edición: 2742 , Miércoles, 19 junio 2019
07/05/2019
banca 
Riesgo de quebranto provocado sobre BBVA

El BCE vigila de cerca la evolución del Garanti por el deterioro del 75% de sus activos

La recesión económica y la devaluación de la lira persisten como causas del deterioro de las cuenta de la filial turca de BBVA
Juan José González
Los resultados de Garanti, la filial turca del BBVA, en el primer trimestre del año han activado las alarmas en el Banco Central Europeo por la repercusión que puedan tener en el banco español y el aumento de los riesgos en este grupo bancario. Las cuentas mostradas por la entidad al término del primer trimestre del año confirman que la situación del turco, lejos de enderezarse, se dirige hacia un peligroso estadio que puede obligar al Estado a tomar cartas en el asunto. El banco registró una caída del beneficio en ese período del 7,7% respecto al mismo trimestre del año antes con un deterioro de sus activos financieros que en tasa interanual se sitúa en el 74,5%, 202 millones de euros que figuran en la partida de activos financieros y vienen a explicar la caída del beneficio del trimestre. Pero esta lectura no coincide con la interpretación del banco español para quien la marcha de la filial turca se ha defendido bien en el primer trimestre del año, dado el entorno complejo en el que desarrolla su negocio, con una economía en recesión. El banco de Carlos Torres, sin embargo, mantiene una valoración de los resultados muy diferente a la que percibe el mercado y estima positivos -se diría que como mal menor- que el deterioro no haya sido aún mayor.
El mercado ha valorado los primeros resultados del ejercicio de forma negativa. Quizá no hay otra vía de interpretación más fiel a la realidad que dibujan los números. Caída del beneficio y pérdida de la valoración de los activos financieros, ambos en tasa interanual, son reveladores de una tendencia a la baja que se mantiene y profundiza a medida que se suceden los trimestres. No es fácil el negocio bancario en un país como Turquía donde, con recesión económica, la inestabilidad e incertidumbre política sigue marcando la vida diaria del país, de su economía, sus empresas y de la población. Y con arreglo a los deterioros registrados en las cuentas el banco ha procedido a realizar los ajustes necesarios.

Tienen en cuenta estos ajustes que la economía, las variables macro, seguirán impactando en las cuentas del banco, y que la caída de la lira se mantendrá en su actual proceso de devaluación. Así las cosas, desde la matriz española explican que no queda otro remedio más que proceder a ajustes, habida cuenta de que no se atisba en el horizonte un cambio sustancial que vaya a afectar a la economía ni, por supuesto, a la divisa. Así que todo seguirá sumando para restar en la cuenta de resultados.

No cabe interpretar la evolución de la macroeconomía de otra forma, pero sí cabe una visión más optimista de la realidad que ofrecen los datos del Garanti, es decir, no puede decirse que todo va mal en un negocio cuyo margen de intereses crece al 20%, precisamente debido a los ingresos de los bonos referenciados a la inflación, como tampoco se puede negar que el negocio va tan mal cuando los ingresos por comisiones crecen al 25,8% interanual. Ambos epígrafes para sí quisiera la banca española evolucionasen de esta forma. Y sin embargo, la explicación del consejero delegado del grupo BBVA, Onur Genç, al que pertenece el Garanti no termina de tranquilizar a las autoridades bancarias europeas.

Sobre el papel, el Garanti está al margen de la disciplina directa del BCE pero no así su grupo y matriz BBVA. De ahí que los problemas de la entidad de un país no perteneciente a la Unión Europea no pueda ser objeto de supervisión por parte del BCE. Lo que no resta para que los responsables de este último, mantengan desde hace tiempo los radares orientados hacia una entidad como Garanti por los posibles daños financieros ante un posible contagio si los acontecimientos políticos y económicos del país se agravan aún más.

Así las cosas, el equipo de Torres y Genç se encomiendan a la evolución de la lira en los próximos meses, sin duda, el factor que determinará si la cuenta de resultados de Garanti sube o baja. Porque los desequilibrios económicos sobre el negocio bancario llegan al banco a diario, en manos de las empresas y particulares que pagan sus créditos en moneda local. El BCE no parece mostrarse optimista de cara al futuro y prevé un mayor deterioro de la lira y de las condiciones económicas del país. De ahí la preocupación por el Garanti y al efecto contagio al resto de acreedores del turco, ya que no es el BBVA la única entidad financiera en situación de alto riesgo. Esto es lo que valoran los mercados.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...