edición: 2598 , Lunes, 19 noviembre 2018
10/10/2018

El Banco de España culpa de los bajos salarios a la baja inflación y al desánimo de los parados

ICNR
El Banco de España considera que la elevada proporción de trabajadores a tiempo parcial involuntario y de desempleados desanimados ha tenido un papel relevante a la hora de explicar el reducido crecimiento salarial en España en el periodo más reciente.
En su artículo analítico "La moderación salarial en España y en la UEM" publicado hoy, la entidad explica que la moderación salarial del actual periodo de recuperación iniciado en 2014 se debe también a las bajas expectativas de inflación.

Según el Banco de España, durante la recesión los salarios cayeron como consecuencia del marcado incremento de la tasa de desempleo.

Las dos reformas laborales y los acuerdos de negociación colectiva que favorecieron la moderación salarial contribuyeron a la contención de los salarios al inicio de la recuperación, junto con unas expectativas inflacionistas particularmente bajas.

No obstante, la reducción de la tasa de paro a partir de 2013 no estuvo acompañada de un aumento de la tasa de crecimiento salarial, lo que ha llevado a considerar como factores relevantes el trabajo a tiempo parcial involuntario y la tasa de individuos desanimados, aquellos que no buscan empleo activamente pero está dispuestos a trabajar.

El Banco de España señala que en los últimos quince años la tasa de parcialidad involuntaria ha crecido al 8% de la población activa desde un nivel cercano al 2 %.

El crecimiento fue más marcado a partir de 2008, lo que indica que durante la crisis un número importante de empresas se enfrentaron a la caída de la actividad sustituyendo a parte de los trabajadores a tiempo completo por empleados a tiempo parcial para limitar sus costes laborales.

El porcentaje de trabajadores desanimados también se incrementó durante la crisis y se ralentizó a partir de 2013. De acuerdo con los cálculos de la entidad, cada aumento en un punto de la tasa de paro está asociado a una reducción cercana a 0,3 puntos en los salarios.

Este impacto se ve compensado por la productividad, ya que cada punto de aumento de esta variable correspondería a un crecimiento salarial de 0,7 puntos.

Las expectativas de subidas de precios también tienen un efecto positivo, ya que cada punto de subida de la inflación se traduce en un avance de 0,8 puntos de los salarios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...