edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
19/09/2018
banca 
Reconoce el retraso respecto a la banca europea

El Banco de España apremia a los bancos para que aumenten el peso en la banca online

Los menores costes del negocio online se convertirían en mejoras de ingresos y rentabilidad
Juan José González
Las autoridades reguladoras españolas insisten en sus mensajes a las entidades bancarias en que deben emplearse más a fondo en la tarea de innovación y modernización de los servicios bancarios si quieren estar a la altura del resto de los bancos europeos que se encuentran a la cabeza de la tecnología, un aspecto del negocio que tiene una relación muy directa con la rentabilidad y su mejora. Un informe del Banco de España de mediados de año ya advertía al sector de la debilidad tecnológica como principal desventaja a mejorar frente a los competidores europeos. La debilidad, o retraso en la incorporación de la tecnología a todos los servicios bancarios tiene, según considera el regulador, un efecto directo sobre la reducción de costes y, por tanto, se consideran como la antesala de la mejora de la rentabilidad. En este punto, el informe señala que, de la misma forma que el sector parece haberse puesto las pilas en limpiar los balances de aquellos extras de activos improductivos que le impedían avanzar en rentabilidad, la banca debe ganar peso en la banca online donde todavía se encuentra a bastante distancia de la media que registran los bancos del resto de Europa. Por si no fuera suficiente, el esfuerzo que demanda el regulador al sector se extiende a otro aspecto del negocio bancario, como es la todavía elevada tasa de morosidad del sector, la cual, continúa situada en ratios preocupantes precisamente en el ejercicio en que se cumple una década del estallido de la crisis financiera mundial.
En concreto, el Banco de España advierte del retraso que sufre el sector bancario en España respecto a las posibilidades que ofrece el sector tecnológico para el negocio bancario, retraso que situaría a la banca española bastante por detrás del grupo de bancos europeos considerados como la avanzadilla de la banca online. En este sentido, de poco o de nada han servido las campañas de comunicación de los dos grandes bancos españoles destacando una posición ficticia a la cabeza de las entidades financieras más innovadoras de Europa. La banca europea, excluyendo a la banca española, llevan varios años de ventaja al sector español en materia de modernización de redes y servicios.

El informe del regulador español cobra actualidad ante la avalancha de fuertes tensiones para el sector bancario que en las últimas semanas han adquirido mayor virulencia motivada por la inestabilidad en los mercados emergentes y que se ha reflejado en las cotizaciones bursátiles. Se estiman en más de 65.000 millones de euros la caída de la capitalización bursátil en lo que va de año, caídas más abultadas que en otras ocasiones dado que en esta ocasión se suman otros factores como son los problemas para mejorar (o mantener) la rentabilidad y, sobre todo, por los temores a una caída de la solvencia.

No es el peor momento del sector en Europa pero sí el más complejo ante las tensiones políticas que pueden traer consecuencias para el sector, caso de las negociaciones sobre el Brexit. Sin embargo, el regulador local español tiene muy claro cuáles son los puntos débiles de los bancos españoles. Si al Banco de España le preocupa el retraso en modernización e innovación que padece el sector, a las entidades les preocupa en mayor medida la rentabilidad, los costes y la morosidad, los tres con cifras dispares aunque se resumen en más costes, morosidad controlada o frenada y rentabilidad con dificultades para el avance.

Viene a cuento recordar el informe del Banco de España (que aunque publicado en junio pasado mantiene su vigencia) donde se apremia al sector a que avance en innovación y modernización, dado su retraso respecto al sector bancario europeo, porque recientemente el presidente del BBVA, Francisco González, manifestaba su preocupación por las diferentes reglas de juego que debían observar las nuevas plataformas digitales (Fintech) respecto a los bancos. 

Diferencias normativas que según González constituyen las ventajas competitivas para las Fintech como son los menores costes, comisiones más bajas y servicios más eficaces. Para el supervisor bancario, sin embargo, los bancos españoles deben aplicarse en reducir la distancia que les separa de sus colegas europeos en banca online. La reducción de los costes y las comisiones más ajustadas (a la baja) de la banca, aunque lejos todavía de sus competidores Fintech, pueden ser la antesala de la mejora de la rentabilidad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...