edición: 2940 , Viernes, 3 abril 2020
28/10/2019

El despliegue de las redes 5G dista mucho de ser una panacea para los fabricantes de tecnología

Nokia anuncia una suspensión de dividendo y advierte de que ganará menos este año y el próximo
Carlos Schwartz
La proscripción de Huawei en Estados Unidos por el gobierno de Donald Trump bajo la acusación de que podría facilitar información recogida de las infraestructuras de telecomunicaciones a la inteligencia de China, no ha redundado en beneficio de sus principales competidores, las europeas Nokia y Ericsson. La primera anunció que no pagará dividendo sobre el tercero y cuarto trimestre de este año y advirtió que ganará menos de lo previsto en 2019 y 2020. El anuncio hizo caer las acciones de la empresa un 20% sobre el filo del fin de semana. Nokia es uno de los grandes fabricantes de equipos para las infraestructuras de telecomunicaciones, y advirtió que el coste de la producción de los equipos para tecnología 5G era mayor de lo inicialmente previsto. El dinero del dividendo será destinado a la producción de los equipos para 5G. Los motivos para esta situación serían, de acuerdo con la empresa, la caída de los márgenes y del volumen del negocio en China, la fuerte competencia en precios de sus rivales Huawei y Ericsson y un panorama incierto en Estados Unidos por la consolidación en el sector de las telecomunicaciones.
Nokia afirma que su objetivo es reforzar la posición de caja de la empresa para acometer una aceleración de la producción en sus líneas de 5G, y que el pago del dividendo se reanudará en cuanto el objetivo de acumular caja se materialice, pero no ha dado una fecha para ello. La única orientación al mercado la dio el consejero delegado Rajiv Suri, quien afirmó vagamente que esperaba una recuperación a lo largo del 2020.

El mundo de las telecomunicaciones está inmerso en una lucha por el despliegue de la tecnología para la transmisión de datos a alta velocidad denominada 5G y los operadores compiten por su puesta a punto para un protocolo que hará posible la Internet de las cosas por su velocidad. Nokia es el segundo fabricante mundial de equipos para infraestructuras de telecomunicaciones detrás de la china Huawei. Nokia admitió en su comunicación a los inversores que el desarrollo de los equipos iniciales ha sido más cara de lo previsto, mientras en el mercado se siente la presión de la competencia. Huawei y los otros fabricantes chinos siempre han competido en precios y ahora Ericsson también los ha bajado con el objetivo de ganar cuota de mercado.

Los analistas sacaron la cuenta fácil de que la proscripción de Huawei redundaría en beneficio de Nokia y Ericsson en la medida además de que la Administración estadounidense puso todo su empeño en presionar a los gobiernos de otros países para que excluyan a Huawei de sus contrataciones y extiendan la veda a sus propios países. La Unión Europea (UE) se ha resistido a estas presiones, en particular Alemania. Pero con lo que no contaban es con que el mercado chino, tan importante como el estadounidense en dimensiones, tendría un despliegue accidentado del protocolo 5G, lo que redujo los volúmenes de contratación sobre las previsiones iniciales y que la competencia en precios se traduciría en un fuerte deterioro de los márgenes.

Por otro lado, la proscripción de Huawei ha desatado una competencia feroz entre Nokia y Ericsson en el mercado de Estados Unidos donde se disputan los clientes de Huawei. Nokia se quejó la semana pasada de que la consolidación en el mercado estadounidense había hecho las cosas más difíciles. En julio Washington dio vía libre a la fusión entre T-Mobile y Sprint por valor de 32.000 millones de dólares. Ericsson por su parte está sacando rédito de su política global de precios, y la semana pasada anunció que había incrementado sus ingresos y elevó su objetivo de ventas para el 2020 adjudicando la mejoría de sus cuentas a un despliegue de la tecnología 5G por parte de los operadores más rápido del que esperaba, en particular en China. 

La afirmación contrasta con las opiniones de Nokia, pero algunos analistas señalan que la reducción de precios por parte de Ericsson ha sido drástica y ha afectado a todos los mercados. Pero la propia Ericsson ha puesto entre paréntesis su lectura de los resultados al afirmar su consejero delegado, Borje Ekholm, que los volúmenes y los niveles de precios eran difíciles de predecir en ese mercado de cara al futuro. A Nokia no le está dando buenos resultados su estrategia china, un país que ha representado el 8% de sus ventas en el tercer trimestre, puesto que los ingresos de esta región han caído en el tercer trimestre un 21% respecto de igual periodo el año pasado.

Los fabricantes europeos de equipos para infraestructuras de telecomunicaciones para las redes 5G han tropezado además con una mayor lentitud en el despliegue en el viejo continente en la medida que la desaceleración económica enfría los planes de los operadores de la región. Esta percepción ha sido ratificada por las consultorías especializadas que señalan la lentitud en el despliegue del protocolo en los países europeos. Estos mismos analistas señalan que, de acuerdo con los datos difundidos por Huawei y sus propios cálculos, el fabricante chino sigue viento en popa a pesar de su proscripción. Los resultados del tercer trimestre de la empresa aumentaron un 26,7% hasta casi los 30.000 millones de dólares. El eje de su actividad económica son las 52 ciudades que han adjudicado contratos para el despliegue del 5G, de las cuales 42 han elegido a Huawei. Sin embargo la tendencia de los operadores de telecomunicaciones a desarrollar redes compartidas supone una menor demanda de equipos. 

Dos de los tres principales operadores chinos han anunciado esta cooperación, lo que afectará aun más la competencia en el sector, y la más castigada en estas condiciones puede ser precisamente Nokia, quien anunció la semana pasada un beneficio neto de 82 millones de euros comparado con una pérdida de 79 millones de euros en el mismo trimestre hace un año. Las ventas en el trimestre aumentaron un 4,2% hasta los 5.690 millones de dólares. Pero la erosión en el margen de beneficio afecta la obtención de mayores ingresos aunque aumenten las ventas. El margen para los equipos de red fue del 29,1% comparado con el 34,1% anterior.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...