edición: 2701 , Lunes, 22 abril 2019
21/03/2019

El Banco de España dice ahora que los decretos sociales del Gobierno frenan la reducción del déficit

ICNR
La economía española seguirá creciendo este año, aunque a menor ritmo que en el ejercicio anterior, hasta culminar 2019 con un avance del 2,2%, tres décimas menos que 2018, según el Banco de España que recoge en su Informe trimestral de la economía española, y mantiene inalteradas sus estimaciones del pasado diciembre.
El supervisor financiero argumenta que la economía sigue dentro de una fase alcista, sustentada por las mejoras de la competitividad que impuso la crisis, el tono acomodaticio de la política monetaria de un Banco Central Europeo sin prisa ya por volver a subir los tipos, así como por la mejora de la situación patrimonial de empresas, bancos y familias o por las medidas fiscales expansivas aprobadas en 2018.

Por otro lado, el PIB español seguirá desacelerando su crecimiento este año por la posible restricción del crédito que la banca pueda aplicar ante el retraso en la esperada subida de tipos, la moderación del consumo de los hogares en pos de un mayor ahorro, y el tono neutral que tiene la política fiscal a medio plazo sin nuevos Presupuestos.

La previsión del Banco de España, en definitiva, es que el PIB nacional crezca un 2,2% este año, un 1,9% en 2020 y un 1,7% en 2021. A la vez, su previsión es que el déficit, que cerró 2018 en el 2,7%, se rebaje solo al 2,5% este año, lo que supone una décima más que lo previsto anteriormente (unos 1.200 millones de euros).

El cambio obedece básicamente a que las nuevas medidas de ingresos planteadas por el Gobierno de Pedro Sánchez han decaído con los Presupuestos de 2019 mientras que una parte del gasto anunciado sí se ha materializado en forma de reales decretos ley. A partir de ahí, el informe considera que el déficit pasaría al 2% en 2020 y al 1,8% en 2021.

De haber prosperado las cuentas planteadas por el Ejecutivo de Sánchez, el Banco de España asume que el déficit habría podido rebajarse el 2% gracias a los cambios tributarios que incluían. La cifra, en todo caso, no llega al objetivo del 1,8% que se había marcado el Gobierno, no digamos ya al 1,3% comprometido oficialmente con Bruselas.

La décima extra de déficit esperado responde, en todo caso, a varios factores. De un lado empeora por la reducción del PIB nominal y los decretos de los llamados "viernes sociales" (con gastos extra como la ampliación del permiso de paternidad, la cotización de las cuidadoras y el subsidio para mayores de 52 años), si bien la variable mejora por la subida del 7% en las bases máximas de cotización y el incremento de los ingresos tributarios por encima de lo esperado. El año se cerrará por tanto con más ingresos que gastos, lo que permite reducir el déficit, pero al haber más costes de los esperados en diciembre, el déficit solo cae del 2,7% al 2,5%, en lugar del 2,4% antes esperado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...