los grupos de interés y merecerían una gestión transparente por parte de las organizaciones.Hasta tal punto ha llegado esta necesidad que en Estados Unidos se ha creado recientemente un proyecto que toma su nombre de la frase de Leffingwell, “Glasspockets”, que aborda la misión de “hacer llegar la transparencia al sector de la filantropía” y se encarga de ofrecer informes acerca de la transparencia de las principales fundaciones del país. En España, la situación no es menos complicada, y a la necesidad de aumentar la transparencia se unen las reformas que trae consigo la recién salida del horno Ley de Economía Social, aprobada por el Consejo de Ministros el pasado mes de julio. La norma pretende sentar las bases regulatorias para una sector que representa nada menos que el 3% del PIB y que se sitúa en torno a 1.350.000 empleos.

VOLUNTARIADO COHERENTE

Con la nueva estrategia de voluntariado se pretende también fortalecer la colaboración entre todos los agentes comprometidos con el voluntariado, prestando una especial atención, a la participación de las ENL en redes de trabajo autonómicas, nacionales e internacionales, así como promover el estudio de las nuevas formas de ejercer el voluntariado e impulsar su desarrollo, así como apoyar la consolidación del uso de las tecnologías de la información y comunicación en el tercer sector. La sensibilización es un ingrediente muy importante de la nueva estrategia, cuyas líneas de acción se orientan hacia la difusión de los valores del voluntariado y de la participación ciudadana, de la actividad de las ENL y de las políticas públicas sobre el voluntariado. También se centra en la sensibilización en los centros educativos, además de la profundización en el conocimiento del voluntariado, fomentando su estudio y análisis desde diversas perspectivas y la investigación sobre los distintos efectos de la acción voluntaria y la participación social.

Dentro de los modelos de voluntariado está adquiriendo especial presencia en los últimos tiempos el voluntariado corporativo, que ha comenzado a encuadrarse dentro de un marco institucional que pugna por despojarlo de sus connotaciones más “caritativas” para dotarlo de una presencia cada vez más sólida dentro de las empresas. Destacan así organizaciones como Points of Light Foundation en Estados Unidos, Business in the Community en el Reino Unido o la Fundación Empresa y Sociedad en España. Las campañas de voluntariado corporativo se perfilan como potentes instrumentos de conciliación de lo social con lo puramente económico, añadiendo un ingrediente más al brebaje casi milagroso que habrá de beberse la sociedad en general para encontrar la salida a la recesión.

Este nuevo enfoque del voluntariado corporativo es beneficioso para todos los implicados. Las empresas ganan en imagen y reputación frente a sus interlocutores, a la vez que mejora la motivación y capacitación de sus empleados y la retención del talento. Además, así la sociedad dispone de recursos y planes de acción concretos para paliar carencias identificadas como de interés social preferente Asimismo, las ONG se benefician de recursos, tecnología y medios adicionales para sus actividades, a la par que aportan a la empresa su conocimiento de las necesidades sociales y su capacidad para aplicar soluciones eficaces.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...