edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
01/02/2019
banca 

El Gobierno alemán es favorable a una fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank a corto plazo

El escepticismo de los accionistas, los clientes y la administración sobre el banco deja pocas opciones
Carlos Schwartz
Fuentes próximas al Gobierno y algunos miembros de las agencias de regulación en Alemania, han filtrado a la prensa la existencia de un acuerdo en el seno del gobierno de coalición entre Olaf Scholz, ministro socialista de Finanzas y su grupo, y la canciller Angela Merkel y su partido para favorecer, hay quien dice impulsar, una fusión, a corto plazo, entre los dos primeros bancos del país: Deutsche Bank y Commerzbank. Una fuente de un regulador con competencias sobre el sector bancario dijo haber estudiado las alternativas de una fusión y haberlas apoyado de forma oficiosa. De acuerdo con fuentes al tanto del proceso que involucra a ambas entidades de crédito, la fusión es una idea impulsada por el ministro Scholz y su Partido Socialista (SPD) quien ha logrado ganar a la causa a la canciller y su partido, la CDU.
Sobre el detonante de este proceso, que las fuentes consideran que se llevará adelante antes del verano, hay dos versiones, que no se podrán contrastar con la realidad hasta que la fusión se lleve adelante. La preferida por los funcionarios y los políticos afirma que una fusión de esta naturaleza persigue la constitución de un gran banco, con dimensión para operar a escala internacional y medirse con los grandes bancos estadounidenses. Un campeón nacional de la banca. Scholz y el SPD consideran que la banca es un instrumento de la política industrial del país. 

De acuerdo con este criterio la banca es instrumental y no un fin en sí mismo y debe apoyar la penetración de la producción industrial de Alemania en el resto del mundo. Mientras tanto las acciones de Deutsche cayeron un 4,9% para cotizar a 7,69 euros al cierre y las de Commerzbank un 6,9% y cotizaron al cierre a 6,27 euros. Por contraposición el índice Eurostoxx 600 para bancos cerró con una caída del 2,3% para la jornada.

De acuerdo con las fuentes consultadas la canciller Angela Merkel ha llegado a un acuerdo con sus aliados de gobierno sobre la necesidad de la fusión, que abarca a su partido, el cristiano demócrata CDU. La otra versión es menos benigna, y afirma que la situación patrimonial de los bancos no es buena y que impulsar un saneamiento por partida doble es más complejo y costoso que apelar a una fusión con una inyección de capital del estado.

El consejero delegado del Deutsche Bank, Christian Sewing, que lleva en el cargo nueve meses, ha dicho al Gobierno, a los accionistas y a los clientes, que necesita tiempo para subsanar los problemas de rentabilidad y costes del banco antes de considerar seriamente la posibilidad de una fusión. El alto ejecutivo ha advertido de que para lograr avances significativos con su objetivo de rentabilizar la entidad necesita al menos 2019 completo. Sin embargo, Sewing ha manifestado en varias oportunidades que su objetivo estratégico es la permanencia de Deutsche como un banco independiente y a nivel individual. El alto ejecutivo tiene en este sentido el apoyo de un grupo de accionistas. 

De acuerdo con las fuentes consultadas Sewing deberá presentar resultados que dejen en claro que el banco se ha estabilizado al finalizar el primer trimestre de este año. Los analistas más suspicaces consideran que la entidad no ha hecho una limpieza de sus carteras de activos lo suficientemente profunda, y que en la entidad subsisten activos deteriorados improductivos que se deben eliminar del balance. Estos analistas consideran que la situación de Commerzbank, a pesar de un plan de saneamiento con ayuda del estado, tras la crisis financiera de 2008, está caracterizada por el mismo problema. 

Estas fuentes consideran que la fusión es la fórmula que el Gobierno ha encontrado para un saneamiento paralelo y simultáneo de los dos grandes bancos del país. Si esta hipótesis es correcta, el estado deberá aportar capital a la fusión. A resultas del aporte de capital a Commerzbank el estado es propietario del 15% del capital de ese banco. De acuerdo con el cálculo de los analistas en la entidad resultante de una fusión, el estado mantendría una participación residual del 5% en la nueva entidad. No obstante, esa valoración parte del supuesto de que no habrá más inyecciones de capital en un proceso de fusión. Un extremo que es harto dudoso. El proceso se presenta, por lo tanto, como una fusión tutelada por el Gobierno de coalición y en la base del acuerdo lo que hay es la necesidad de dar una salida a los dos grandes bancos del país sacudidos por la crisis.

Tanto Deutsche como Commerz tiene problemas de rentabilidad. Pero el origen real de esos problemas es algo sujeto a opinión. Una masa de créditos improductivos pueden dar origen a pérdidas encubiertas en la medida que se declaran ingresos y se pagan impuestos sobre activos que en realidad están financiados por el resto de la actividad del banco. Esto conduce a un ocultamiento de las pérdidas y éstas se expresan como una falta de rentabilidad del conjunto de las operaciones del banco.

Está claro que los accionistas de la entidad desconfían de su situación y que los inversores se muestra reticentes a la compra de las acciones de los dos bancos. Un resultado perceptible de esta situación es la caída del 54% en el último año de la cotización de las acciones de Commerzbank y del 56% en la cotización de las acciones de Deutsche Bank.

Si finalmente hay una fusión, lo que parece inevitable a juzgar por el acuerdo a nivel político entre los socios de la coalición de gobierno, la magnitud de la inversión del estado en esa operación será directamente proporcional a las necesidades de saneamiento de la entidad resultante. Si esa operación es de una dimensión significativa nos vamos a encontrar con una nacionalización de hecho de los dos más grandes bancos privados del país.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...