edición: 3026 , Lunes, 10 agosto 2020
22/06/2020

El fondo de la UE en el que el Gobierno fía el plan para la reconstrucción económica, sin consenso

La primera aproximación a un acuerdo desvela que Alemania concuerda con Holanda en la supervisión
Carlos Schwartz
El proyecto de un plan europeo de reconstrucción económica de 750.000 millones de euros que se dividiría en dos tramos, uno de ayudas directas y el otro en créditos sin condiciones, se desdibuja a medida que se abre el abanico del debate sobre su concreción. La videoconferencia convocada sobre el filo del fin de semana para fijar posiciones iniciales ha mostrado un primer dato muy relevante, y algunos otros indicativos. Angela Merkel, la Canciller alemana, se mostró de acuerdo con el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, en la condición de que los planes de reforma presentados por los países sean analizados por el Consejo Europeo privando a la Comisión Europea (CE) de sus pretendida soberanía para decidir sobre dichos planes. La propuesta inicial de la presidenta de la CE, Úrsula von der Leyen, sufre así su primer revés de consideración. Rutte fue más lejos porque exigía que la aprobación de los planes sea por unanimidad. Merkel no se definió sobre este aspecto, pero de una negociación en torno a estas divergencias lo que necesariamente ocurrirá es que se admita como método el de una mayoría cualificada. Esto quiere decir que la idea de incondicionalidad de la financiación que Bruselas pueda dar a cuenta de este fondo ha pasado a mejor vida. O que jamás estuvo realmente en juego más que en la cabeza de algunos de los líderes europeos, entre ellos el presidente Pedro Sánchez.
La posición de Holanda tiene el respaldo de Dinamarca, Suecia y Austria pero potencialmente puede arrastrar a otros países como Finlandia. Lo que está claro es que las ayudas del paquete propuesto por la presidenta de la CE, tras el anuncio de un acuerdo franco alemán para un plan de reconstrucción en el que existieran ayudas, estarán destinadas a reformas y que dichas reformas propuestas por cada país requerirán el acuerdo de la CE y del Consejo. La segunda parte de esta historia es que los plazos para la entrada en vigor del Fondo de Recuperación previsto inicialmente para finales de julio corre el serio riesgo de un retraso hasta el otoño. En los hechos el Gobierno sabe que algunas de sus propuestas de reforma no encontrarán reparos porque fueron introducidas en el plan de gobierno presentado por la ministra Nadia Calviño a Bruselas en el invierno de 2019, y esos planes incluyen una reforma del mercado laboral consistente con la de las pensiones, en la línea de la denominada mochila austriaca. Algo que cuenta con el aval del ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá.

En el debate inaugural del proyecto de fondo sin embargo se tocaron otros puntos que pueden determinar que el paquete sufra modificaciones sustanciales. Uno de ellos es el que estipula las condiciones para la asignación de recursos, la clave de asignación se basa de acuerdo con la CE en la población del país, la media de la tasa de paro del país en los cinco años entre 2015 y 2019, y el producto interior bruto per cápita. Esta metodología haría que España e Italia fueran dos de los grandes receptores de los fondos concedidos con carácter de ayudas. Pero la aplicación de estos criterios también beneficiaría a algunos países del Este de Europa que han sido menos afectados por la pandemia Covid-19, como es el caso de Croacia, Rumanía o Hungría. Este hecho desató la oposición de Austria, Suecia, Dinamarca, Holanda, pero también la de Irlanda y Bélgica que exigieron cambios a estos parámetros.

Las naciones opuestas a la clave para determinar la distribución de los 310.000 millones de euros que se canalizarían hacia las ayudas de acuerdo con los planes de reforma por país exigieron la modificación de los criterios por considerar que se apoyan en datos estadísticos anticuados. Von der Leyen defendió los criterios adoptados, señalando que la media de la tasa de paro en cinco años daba una idea de la fortaleza con la cual cada país había enfrentado la crisis desatada por el coronavirus. De acuerdo con la presidenta de la Comisión los modelos basados en datos más recientes o más restringidos en el tiempo arrojaban resultados muy similares. Pero este obstáculo promete alimentar un debate que no será fácil zanjar en la medida porque la lucha por la adjudicación de las ayudas no será neutral ya que cada país espera obtener su cuota de este recurso.

El debate preliminar que duró apenas cuatro horas y cuarto, comparado con las maratones habituales que suelen rodear este tipo de acontecimientos, también puso de relieve la existencia de otras cuestiones que no están resueltas. Hay divergencias sobre la magnitud del fondo de reconstrucción, sobre la parte que debe asignarse a las ayudas y la que debe ser otorgada bajo la forma de crédito, lo cual hace prever que el plazo de finales de julio para la aprobación del proyecto se quede corto. Fuentes de la CE esperan cuando menos que el fondo pueda recibir luz verde a lo largo del verano. Angela Merkel hizo un llamamiento tras la reunión para que se proceda con celeridad resaltando que esta es la peor crisis en la historia de la UE. 

Llama la atención la información parcial y limitada que la Moncloa ha filtrado sobre el contenido de la reunión. Es cierto, señalan fuentes de la CE que el objetivo del encuentro remoto ha sido “el de una toma de contacto” inicial convocada por Charles Michel, quien tiene a su cargo la actividad del Consejo Europeo. La única virtud de la reunión ha sido que ha dejado delineadas las divergencias poniendo el foco en que el trabajo está por hacer y resaltando que el Fondo de Recuperación está muy lejos de ser lo que nos pintan. Es necesario en este sentido tener en cuenta que todos los planes del Gobierno giran en torno de este proyecto de la CE. Un proyecto que de momento no existe.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...