edición: 3097 , Viernes, 27 noviembre 2020
19/10/2020
banca 

El BCE, sin receta para la mora

La banca lleva enviando hace tiempo mensajes al supervisor local en Cibeles que la próxima batalla de la guerra está situada en el frente de la morosidad. Y el Banco de España ha trasladado a su superior europeo la inquietud de sus supervisados por el problema que ya ha comenzado a coger forma e incluso volumen: la mora de los créditos al consumo ha emprendido su particular arrancada al ritmo del 5,6% en los primeros seis meses de pandemia, que equivale al mismo nivel que se registraba a mediados de 2014.

La mora es para el sector una variable que siempre preocupa, obvio, pues significa que la salud de la economía real -las familias y las empresas- no va del todo bien, al tiempo que ese estado se traslada, automáticamente, a la salud de las cuentas. Y la salud de la economía parece comprometida con las deudas de los hogares al alza, consecuencia de las obligaciones de pago corrientes y de la disminución de los ingresos.

Pero no sólo de las familias vienen las preocupaciones de hoy y problemas para mañana, sino también de las empresas, esas pymes de tanto orgullo hispano, también están dando síntomas de una deuda creciente. Las autoridades parecen hoy más preocupadas por la vida de la ciudadanía, que no por sus deudas. Y se muestra más volcada en resolver los problemas de las empresas: estas son las que emplean (y desemplean) pero son las que deben (ratio de deuda) casi el 81% del PIB frente al 61% de las familias.

Pero para la banca estos números son problemas de grueso calibre en tanto que obligan a subir provisiones que, en la medida en que las previsiones sean peores, más altas serán las provisiones. Una ecuación que, sin embargo, no está encontrando respuesta en los cuarteles de los supervisores, donde los técnicos echan las horas y se dejan dioptrías en el montaje de escenarios probables y los altos cargos políticos no dan con la receta adecuada que pueda servir a la banca para paliar los dolores provocados por la morosidad que se ya dejan notar en algunos rostros del sector. La banca no deja de funcionar porque tenga poco capital (preocupación primera del BCE) sino cuando aprieta la mora, como es el caso (y el escaso caso que le hace el supervisor al caso).

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...