edición: 3100 , Miércoles, 2 diciembre 2020
04/02/2020

El dinero toma las de Villadiego

Tarde o temprano, o quizá nunca, alguien será capaz de explicar a la progresía el equivocado juicio de quien parece estar convencido de que los grandes patrimonios guardan sus millonarios saldos en las célebres sicav, de las que, incluso, se afirma de forma tajante, que no pagan impuestos. De nuevo la fórmula quiere mostrarse operativa y meter el miedo en el cuerpo a los ricos, adinerados, grandes fortunas y capitalistas, piezas preferidas, presas perseguidas por la nueva clase política más joven (y progre).

No corren buenos tiempos para los tenedores de riqueza que estos días, presos de la inseguridad que provocan algunas ideas lanzadas al viento por representantes del Ejecutivo de coalición, acuden prestos y veloces a sus asesores financieros en busca de soluciones y remedios. ¿Emigrar? ¿Esconder? ¿Resistir? ¿Quieto parao? ¿Rescato y a correr? Dudas, muchas dudas son las que estos días de desazón embargan y acogotan al personal adinerado. Cunde el pánico sin razón, o con escasa. El viento acostumbra a traer y a distraer al personal en asuntos sin causa.

La inseguridad jurídica se ha convertido en el pan nuestro de cada día, de todos los meses. Rumores o mensajes, a veces meteoritos en forma de opiniones que llegan de los propios poderes públicos, de la Administración Central del Estado: que si habrá reforma fiscal, que hay que aumentar la recaudación, a secas, para interpretar que "estos van a pegar una subida que nos van a dejar tiesos". Cambios en los impuestos al ritmo de la cambiante también meteorología porque el tiempo anda revuelto. Es probable que los rumores que tanto ruido están provocando entre todo tipo de patrimonios comiencen a confirmarse en breve, a nada que el Gobierno coja carrerilla. 

Nuevos tributos con nuevos argumentos. Más inseguridad jurídica porque el cambio del marco fiscal está a la vuelta de la esquina. Da igual porque el objetivo sigue siendo el mismo: las sicav. ¿Piensan los gobernantes de hoy que los patrimonios grandes siguen esperando al hachazo fiscal en gestación? ¿Habrá asesores fiscales capaces de recomendar a la clientela que espere y no se preocupe, que no pasará nada? Habrá que pensar que si una entidad como Bankinter deja caer así, como quien no quiere -o quiere- la cosa que en Luxemburgo está la solución, el resto, asesores y millonarios, ya habrán dado la orden de coger el dinero y salir corriendo. No hay nada como los rumores para tomar las de Villadiego.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...