edición: 3028 , Viernes, 14 agosto 2020
04/12/2019
banca 
Aunque no es el único, sí es el más expuesto a más mercados

BBVA recibe la llamada del regulador bancario por su alta exposición en emergentes

Fusión, cobro de servicios, banca digital… difícil salida para el banco de Carlos Torres, atrapado en un callejón sin salida en Turquía y la caída de la actividad en Latinoamérica
Juan José González
Un nuevo aviso del supervisor bancario europeo ha llegado a la sede del BBVA. La EBA advertía en público hace apenas cinco días, por boca del presidente de la autoridad bancaria, el español José Manuel Campa, sobre el exceso de riesgo de algunas entidades bancarias españolas en tres mercados emergentes, en concreto, en Brasil, México y Turquía. Pero ahora acaba de repetir el aviso, en esta ocasión por otra vía más directa al BBVA, señalando el especial y singular riesgo que esta entidad concentra en los tres mercados de referencia. Es un toque de atención doble el que envía Campa al banco de Carlos Torres, justificado en la medida en que el segundo banco del sistema financiero español tiene una importante exposición al riesgo en Brasil y en México pero también y en particular, en Turquía. Bien es cierto que la autoridad bancaria no suele señalar con el dedo acusador a los bancos en peligro, es decir, no cita nombres, tan sólo hace referencias en público al sector y a situaciones concretas que afectan a varias entidades. Pero en esta ocasión, al menos en privado, ese protocolo de actuación parece haber sido omitido para ir directamente a coger al toro por los cuernos. Si bien no es la primera vez que la EBA lanza advertencias en este sentido -sobre el riesgo en emergentes- sí es la primera que indica los tres mercados, hace referencia a las grandes entidades del sistema bancario y termina localizando el problema en los emergentes.
Varios bancos han interpretado las palabras de Campa, pronunciadas en público el viernes de la semana pasada en un foro abierto, en el sentido más directo y claro de las referencias, indicando que en este caso, el verde y con asas no era otro más que el BBVA. Es cierto también que en esa misma situación se encuentran otras entidades, caso de Santander, si bien excluyendo a éste último de Turquía. La advertencia del supervisor bancario, sin embargo, guarda relación, no sólo con la actualidad y los problemas que podrían derivarse de una elevada exposición al riesgo, sino de algo más y diferente: de los problemas que se pueden derivar de las tensiones comerciales y el cambio de los tipos de interés del dólar por cuanto serían Brasil y México los más afectados por la coyuntura, los más vulnerables.

Lo cierto es que los dos problemas, efectos de la guerra comercial y cambios en el dólar, se pueden considerar inmediatos, de ahí que el supervisor se haya interesado por advertir a la banca española en general del riesgo localizado en emergentes, en el área latinoamericano. Y si se tiene en cuenta el pronóstico avanzado por el Fondo Monetario Internacional que fija el crecimiento mundial para 2019 en el 3% quedan justificados el aviso y la urgencia del mismo. Si esto sucede en base a las amenazas comerciales y monetarias en Brasil y México, no es menos preocupante la situación del mercado de Turquía en el que entre otros se debe unir el golpe del Brexit.

Así las cosas, las advertencias de Campa llegan a todos los cuarteles bancarios implicados en los mercados emergentes, pero se hace más intensa en el caso del BBVA. Su posición en el Garanti, donde posee el 49,85% del capital, es una inversión que hasta el momento se puede considerar fallida. Una inversión de 6.800 millones de euros amenazada constantemente por la inestabilidad de la divisa turca, la lira, y que ya ha provocado la devaluación del 55% de la inversión del banco español. La caída del valor no puede ser compensado de ninguna forma por los retornos anuales del Garanti.

Claro que el supervisor bancario avisa, advierte y demanda atención y prudencia a los más arriesgados, lo que lleva a concluir que además de pensar en provisiones tengan cuidado y extremen la prudencia para que no aumenten sus riesgos. Pero en cambio no ofrece más salidas que las recomendaciones habituales. La EBA de Campa insiste en que los más arriesgados en estos mercados, deben hacer mayores esfuerzos por mejorar la rentabilidad, a la baja en el último año e inferior al coste de capital.

La EBA, en sus advertencias al sector, es consciente de que los mensajes emitidos no son interpretados por los receptores de la misma forma, puesto que la situación particular de BBVA nada tiene que ver en este sentido con la de Santander: mientras que este se salva de los problemas turcos, al primero le toca lidiar en todos los frentes, en batallas diferentes y enemigos de distintos. Para solucionar los problemas de rentabilidad o de exposición en emergentes, el camino para el BBVA se hace más complejo que para otros de sus competidores. No es lo mismo sugerir al BBVA una fusión para arreglar los problemas de rentabilidad que proponérselo a Santander, o a Sabadell, Caixabank... Incluso ni el cobro de servicios a la clientela resolvería el problema de rentabilidad de BBVA. Ni siquiera la banca digital sería suficiente para compensar el más leve tropiezo del banco en Turquía, Brasil o México. De ahí la preocupación de la EBA.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...