edición: 2679 , Martes, 19 marzo 2019
07/02/2019
banca 

El BCE pone en marcha la prueba de liquidez bancaria

ICNR
Arrancan los nuevos test de estrés de liquidez del BCE sobre 90 entidades europeas, destinados a medir la resistencia de las entidades a salidas de depósitos.
Durante los próximos cuatro meses, los bancos serán sometidos a shocks. La finalidad de este examen es calcular la capacidad de aguante de un banco a estos varapalos, medida en el número de días que es capaz de resistir las salidas de fondos utilizando sus reservas de liquidez y su colateral antes de ser declarado inviable.

Como en anteriores ejercicios de resistencia, las pruebas del BCE se realizarán sobre la base de distintos escenarios hipotéticos. En este caso, habrá tres: base, considerando flujos de salida estables y basados en contratos; shock adverso, en el que habrá salidas de liquidez limitadas y se mantendrá la actividad comercial, y shock extremo, en el que además de salidas severas de dinero, se congelarán la actividad mayorista y se registrarán bajadas de tres niveles en los rating. 

Esta medida no tendrá en cuenta la situación macroeconómica general ni los potenciales shocks sistémicos, sino circunstancias individuales que podrían llevar a las diferentes entidades a crisis de liquidez concretas. Para diseñar los ejercicios de liquidez, Fráncfort se ha basado en una decena de casos recientes de salidas de depósitos reales. Gracias a esta evidencia empírica, los responsables de supervisión del BCE han podido detallar los rangos de salida de efectivo, o las distintas tipologías de liquidez, entre otros factores.

Según el supervisor "el ejercicio se centra en la capacidad de los bancos de afrontar impactos de liquidez idiosincráticos. El ejercicio constituirá la prueba de solvencia de supervisión de 2019". La entidad probará impactos hipotéticos adversos y extremos en los que los bancos tienen un aumento de salidas de liquidez.

El ejercicio se centrará en los flujos de caja a corto plazo que esperan los bancos para calcular "el periodo de supervivencia", que es el número de días que un banco puede continuar operando usando efectivo disponible y con garantías sin acceso a los mercados de financiación.

Las salidas de liquidez (en la memoria el hundimiento del Popular en 2017) no serán iguales para cada banco, sino que tendrán en cuenta los modelos de negocio de cada entidad y serán individualizados. Además, los ejercicios de simulación tendrán en cuenta factores diferenciales como que las salidas de depósitos minoristas o los de clientes institucionales se comportan de distinta manera.

Aunque desde el BCE sostienen que el periodo de supervivencia de la banca no se verá reflejado de forma mecánica en los requerimientos de capital y de liquidez, sí que formará parte de los parámetros con los que el supervisor fija estas exigencias. De hecho, fuentes financieras sostienen que a partir de este test podría requerir colchones de modalidades específicas de liquidez. El supervisor europeo tendrá listos los resultados del test en la segunda mitad del año, aunque no ha concretado si publicará los resultados en el tercer o cuarto trimestre del ejercicio.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...