edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
14/11/2018
La inversión colectiva no resistiría un escenario estresado 

El BCE lanza mensajes que dudan de la capacidad de los fondos ante una crisis de liquidez

Pretende ser el impulso definitivo para la formación del Fondo de Garantía de Inversiones Europeo
Juan José González
Primeras voces de advertencia ante el riesgo de problemas de liquidez en el mercado de fondos de inversión en Europa. Una normativa europea permisiva y flexible en la gestión de este instrumento financiero que ahora entra en vías de revisión al identificar el Banco Central Europeo un fuerte aumento de la inversión en fondos que contrasta, por otro lado, con la caída de la liquidez de este activo que concentra un patrimonio que supera los 12 billones de euros. En principio, los gestores, las entidades bancarias y el sector en general, habían aplaudido las reformas de la normativa que flexibilizaba, precisamente, el coeficiente de liquidez desde el 3% en sus depósitos y títulos repos (con pacto de recompra) hasta el 1% vigente. Una medida que, alabada por el sector financiero y de la inversión colectiva atraería a un mayor número de inversores y pequeños ahorradores al entender que, junto al carácter conservador del producto, permitiría ofrecer a sus partícipes e inversores mayores y mejores rendimientos. Si hace tres años las autoridades supervisoras españolas estimaron como una buena noticia para el sector y para el inversor el cambio normativo del aspecto de la liquidez, ahora desde Bruselas y desde el propio BCE, parecen estar lanzando mensajes orientados a extremar la prudencia y revisar algunas normas relativas a la seguridad de un activo financiero que representa más del 40% de los activos bancarios. El riesgo real de desestabilizar el sistema financiero es equivalente a la preocupación que muestran las autoridades monetarias europeas ante el contagio que supondría una crisis de iliquidez de este activo en relación con otros activos de renta fija.
El supervisor financiero europeo vive preocupado por el alto nivel de riesgo que concentran los fondos de inversión en Europa, mercado donde destaca un crecimiento récord y voluminoso en los últimos tiempos, en especial desde 2015. Crecimiento, además, rápido cuyo primer mayor riesgo parece ser la justa posición de liquidez de las instituciones gestoras para hacer frente a una crisis o cualquier incidente puntual en los mercados financieros. Si el riesgo existe en un activo está garantizado el contagio a otros activos interconectados por numerosas vías con el sector bancario. Las autoridades hablan de riesgo evidente de desestabilización del sistema y su consecuencia inmediata: el colapso financiero.

No es la primera vez que un miembro del BCE llama la atención respecto a los peligros de una expansión desmesurada de la industria de la inversión colectiva, los fondos de inversión. Y esta semana, Luis de Guindos, vicepresidente del banco central, recordó al sector financiero que existen riesgos reales de mercado que podrían poner el sistema al borde de un colapso a nada que una crisis de liquidez, un incidente que no se debe descartarse en un fondo cualquiera, hiciera de detonante. Un primer aviso acaba de llegar al supervisor al comprobar el volumen importante de algunas retiradas de dinero de clientes que han puesto en jaque a más de un gestor.

Quizá una retirada mayor de dinero no podría ser atendida por la liquidez del fondo. Los supervisores europeos han comenzado a dudar sobre la capacidad de absorber una crisis puntual de liquidez. Pero se muestran más preocupados ante la posibilidad de lo que llaman un contagio en cadena de activos, habida cuenta de las implicaciones y relaciones entre diferentes tipos de activos que forman parte de las carteras de la inversión colectiva.

En España, los fondos de inversión, son el activo preferido por el gran público, los ahorradores que a lo largo de los últimos años han visto cómo la rentabilidad del dinero en depósitos y cuentas de ahorro se acercaban, y consolidaban, muy cerca del cero por ciento. Por tanto no extraña que el patrimonio haya venido marcando registros mensuales de récord, como el más reciente correspondiente a octubre pasado con un aumento en el año del 3,5% hasta alcanzar los 275.656 millones de euros. Si el volumen del activo representa el ahorro de más de 10 millones de ciudadanos españoles, el riesgo es aún mayor si se tiene en cuenta que la inversión colectiva representa cerca del 15% del ahorro total de los hogares.

Se duda de la capacidad del sistema financiero para hacer frente a un episodio de iliquidez originado por un fondo de inversión. Se duda también de la capacidad de las entidades financieras para absorber las demandas de reintegro de dinero en escenarios de estrés exigentes. Asimismo, no está claro el escenario que se crearía en una crisis que afectase a los índices bursátiles, referencia de un buen número de tipos de fondos, o cuál sería el efecto de un impago o quita de deuda de un Estado. 

El supervisor europeo, repentinamente sorprendido por la baja supervisión de las gestoras de estos activos, como también por el riesgo de un aumento en la retirada de dinero de los partícipes y de una normativa flexible y favorable al rendimiento de la inversión, se encuentra ahora en la necesidad de inyectar seguridad en este activo cuyo riesgo, en caso de crisis, no estaría cubierto por los Estados. La llamada de atención del supervisor parece la primera etapa para poner en marcha el fondo de garantía de inversión europeo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...