edición: 2747 , Miércoles, 26 junio 2019
30/10/2018

El caótico modelo laboral

La cultura de la complacencia económica ha llegado para quedarse. Confirmado el arraigo de los análisis más sesudos, las autoridades no tienen el menor escrúpulo en salir de venta por las plazas europeas en busca de la aprobación de propuestas y medidas, en principio, progres. Nadia promete en Londres que no habrá contrarreforma laboral, tan sólo unos leves ajustes a un escenario nuevo. El sentimiento de inseguridad se apodera del común que desconfía que tras la subida del salario mínimo llegue una subida de otros impuestos, puesto que aquella medida, la más olímpica de los últimos tiempos, habrá que pagarla en efectivo y no a plazo.

Pero el meollo del asunto de una Nadia complaciente radica en que da igual lo que se haga, se diga, se proponga o se apruebe porque la economía seguirá creciendo a pesar de que se carguen carros y carretas al Presupuesto. Porque hay una especie de conjuro general oficial para garantizar que las cuentas del Gobierno no se desviarán un ápice de las previsiones del cerebro humano que habita en la cabeza de la principal ministra del ramo.

En Londres parece ser que la ministra Calviño calmó a los inversores, temerosos estos de una involución económica a manos de un programa socialista. Nada de cambios ni involución alguna, sino sólo ajustes, ajustillos sin importancia, en la política económica del anterior Gobierno. Nada de giro radical pues no es necesario: los contratos y los salarios seguirán como estaban antes, más o menos en precario, pero eso sí, con algún ajuste.

Y así suma y sigue el equipo de gobierno, con sus prácticas malabares con el lenguaje por herramienta. Más desigualdad, más precarización, menos productividad e inestabilidad laboral son algunos de los desajustes que deberá ajustar la ministra, complacida que está ella con todas las medidas que proponen y las que están en marcha pero que, a pesar de todo, la economía sigue creciendo. El pulso no parece tampoco que le tiemble como para que atienda las cifras que aportan los encargados de la estadística laboral que muestran un mercado de trabajo caótico, deforme y vergonzoso al que sí habría que ajustar no por ajustar sino para estrangularlo de una vez por todas y crear un modelo justo y razonable. Aunque mientras la economía crezca...

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...