edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
12/04/2018
banca 
Sólo volverán 14.275 millones de euros

El Estado ya reconoce que será imposible recuperar 40.000 millones del rescate

La Sareb lo admite abiertamente y Bankia reconoce que la cotización hace casi imposible la devolución total
Juan José González
Algo parece haber cambiado en los últimos días en el túrbido pantano en el que se mueven desde su creación los fondos del Estado dedicados al rescate de la crisis, en concreto, de las entidades financieras. Al respecto, dos intervenciones públicas han dejado al descubierto el plan del Ejecutivo por el que pretende ofrecer a la opinión pública un relato oficial, no sólo del dinero `invertido´ en los rescates, sino de lo que parece que tendrá una más farragosa justificación: la irrecuperabilidad de la totalidad, o gran parte, de las cantidades `sacrificadas´ en tal empresa. Si el jueves pasado, era el presidente de la Sareb, Jaime Echegoyen, quien admitía que el `banco malo´ no podría devolver a sus socios y accionistas "toda su inversión inicial", este lunes era el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri el que venía a dar alguna pista sobre la dificultad que entraña la devolución de las ayudas públicas, habida cuenta del `círculo vicioso´ en el que se mueve los avatares de la entidad. Círculo que comienza en este caso con la presión que supone la cuenta atrás del plazo previsto para la privatización de la entidad -antes de diciembre de 2019, si bien podría retrasarse- y la cotización o valoración de los títulos en el mercado y que en la práctica hacen de la misión (recuperar las ayudas del Estado) un imposible metafísico. Como también es real que la planificada venta de paquetes no obrará el milagro de la recuperación del dinero e, incluso, que tampoco el plan `C´ (una fusión con uno de los grandes) no conseguiría superar ni el 25% de las ayudas públicas. Presiona también la opinión de la Comisión Europea que se tema que la Sareb vaya a precisar aliento adicional, aportación complementaria de sus accionistas.
El relato oficial continua siendo, en definitiva, la pieza que hace falta para explicar a la opinión pública, inversores y mercado, que si bien el objetivo planificado por el Estado es la recuperación del dinero aportado a las entidades en crisis, ya no será posible y que las dificultades de la coyuntura tan sólo permitirán que los deudores devuelvan "la mayor cifra de dinero posible". Este relato, auténtico y crudo, ya sin declaraciones retóricas, seguía estando pendiente. 

Explica un alto cargo de la Administración que "no cabe ofrecer un relato convincente cuando no se están sustanciando responsabilidades; tan sólo se asumen y sin coste alguno". Viene a decir el funcionario que ha sido necesario el paso prudente de un tiempo de recomposición y reestructuración, el que ha transcurrido en estos últimos seis años, en el caso de la Sareb, y nueve en el caso del Frob, para reconocer que el Estado sólo podrá recuperar una pequeña parte de los 2.200 millones de euros inyectados en 2012 (correspondientes al 45% del capital público que tiene a través del Frob).

Pero en el caso de Bankia el relato tiene más enjundia porque la magnitud de la deuda es sustancialmente mayor, y, por si o fuera suficiente, ahorradores, inversores y contribuyentes no olvidan aquella terca afirmación de la vicepresidenta del Gobierno, a dúo con el ministro de Economía, que el rescate bancario "no costaría un sólo euro a los españoles", aseveración que ahora es todo un problema para el nuevo relato que se pretende y en el que debe aparecer, como así consta en la música que adelanta Echegoyen y alguna nota también Goirigolzarri, que ya no será posible recuperar todo sino una parte y hoy todavía de imposible cuantificación.

No pinta bien el horizonte para los planes del banco, pues si con los rumores se van también las expectativas, el reconocimiento del presidente de Bankia al negar cualquier pretensión de fusión con el BBVA, viene a destruir las esperanzas de accionistas y ahorradores que mantienen en sus carteras acciones del banco. Es probable que la fusión con alguna otra entidad bancaria fuera para estos la única o última esperanza de recuperar la inversión perdida. Expectativas que acaban de ser borradas por Goirigolzarri.

De la misma forma que se van también las expectativas creadas se diluyen también las esperanzas de los contribuyentes, cada vez más cerca de conocer el alcance del desastre. En el relato oficial, basado en un informe del supervisor local, se da por hecho que ya nunca se recuperarán las ayudas del Estado en su totalidad, hecho objetivo en tanto que es el propio Banco de España el que, en un informe sobre el balance del coste de los rescates, publicado en septiembre pasado, ya admitía que "recuperará tan sólo el 26,3% del total de los 54.353 millones de euros inyectados desde 2009" en las entidades financieras con problemas.

Mal negocio, por tanto, para el contribuyente del que los gestores financieros del Estado (en el Frob y en el Banco de España) deberían dar cuenta con periodicidad anual y así hasta el ejercicio de liquidación del Frob (el banco malo) previsto para 2028. A diez años vista de ese final, antes que esperar mejores rendimientos de las inyecciones del Estado, quizá sea más razonable trabajar para que no se produzcan más pérdidas, sobre todo cuando se va a oficializar que no se recuperará todo. El nuevo relato recoge que de los 54.353 millones de euros inyectados por el Estado a través del Frob, considera recuperables 14.275 millones, es decir, el 26,3% del total, en otras palabras: el Estado pierde en la empresa 40.080 millones de euros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...