edición: 2742 , Miércoles, 19 junio 2019
27/03/2010

Elecciones regionales italianas o “una lucha entre el bien y el mal”

Pedro González
Para el presidente del Gobierno de Italia, Silvio Berlusconi, las elecciones regionales de los días 28 y 29 son un test nacional, “un combate entre el bien y el mal”, dejando claro por supuesto que el bien es él mismo y el mal está encarnado por “la izquierda de las críticas, del pesimismo y de las catástrofes”. Los 44 millones de electores italianos, llamados a decidir quiénes se ocuparán de sus necesidades más próximas, han contemplado una campaña brutal, en la que no ha faltado ninguno de los ingredientes que sazonan la política italiana: exabruptos y descalificaciones, escaramuzas judiciales, manifestaciones y contramanifestaciones con autobús, bocadillo y generosas dietas incluidas, y presiones de todo tipo sobre los medios, especialmente los audiovisuales de la RAI, un terreno en el que Berlusconi se mueve con la arrogancia del que se sabe dueño y señor de las ondas.

El Pueblo de la Libertad (PDL), el partido de Berlusconi nacido de la fusión de Forza Italia y de la Alianza Nacional de Gianfranco Fini, sale perdedor en todas las encuestas. Sin embargo, ese dato es despreciado por el propio primer ministro, que recuerda que también en 2005 la izquierda de Romano Prodi ganó en 11 de las 13 regiones italianas con el 54% de los votos, preludio de su victoria también en las parlamentarias de 2006. Aquello fue no obstante un espejismo porque apenas veinte meses más tarde hubieron de celebrarse nuevas elecciones generales, que pusieron de nuevo y por tercera vez a Berlusconi al frente del Palazzo Chigi.

En esta ocasión, los tribunales han impedido que el partido de Berlusconi concurra a los comicios en la región del Lazio, por haber transgredido los plazos de presentación de las listas, una incidencia que se produjo debido a las luchas intestinas en el seno del PDL. Esa ausencia otorga a la ex comisaria europea Emma Bonino el papel de favorita en una región especialmente sensible por su proximidad con el Vaticano. No son por ello ajenas a este hecho las diatribas de Berlusconi a Bonino, a la que acusa de “anticristiana” y “fomentadora del desenfreno de los matrimonios homosexuales”. Al primer ministro italiano no le ha importado en absoluto fomentar su imagen machista, ya que Mercedes Bresso, presidenta de la región del Piamonte y candidata a la reelección, se ha visto atacada por su aspecto físico. La líder piamontesa no se arredró y contraatacó afirmando que su figura no necesita los liftings de Berlusconi ni las toneladas de maquillaje que éste desparrama sobre sí mismo desde el amanecer.

Al margen de estas escaramuzas dialécticas, el principal temor del PDL es la abstención, que al igual que en Francia podría proporcionar a la izquierda una victoria aplastante. Así lo creen los candidatos del Partido Democrático (PD), para quienes Il Cavaliere esta vez sí que está acabado, no solo por un año largo de escándalos personales y sexuales sino también por la enorme ristra de juicios que aún tiene pendientes. A este respecto, su reiterada descalificación de los jueces y fiscales ha sido una dura contribución a la creciente desconfianza de los italianos en sus instituciones.
 
En lo que no parece haber dudas es en que la xenófoba Liga Norte de Umberto Bossi proseguirá su escalada. Es la única formación que proclama abiertamente su intención de hacer la vida imposible a la inmigración ilegal, y muy difícil a los extranjeros con los papeles en regla. Su divisa “Nosotros los primeros” concita crecientes simpatías entre los muchos italianos sacudidos por la crisis, lo que le augura una influencia mayor a escala nacional sobre su aliado Berlusconi.

MERKEL IMPONE SUS TESIS EN EL PLAN DE RESCATE A GRECIA

Ni Zapatero, ni Van Rompuy ni Barroso. La UE vuelve a funcionar en función del eje franco-alemán, y dentro de él al son que toca la canciller Angela Merkel. El dispositivo de ayuda a una Grecia al borde de la bancarrota se logró gracias a que todos cedieron a la intransigente posición germana, que exigió la contribución financiera del FMI frente a las tesis del BCE, que advertía sobre la impresión de debilidad que mostraría una UE incapaz de resolver por sí misma la primera gran crisis del euro sin recurrir a instancias extracomunitarias.

El plan, también conforme a las exigencias de Merkel, solo se activará como último recurso, es decir cuando el Gobierno griego haya agotado todas las posibilidades de obtener recursos de los mercados. Eso puede ocurrir a no tardar mucho, si se tiene en cuenta que Atenas solo puede colocar su deuda a costa de pagar intereses en torno al 6%. Pero tampoco será Grecia quién decidirá el momento en que el plan ha de entrar en marcha, ni siquiera Bruselas, porque Merkel también ha impuesto su derecho de veto, es decir la última palabra. El montante del plan se ha cifrado en 25.000 millones de euros, de los que 10.000 millones serían aportados por el FMI y los 15.000 restantes por la eurozona, en forma de préstamos bilaterales coordinados por la Comisión Europea. La aportación prevista para cada país estaría en función de su participación en el capital del BCE, lo que para España supondría un montante en torno a los 2.000 millones de euros.

Esta crisis y la solución acordada han puesto al descubierto una actitud especialmente dura de Alemania, tradicionalmente el pagano máximo de todos los problemas de la UE. El antiguo gigante económico y enano político que era Alemania se ha trocado en un tonante dragón decidido a mandar de verdad en la UE, por encima y en pugna con el otro gallito que es Francia.

AGUA LIMPIA PARA UN MUNDO SANO

El 36% de las reservas mundiales de agua dulce se hallan en América Latina, que solo cuenta con el 9% de la población de la Tierra. Solo el Amazonas vierte al mar cada día el equivalente al consumo de una ciudad como Nueva York en nueve años. Pese a tanta abundancia natural, hay 85 millones de iberoamericanos que no tienen agua corriente y 115 millones sin acceso al saneamiento. Para intentar paliar estas carencias fundamentales el Gobierno español ha puesto en marcha esta semana un Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento, destinado a América Latina, comprometiendo un desembolso de 1.500 millones de dólares, a lo largo de un periodo de cuatro años. El doble objetivo de esta iniciativa, surgida de la XVII Cumbre Iberoamericana, celebrada en noviembre de 2007 en Santiago de Chile, consiste en contribuir a hacer efectivo el derecho humano al agua, y en ayudar a reducir a la mitad, para 2015, la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento, lo que se conoce como la Meta 3 del Objetivo 7 del Milenio.
 
Además de los 46 proyectos de saneamiento en la práctica totalidad de los países de Iberoamérica, la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodriguez, anunció una nueva dotación de 35 millones de dólares destinada a Haití, cuyas deterioradas infraestructuras han quedado totalmente destruidas por el terremoto.

POR QUÉ ESPAÑA ABANDONÓ A LOS ESPÍAS DEL CNI EN IRAK

El Gobierno de José María Aznar nunca declaró formalmente la guerra a Irak, siempre utilizó otras expresiones, especialmente la de “intervención militar”, para explicar la participación de España en aquella operación decidida y escenificada en las Azores. Aquella decisión ha tenido muchas consecuencias para nuestro país. Entre las primeras, hay que destacar el asesinato de ocho agentes del CNI en dos atentados cometidos en Irak, a partir de los cuales España se quedó ciega y perdió las valiosas informaciones que le proporcionaban de aquel trascendental escenario de Oriente Medio agentes perfectamente introducidos.

El relato de aquellos tristes sucesos constituye la trama de Sin Cobertura (Editorial RBA), un auténtico thriller político, escrito con un ritmo trepidante por Eduardo Martín Pozuelo y Jordi Bordas, fundadores y principales pilares del equipo de investigación del diario La Vanguardia.

Con un pulso narrativo extraordinario, esta novela de nuestra historia más reciente describe minuciosamente las investigaciones realizadas por los agentes del CNI en torno a los motivos que llevaron al Gobierno de José María Aznar a participar en la invasión de Irak. El CNI contó con informadores iraquíes que solo pidieron a Madrid pasaportes y una pequeña cantidad de dinero para salir del país, una vez se quedaron al descubierto. No obtuvieron ninguna de las dos cosas y los ocho agentes perecieron en dos emboscadas. Traición, venganza, delación pudieron ser la causa inmediata de aquella matanza.

Martin Pozuelo y Bordas repasan al hilo de la trama todos los acontecimientos que terminaron con nuestras tropas en Irak mientras millones de españoles se manifestaban proclamando “No a la guerra” en las calles: los intereses ocultos tras el programa “Petróleo por alimentos”, los esfuerzos de Aznar por organizar la cumbre de las Azores, los desencuentros entre el Rey y el presidente del Gobierno, la muerte del primer español en el conflicto (el capitán de navío Manuel Martín-Oar), la obsesión de los dirigentes políticos por acabar con ETA, olvidándose casi totalmente del terrorismo islámico, la muerte de los periodistas Julio Anguita Parrado y José Couso, el accidente del Yakovlev-42 en Turquía, el asesinato del agente secreto José Antonio Bernal y, al fin, la muerte colectiva de los siete agentes del CNI en las calles de Irak.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...