edición: 3073 , Viernes, 23 octubre 2020
23/09/2020
banca 

El cliente, sujeto pasivo, sin papel ni papeles en las fusiones

Se dice siempre que las fusiones crean valor para el accionista y se supone que también para el cliente, éste, el sujeto pasivo, sin voz ni voto (en principio) sobre los movimientos que decidan los altos directivos y los dueños de los bancos. A los bancos, como en la cafetearía del barrio, se les llena la boca con el típico tópico "el cliente siempre tiene razón", sin más. Afirmación que se queda ahí, que no va a ninguna parte aunque como declaración de intenciones mejor es que sobre que falte.

El cliente bancario mira la corrida desde los tendidos, no se acerca nunca; si acaso ve el toro o lo intuye, pero siempre de lejos, muy lejos. Su capacidad de participación en la lidia es tan remota que ni siquiera le serviría la muleta para terciar en una hipotética alternativa. El cliente es un sujeto pasivo siempre. Otro asunto es que decida no sacar la entrada para ir a la plaza y acudir a otro festejo. En este caso, el cliente ya está siendo algo que cuenta y que pesa porque sin clientela no hay lidia.

En estos días de fusiones confirmadas, medio concertadas, en marcha bajo secreto sumario o hipotéticas especulaciones, salen a relucir tamaños, potencialidades, capacidades, plazos, beneficios futuros, sinergias, dividendos para los accionistas… de todo menos los detalles que más interesaría conocer al cliente, esto es; servicios, menos costes, menos comisiones, facilidades, atención, algo de cariño... en fin, ya se sabe lo que les interesa a los clientes bancarios.

Se sabe bien aunque muchos bancos se queden en la  mera intuición de lo que necesita, desearía o valoraría más la clientela. Se dice siempre, y se machaca con insistencia, que una fusión es un bien para todos, un beneficio común. Que la tecnología y la capacidad de innovación a la par que derroche de talento resultante de la suma, son tan colosales que todos, sin excepción, saldrán ganando. Las fusiones claro que son beneficiosas para los empleados que mantienen su condición; para el banco por los beneficios de las sinergias, para el accionista si todo va bien, pero ¿para el cliente? El convidado de piedra, el sujeto pasivo, sin papel ni papeles en todas las fusiones. El gran olvidado.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...