edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
23/02/2018

El aumento de los tipos de interés sofoca a las eléctricas estadounidenses y amenaza a las europeas

Los tipos de interés excepcionalmente bajos han generado inversiones insostenibles en las renovables
Carlos Schwartz
Los tipos de interés han subido en Estados Unidos en los últimos dos años realmente poco. Pero han subido. Por añadidura la expectativa es que suban más en el corto plazo. El temor a estos cambios ha forzado un aumento de la rentabilidad de la deuda pública y la renta fija en general, lo que determina un incremento de los costes financieros para las empresas. En Europa el fantasma de menos liquidez y tipos al alza todavía se despereza y nadie parece tomarlo muy en serio. En el sector de la energía esto se nota con claridad. El efecto combinado de tipos de interés más altos y una reducción del tipo fiscal del 35% al 21% ha sido una caída del índice S&P500 para el sector de las empresas de energía del 13% desde noviembre pasado. Una expresión de estas dificultades ha sido el anuncio de una de las mayores del sector Duke Energy que esperaba recaudar 2.000 millones de dólares este año con una ampliación de capital y que recortará su plan de inversiones a cinco años en 1.000 millones de dólares mientras el consejero delegado de la empresa afirmaba que la venta de acciones era necesaria para mantener la fortaleza de su balance. 
Otra gran eléctrica, First Energy, colocó en enero 2.500 millones de dólares en acciones entre inversores institucionales incluidos Elliot Management y GIC con el objetivo de pagar deuda, hacer aportes a su fondo de pensiones y “y reforzar el balance de calificado de inversión de calidad”, según un anuncio de la empresa.

La realidad es que el cuadro financiero es central para las empresas del sector de la energía que obtienen sus ingresos de activos regulados en los cuales se establece una tarifa de explotación que da lugar a un cálculo de retribución de los activos de generación más un margen económico. Cada modificación en los parámetros ocasiona desajustes en ese plan financiero. Los planes de inversión se calculan en función de las remuneraciones reguladas pero la modificación de otros elementos del escenario como los costes de financiación pueden hacer que una operación deje de ser rentable. Los cambios en un escenario además atentan contra la cotización de las acciones de las empresas del sector. Como los precios de la energía están regulados se tiende a atribuir a las acciones de una eléctrica la naturaleza de un activo de inversión de renta fija. Se supone que el regulador actúa con la conciencia de que debe asegurar una retribución suficiente al concesionario energético.

Pero los cambios en el cuadro financiero pueden hacer que esa retribución sea insuficiente y las acciones pierdan su cualidad de flujo continuado y estable de dividendos. En el caso de Estados Unidos además la caída de los tipos fiscales para las corporaciones va a suponer una lucha de los reguladores para que parte de los ahorros fiscales de las empresas de la energía se refleje en una baja de los precios de la energía a los consumidores lo cual quiere decir que la factura de la energía para las empresas y las familias va a bajar y con ello los ingresos de las eléctricas. Habrá que ver cuánto, pero bajarán.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, señaló de pasada en una entrevista en un medio internacional que el sector de la energía se debe preparar en España y Europa para la aparición de colapsos como los de Enron entre los no profesionales que entraron al mercado de la energía al socaire de los bajos tipos de interés. Su razonamiento es que un aumento de los tipos de interés va a derribar las inversiones que se han hecho sobre la base de un plan financiero a tipos de interés bajos por inversores no profesionales. La realidad es que en España en el sector de las renovables la mayor parte de las inversiones en los últimos 24 meses ha corrido por cuenta de fondos de infraestructura que no necesariamente son profesionales de la energía. 

De acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía (AIE) el precio medio del megavatio hora adjudicado en subastas para la generación renovable eólica ha caído de los 80 dólares en 2012 a los 40 dólares en la actualidad mientras que en la generación solar la retribución adjudicada en subasta ha pasado de los 180 dólares por megavatio a 50 dólares por megavatio. Es esta caída en la retribución lo que puede hacer insostenibles las inversiones si se elevan los costes financieros. 

El año pasado en España fueron subastados 3 Gigavatios de generación eólica a los que Iberdrola no acudió. La mayoría de la generación fue adjudicada a empresas de escaso recorrido en el mercado, entre las cuales hay varias vinculadas a sociedades de capital riesgo. 

Por su parte JPMorganChase en una nota para inversores desaconsejó una lista de 50 valores considerados similares a una renta fija y de entre ellos más de la mitad eran compañías eléctricas. Este supone un cambio de tendencia en el sector de la energía en Estados Unidos en el cual el cambio en los combustibles se ha notado en la cuenta de resultados. 

Desde el 2010 la generación con carbón ha caído del 45% al 30%; la generación por gas subió del 24% al 32%; y la participación de las renovables subió del 4% al 10%. Un factor decisivo es el precio de los combustibles con el gas muy por debajo de los precios en Europa y Asia, lo que ha contribuido a los márgenes de la generación. El cambio de tendencia en noviembre pasado está directamente vinculado a las sospechas de que el efecto fiscal de un lado y los costes financieros del otro van a poner mucha presión sobre los flujos de caja disponibles para las grandes empresas del sector que en Estados Unidos que se verán además afectadas  por una posible reducción en las tarifas de energía al mercado minorista. Está por ver si un recorrido al alza en los precios de dinero en Europa tiene un efecto similar. Al menos para el máximo ejecutivo de Iberdrola está claro que será así y los proyectos de los fondos de inversión pueden verse en dificultades.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...