edición: 2580 , Martes, 23 octubre 2018
05/06/2018

El BCE redujo en mayo la adjudicación de recursos para la adquisición de deuda soberana de Italia

Los trastornos en los mercados por las decisiones de la coalición en Roma no modificó su política
Carlos Schwartz
El Banco Central Europeo (BCE) destinó a la adquisición neta de bonos italianos en mayo un total de 3.600 millones de euros sobre un total de 30.000 millones que se dedican mensualmente hasta diciembre para las adjudicaciones mensuales programadas por el banco emisor en su política de adquisición de activos para inyectar dinero al sistema financiero de la zona del euro. La cifra representa un 12% del total, lo cuál supone la proporción más baja en la adquisición de deuda soberana italiana desde que se inició el programa en marzo de 2015. Por el contrario, el volumen adjudicado a las adquisiciones de deuda soberana de Alemania representó el 28%. En la segunda quincena de mayo los precios de la deuda pública de Italia se hundieron como resultado de la incertidumbre política generada por una coalición de dos partidos reputados como eurófobos, el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga Norte. La coalición designó como candidato a ministro de Economía a un economista crítico con la pertenencia de su país a la zona del euro y sacudió a los mercados a escala global. Superado el incidente tras un muy criticado veto del presidente del Gobierno, Sergio Mattarella, gracias a la designación de un ministro más tolerable para el sistema financiero y la Unión Europea Italia se ha visto obligada a subir el rendimiento de su deuda pública para colocar sus instrumentos financieros. Los partidos de la coalición que intentan formar Gobierno han acusado a “los mercados” de atacar a la deuda italiana. La prima de riesgo del país se disparó, es decir que el diferencial de la cotización entre el bono italiano y el alemán a 10 años registró niveles que no se veían desde hace cinco años.
Políticos del M5E acusaron al BCE de contribuir a una exacerbación de los movimientos en el mercado de deuda y se preguntaban si el nivel de adquisiciones programado por el banco emisor era el adecuado a una situación de tensión excesiva en los mercados de deuda pública por las incertidumbres que generaron las elecciones generales en Italia. 

No cabe la menor duda que para el presidente del BCE, el italiano Mario Draghi, la crisis italiana no ha sido un mero trámite ya que ha puesto sobre el tapete la persistencia de la inestabilidad política en la zona del euro, en un momento en el que se comienzan a perfilar los nuevos objetivos de política monetaria para 2019 que se deberán anunciar en septiembre. 

El imprevisto incremento de la tasa de inflación en el mes de mayo al 1,9% es un nuevo elemento en este escenario en la medida que el objetivo de inflación del BCE es del 2% y su proximidad puede variar de la noche a la mañana los planes de adquisición de deuda soberana aunque para una suspensión del programa de compras de activos haría falta bastante más que una tasa del 2% durante un mes en Europa admiten los analistas financieros.

“Sería útil conocer cuánta deuda compraron el Banco de Italia y el BCE respecto de sus adquisiciones habituales? Han bajado las compras?” se preguntó Carla Ruoco parlamentaria del M5E en un tweet en medio de la crisis la semana pasada. Mientras tanto una figura del entorno del principal dirigente del M5E, Luigi di Maio, comentaba a la prensa que “El BCE y la banca italiana han rebajado sino suspendido sus compras de deuda pública… hecho que se suma a la presión sobre los spreads. La dirigente añadió que “se debilita el programa de adquisición de deuda precisamente en el momento en el que es necesario reforzarlo para asegurar la estabilidad de la Unión Europea”. 

El BCE salió al cruce de estas acusaciones con una nota en la que se afirma que “Varios países entre ellos Francia, Austria y Bélgica, han visto caer su participación en la adquisición neta de bonos en Mayo y no solamente Italia” y se añade que esto es “el resultado de normas acordadas y comunicadas sobre la oportunidad de las reinversiones”. La coyuntura específica del programa de adquisiciones de bonos es resultado de los altos vencimientos de bonos alemanes en el mes de abril que no pudieron ser renovados en ese periodo por completo dejando un saldo para mayo asegurando una mejor distribución en el tiempo para asegurar una implementación suave de las renovaciones”. 

El régimen de asignación de cuotas por parte del BCE para su programa de compra de activos vincula el volumen de la deuda a ser adquirido al producto interior bruto y no al saldo vivo de deuda que cada país tiene en el mercado. El mecanismo de actuación es en general la compra de deuda por parte de los bancos centrales de cada país con una ventanilla específica del propio BCE para acciones específicas. Los bancos centrales nacionales son los que asumen el riesgo de impago de la deuda adquirida. 

En los casos de crisis de deuda el BCE se ha desviado en ocasiones de su mecanismo de asignación preestablecido y en el pasado lo ha hecho con Italia. Sin embargo esta vez no lo ha hecho lo que ha reforzado las suspicacias de los partidos en coalición. El programa de compra de activos de 2,5 billones de euros que está en marcha está sujeto a una revisión cuya característica se dará a conocer en septiembre y entrará en vigor en 2019. 

Los analistas no esperan una cancelación del programa aunque si el ritmo de la inflación se mantiene cerca del 2% el banco emisor no cabe duda de que revisará los volúmenes que adjudicará al mercado a través de las entidades financieras de la zona del euro. Mientras tanto es difícil no pensar que el BCE se atenga a una ortodoxia exacerbada en los casos en los que los objetivos de los gestores políticos de los países sean los que provoquen las reacciones de los mercados con un deterioro del riesgo que se manifiesta en un aumento del diferencial respecto del bono alemán a 10 años.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...