edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
21/11/2019
banca 
Un previsor fondo de rescate

El FROB ya está listo para resolver, “llegado el caso”, los bancos pequeños en crisis

Cuenta ya, tras concurso público, con auditor, consultor, abogado y financiero, todos expertos en liquidaciones y soluciones para situaciones de crisis financieras
Juan José González
Con exquisita discreción, el Frob, el Banco de España y la Junta Única de Resolución (JUR) mantiene su actividad relativa a lo que se podrían llamar los preliminares o preparativos para activar la resolución de entidades bancarias de pequeño tamaño, esto es, por debajo de los 30.000 millones de euros de activos. No se trata de un asunto urgente que hayan decidido las autoridades, sino de una deficiencia o carencia del fondo de rescate español dado que el organismo citado no disponía de la logística necesaria que precisaría una resolución bancaria. Al fondo de rescate le faltaba armar la estructura organizativa experta para poder acometer una resolución (o dos al tiempo) llegado el caso. Y el tiempo parece haber convenido en dar un respiro al organismo público, tiempo que éste no ha desperdiciado y que ha empleado en conformar el equipo necesario para tal trabajo. Insisten en medios próximos al fondo que se trata de una actividad obligada, contar con auditores, consultores, abogados y bancos de inversión todos expertos "sólo para que actúen llegado el caso". Y el caso no ha llegado todavía. El objetivo era simplemente contar con los expertos que se apunta, estar preparado para, el mismo día en que una entidad bancaria supervisada por el Banco de España entrase por la puerta solicitando el auxilio por la proximidad de una quiebra, estuviera listo el quirófano y, sobre todo el equipo médico y cirujano para comenzar la operación de inmediato.
Lo cierto es que en esa situación, de proximidad a la peor situación financiera posible, la quiebra, se encontraban hace unos meses una o dos entidades bancarias. Luego las prisas eran desde hace meses evidentes. En el sistema financiero español conviven en diferente grado de dificultad y aprieto cuatro entidades. Dos de ellas parecen estar superando los malos tragos del final del pasado ejercicio, y otros dos buscan una salida, por fusión, para el próximo ejercicio, un momento que se presenta decisivo para la continuidad de algunos de los proyectos financieros nuevos.

Se insiste en que este trabajo en el FROB, poner a punto el mecanismo de resolución, es trabajo atrasado, deberes sin hacer en vía de apremio por parte de la JUR. Pero también es un asunto coyuntural en tanto se pudo dar la ocasión, el suceso de una entidad que bordeó la quiebra pero que se salvó por la campana de un cliente institucional que salió al rescate. De otra forma, sin el cliente salvador, el FROB no habría podido hacerse cargo de la operación y hubiera necesitado hacer un concurso urgente para que un banco de inversión, un despacho legal experto y una consultora hicieran su trabajo. Al convocar el organismo público un concurso público, obviamente, muy restringido, para dotarle de esas carencias, se puede decir que el problema ha dejado de serlo.

Ahora el FROB analiza y trabaja en el resultado final del concurso cuyo plazo de presentación de candidaturas expiró el pasado día siete. Sin conocer los resultados de las sociedades presentadas, y ante la ausencia de informadores y filtradores, se hace necesario esperar a la comunicación oficial del organismo. Eso sí, una fuente oficial sí se ha mostrado dispuesta a explicar el perfil y los objetivos que se quería encontrar en los interesados. De las condiciones y requerimientos exigidos se desprende, en primer lugar, la voluntad del organismo de rescates de agotar todas las soluciones posibles antes de presentar a la JUR una resolución.

Soluciones conocidas como la simple venta del banco a una entidad del sector, sea nacional o extranjera, la recapitalización del banco, puesto que es esta una segunda (o primera, según el caso) causa de las dificultades de un banco pequeño, o bien, la segregación de activos tóxicos, improductivos, inmobiliarios, etc. Y todas estas labores deberían ser analizadas y propuestas por los expertos ad hoc, es decir, un auditor, un consultor, un abogado y un financiero, funciones que difícilmente podrían ser soportadas en régimen de permanencia por un organismo público, de ahí su necesaria subcontratación.

Sin embargo, todo indica (en base al silencio administrativo del organismo público) que la selección de candidatos para desempeñar las funciones señaladas no ha sido sencilla y que incluso se habría solicitado la ampliación del plazo de selección habida cuenta de las dificultades de los candidatos. Por un lado, la dificultad de encontrar candidatos con experiencia suficiente en operaciones de preparación de resoluciones, pero por otro también la escasa y muy baja remuneración de los servicios ofertados, lo cual habría provocado la escasa presentación de ofertas. En todo caso, llama la atención la tranquilidad y quietud de las autoridades en poner en marcha una iniciativa que hace apenas seis meses pudo haber pillado por sorpresa al fondo de rescate.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...